Presentación

LJ GuerreroHola a todos. Me llamo Luis Javier Guerrero Misa. Soy Arqueólogo e investigo en la Sierra de Cádiz.

Me he animado a escribir en un Blog para dar a conocer mis trabajos en el mundo de la Arqueología, en el que llevo desde los 18 años (aunque con algún que otro paréntesis profesional). Espero poder compartir con todas aquellas personas interesadas en la Historia en general y en la Arqueología en particular, mi pasión por esta ciencia, sean o no profesionales de ella. Me gustaría que mis investigaciones, pero también mis dudas y mis problemas sobre la arqueología, lleguen al mayor número de personas. La Arqueología no tiene sentido si no se divulgan sus descubrimientos y no avanza si no existe publicación y discusión de las investigaciones de cada arqueólogo, de cada equipo de investigación. Creo firmemente en la difusión de nuestro trabajo, demasiado hermético, a veces, para la sociedad a la que estamos obligados a informar.

Por último, espero y confío que estas páginas sirvan para difundir el rico legado histórico y cultural de la comarca en la que vivo, la Sierra de Cádiz.

Confirmación de la ceca hispano-romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz)

Lo prometido es deuda. Hace unos meses os informaba que en el transcurso de la revisión de un artículo que la revista numismática hispano-francesa OMNI me había solicitado sobre la nueva moneda de Ocuri aparecida hace un par de años, me indicaron la existencia de otra moneda (la tercera por tanto) que presentaba las mismas características de las dos conocidas hasta ahora y que, por error, se habían adscrito a la ciudad romana de Iptuci, sita en el Cabezo de Hortales, en el término municipal de Prado del Rey (Cádiz). De este hecho di cuenta en este mismo blog y prometí que publicaría aquí y en otros lugares públicos el artículo completo, que incluye ya a las tres monedas.

En julio pasado se publicó, finalmente, este artículo con el título “Confirmación de la ceca hispano-romana de OCVRI (Ubrique, Cádiz)” en el número 9 de esta revista, en las páginas 105 a 117.

En este artículo, destinado al mundo numismático que no conoce a priori nuestro yacimiento, hago una introducción sobre el yacimiento del Salto de la Mora explicando su descubrimiento a finales del siglo XVIII por Juan Vegazo, auténtico pionero de la arqueología de campo andaluza, así como un breve repaso a la historiografía de la ciudad hasta la reciente reapertura al público que, vivamente, aconsejo.

Lógicamente, el tema central es la descripción de las tres monedas que hemos adscrito a la ceca de Ocuri, detallándolas y analizando sus principales características. Además intento relacionar lo que sabemos de cada una de ellas y aprovecho para realizar un somero análisis de las emisiones de la ceca de Iptuci para despejar dudas. Incluyo no solo fotos de las tres, sino un trabajo de dibujo a partir de la vectorización de la segunda moneda que nos ha aportado nuestro compañero y amigo, el antropólogo Manuel J. Castro, de la Asociación “Papeles de Historia”.

Dibujo vectorizado del anverso de la segunda moneda de Ocuri realizado por Manuel J. Castro y recogido en el artículo de OMNI nº 9.

Dibujo vectorizado del anverso de la segunda moneda de Ocuri realizado por Manuel J. Castro y recogido en el artículo de OMNI nº 9.

Dibujo vectorizado del reverso de la segunda moneda de Ocuri realizado por Manuel J. Castro y recogido en el artículo de OMNI nº 9.

Dibujo vectorizado del reverso de la segunda moneda de Ocuri realizado por Manuel J. Castro y recogido en el artículo de OMNI nº 9.

Espero que estos hallazgos no sean los últimos, pues estoy convencido que, a pesar de que sospechamos que la emisión pudo ser muy corta en tiempo y cantidad, pueden aparecer nuevos ejemplares tanto en colecciones particulares como en museos que estén mal catalogadas. La difusión a través de un órgano de la comunidad numismática internacional como es la revista OMINI, ayudará notablemente a su conocimiento y podría contribuir a la “aparición” de nuevos ejemplares.

Como termino diciendo en este artículo, quedamos, por tanto, a la espera de la identificación de nuevas monedas de esta ceca por lo que se impone la revisión de muchas colecciones, tanto públicas como privadas y que podamos estudiarlas, analizarlas y catalogarlas adecuadamente. La aparición de estas monedas que fueron acuñadas en la ciudad romana de Ocuri, representan no solo la confirmación de la existencia de esta nueva ceca de la Hispania Ulterior, sino que, para los que estudiamos este impresionante yacimiento arqueológico, se convierten en un hito importante para el avance en la investigación de los orígenes, desarrollo económico-social y evolución histórica de esta ciudad romana de la sierra gaditana.

Os paso enlace al pdf del citado artículo: Ceca de Ocuri Luis Javier Guerrero Misa

PD: Por cierto, hay algunos señores, sobre todo blogueros,  que no tienen el más mínimo escrúpulo ni respeto hacia los derechos de autor y hacia las investigaciones, a veces costosas, que historiadores y arqueólogos hacemos. Hoy día, con la facilidad que da Internet se copian tanto textos como fotografías o dibujos con absoluta desfachatez e impunidad al no citarse su procedencia y/o autor. Todos los que me seguís en este blog, sabéis que yo soy el primero en poner a disposición de compañeros de profesión, amigos y público en general mis investigaciones, comentarios u opiniones pues el fin último de este blog es, ha sido y será, siempre, la difusión del conocimiento. Pero lo que me parece absoltamente despreciable es utilizar los trabajos de los demás para atribuirse supuestos méritos. Yo no soy historiador, ni arqueólogo para ponerme medallas, pero, por favor, si usaís mis investigaciones, mis textos y mis fotografías, decid la procedencia. Gracias

“Identificada una tercera moneda de la ceca de Ocuri (Ubrique, Cádiz)”

Hace unos meses, la revista numismática franco-española OMNI me pidió que escribiera un artículo sobre la moneda acuñada en Ocuri (Ubrique, Cádiz), tras publicarse en este mismo blog un pequeño estudio que realicé, apresuradamente, después de su aparición en un foro de identificación numismática en Internet. Podéis ver el artículo en este mismo blog en la sección dedicada a la ciudad íbero-romana que sigo investigando.

La revista OMNI se edita en formato digital desde 2009 y entre sus fines principales está la contribución a que la comunidad de investigadores y coleccionistas estreche sus lazos y que la numismática se enriquezca mediante sus interrelaciones y vínculos con la Historia y la Arqueología. La revista está dirigida por un comité editorial franco-español y por un comité científico internacional de gran prestigio con eminentes numismáticos, arqueólogos y profesores de universidad. Por tanto, puede decirse que en OMNI, arqueólogos, numismáticos e historiadores comparten sus investigaciones para asegurar una cohesión y colaboración de estos dominios hasta ahora bastante herméticos entre sí.

La revista es semestral y su distribución es internacional, principalmente en los países francófonos e hispanohablantes. Los temas cubiertos por OMNI son muy variados ya que la revista publica trabajos numismáticos con la única condición de que sean originales y validados científicamente por el comité científico (evaluación a doble ciego), lo que garantiza cada uno de los artículos aceptados y publicados.

De este modo, tras enviar mi artículo a la redacción, uno de los revisores fue tan amable de indicarme que en el año 2009 una famosa casa de subastas de Antigüedades de Madrid expuso en su catálogo una moneda inédita, clasificada como un cuadrante de Iptuci siguiendo la clasificación de Villaronga. Era del tipo que como ya publicó el eminente arqueólogo y numismático portugués Antonio J. Marques de Faria correspondería a la ceca de Ocuri. En consecuencia, adquirí el catálogo de esa subasta en concreto y pude comprobar cómo el ejemplar madrileño tenía una tipología igual a las dos monedas hasta ahora identificadas (la del catálogo de Villaronga de 1994 y la que posee el coleccionista e investigador jerezano “Nummit” que hemos publicado en este blog y al que agradecemos de nuevo su amabilidad y sus informaciones que hemos usado en el artículo). La moneda exhibida en este catálogo se describe como : « Cuadrante. A/ Cabeza diademada y barbada a derecha. R/ Dentro de corona : estrella, creciente sobre cetro, debajo leyenda : OQVR. AE. 3,6 gramos. I-no. VIL-125/5. MBC. Muy rara »

Fotografía del catalogo de subastas donde apareció la tercera moneda de Ocvri.

Fotografía del catalogo de subastas donde apareció la tercera moneda de Ocvri.

Independientemente de un análisis más en profundidad, solo posible a través de las fotografías, comprobamos que nos encontramos que este ejemplar vendido en 2009 en Madrid sería la tercera moneda de Ocuri identificada con seguridad hasta ahora.

En un somero análisis, observamos que en este ejemplar falta la grafila del anverso, a excepción de un posible glóbulo en la zona superior y se aprecia mejor la barba por el grosor del mentón y algunos puntos en la zona inferior tal y como sucede en la segunda moneda. Se distinguen con claridad tanto la diadema como el peinado, que podría ser más bien un bonete radiado. En el reverso se aprecia el mismo desplazamiento del cuño de las dos monedas anteriores y se ven muy mal tanto la segunda estrella de cinco puntas como el glóbulo central del creciente. La clava es igual de estrecha que la de la segunda moneda y se aprecian muy bien los dos glóbulos de su extremo inferior.

Si colocáramos el lazo de la corona de laurel en su posición inferior, es decir con la clava hacia arriba, ésta se inclina a la derecha, igual que en la segunda moneda. La leyenda OQVR se aprecia perfectamente, con el mismo tipo de grafía de las otras dos, y el nexo de la V y la R queda igualmente bien reflejado. En definitiva, un magnífico ejemplar del que, tras ser subastado, desconocemos su paradero, presumiblemente en una colección particular.

Para nosotros, sobre todo, lo que queda claro es la confirmación de la existencia de una ceca en la ciudad íbero-romana de Ocuri que emitió semis y cuadrantes posiblemente durante un corto periodo de tiempo en época republicana. Estamos seguros, además, que irán identificándose nuevos ejemplares de esta ceca, por lo que se impone la revisión de muchas colecciones, tanto públicas como privadas.

En definitiva, la aparición de estas monedas que fueron acuñadas en la ciudad íbero-romana de Ocuri, significa no solo la confirmación de la existencia de esta nueva ceca de la Hispania Ulterior, como ya pusiera de relieve Marques de Faria hace algunos años con tan solo un ejemplar, sino que, para los que estudiamos este yacimiento arqueológico, se convierten en un hito importante para el avance en la investigación de los orígenes, desarrollo económico-social y evolución histórica de esta ciudad romana de la sierra gaditana.

La Asociación Papeles de Historia apoya a los arqueólogos que han intervenido en Ocuri (Ubrique, Cádiz)

Ante el acoso, la presión, las descalificaciones y las difamaciones que el equipo de arqueólogos que hemos trabajado durante casi un año en el yacimiento ubriqueño de Ocuri, estamos sufriendo desde hace algún tiempo, nos vemos en la obligación de publicar el comunicado que nuestros compañeros de la Asociación Papeles de Historia han emitido en su web en el día de hoy. Queremos agradecerles su apoyo y solidaridad y prometemos que no descansaremos hasta que cesen estas acciones que incluso han rayado en la intimidación. Como dije hace algunos días en Facebook parece que éste “No es país para arqueólogos”, una afirmación que espero retomar, si no me falla el ánimo, dentro de unos días. A continuación reproducimos el comunicado de Papeles de Historia:

La Asociación Papeles de Historia lleva 30 años investigando, difundiendo y defendiendo el Patrimonio Histórico y Arqueológico de la sierra gaditana. En enero de este año cumplimos esos 30 años de defensa del Patrimonio precisamente en el yacimiento arqueológico de Ocuri (Ubrique), para demostrar nuestro apoyo y firme compromiso con las actuaciones arqueológicas realizadas en el último año en la ciudad romana en las que han intervenido dos de nuestros compañeros, Luis Javier Guerrero y Jesús Román.

La restauración de la parte caída de la Muralla Ciclópea de Ocuri, los trabajos de puesta en valor del yacimiento, la apertura de la Sala de Audiovisuales con el vídeo de reconstrucción virtual del yacimiento e incluso el buen funcionamiento del antiguo Centro de Recepción de Visitantes como Bar/Restaurante y todas las actividades que en torno al yacimiento se realizan desde su reapertura (teatro, talleres, visitas guiadas, conferencias, etc…) son claros exponentes de cómo un recurso patrimonial puede generar nuevas perspectivas de empleo y de cómo puede convertirse un recurso cultural, en un recurso económico de forma equilibrada y sostenible. Al mismo tiempo se protege, se mantiene y se conserva un bien histórico-arqueológico de primera magnitud y extraordinaria importancia en el desarrollo histórico de nuestra comunidad.

Miembros de la Asociación Papeles de Historia en la celebración del 30º aniversario en el yacimiento de Ocuri en enero de 2015.

Miembros de la Asociación Papeles de Historia en la celebración del 30º aniversario en el yacimiento de Ocuri en enero de 2015.

Como colectivo implicado en la defensa del Patrimonio Histórico y Arqueológico fuimos los primeros en denunciar el estado de abandono en el que el yacimiento íbero-romano se encontraba desde hacía años. No solo lo dijimos desde nuestros blogs, sino que realizamos incluso visitas de inspección donde comprobamos el lamentable estado que tenía el yacimiento (2012). Tras la caída de parte de la Muralla, los compañeros Guerrero y Román plantearon sendos proyectos de restauración de la misma y de una nueva puesta en valor de la ciudad romana al Ayuntamiento, que inmediatamente se hizo cargo de los mismos, asumiéndolos en su totalidad. Una actitud digna de elogio dado el estado de crisis económica que padecemos y los escasos recursos económicos que habitualmente se destinan al Patrimonio Histórico en nuestra comarca.

Por ello, hemos apoyado con determinación las iniciativas que tanto desde el Ayuntamiento de Ubrique como desde la Diputación de Cádiz, han logrado que en poco menos de un año se haya conseguido reabrir el yacimiento y se haya igualmente abierto una exposición permanente sobre nuestra ciudad romana en el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique, sito en la antigua ermita de San Juan de Letrán. Se ha conseguido así, el doble objetivo de proteger nuestro patrimonio arqueológico y darle un uso social y cultural al mismo.

Iniciativas en la que han trabajado denodadamente y sin descanso muchas personas, que con gran ilusión, empeño y esfuerzo han logrado algo que hace tan solo un año parecía casi imposible. Nuestro más sincero agradecimiento a todos aquellos que han trabajado, colaborado y apoyado una idea que ha hecho realidad que el yacimiento arqueológico de Ocuri se convierta en ejemplo y referencia no solo para la comarca, sino para toda la provincia. Es hora de aunar esfuerzos, sinergias y trabajo en defensa de un legado común, el Patrimonio Histórico y Arqueológico de Ubrique, y dejarlo fuera de las controversias partidistas.

Sin embargo, parece que hay ciertas personas a las que este logro cultural y social del pueblo de Ubrique no les gusta. A principios del verano se cometieron diversos actos vandálicos en el yacimiento que, a nuestro juicio, demostraban la oposición de algunos a que el yacimiento fuera reabierto, a que se restaurase la muralla, a que se invirtiera en Patrimonio y Cultura. Curiosamente, se pintó en piedras que no eran originales, que pertenecían, en su mayor parte, a restauraciones del siglo XX. Además, a las pintadas con spray fluorescente, se unió la destrucción parcial de las excavaciones que en apoyo de la restauración de la parte caída de la muralla se estaban realizando por parte de nuestros compañeros con financiación del Ayuntamiento. No fue un daño irreparable, pero retrasó la excavación. Creemos, por tanto, que hubo en estas acciones una intencionalidad más allá del mero gamberrismo. Parece que molestaba que, al final, se estuvieran solucionando problemas y se trataba de resaltar otros, como la inseguridad del propio yacimiento.

Estado final de la intervención de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea de Ocuri.

Estado final de la intervención de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea de Ocuri.

Desgraciadamente, de esta lacra es muy difícil protegerse y hace muy pocos días hemos visto, por ejemplo, cómo en Écija (Sevilla) ocurría un fenómeno muy similar con un importantísimo mosaico romano a pesar de las medidas de seguridad que había en el lugar. En nuestro caso, aunque de inmediato desde el Ayuntamiento se pusieron medios para intentar salvaguardar el yacimiento (con guardas y cámaras de seguridad), hubo incluso una persona que llegó a afirmar, en un documento que se entregó a la Consejería de Cultura, que la culpa del acto vandálico la tenía, en el fondo, nuestro compañero Luis Javier Guerrero, codirector de la excavación de apoyo a la restauración de la muralla, por tener un Blog (https://oppidumgestionarqueologica.wordpress.com/) en el que se “incita a la búsqueda de tesoros” (citamos literalmente), por lo que este señor “aconsejaba” cerrar el yacimiento y acabar con el Blog de nuestro compañero.

Luis Javier Guerrero es un arqueólogo, con más de 35 años de experiencia a sus espaldas, que ha trabajado desde 1987 en la investigación y difusión del yacimiento arqueológico de Ocuri, siendo director o co-director de 4 campañas de excavaciones en el mismo, además de autor de una decena de artículos sobre los resultados de sus investigaciones sobre Ocuri, amén de conferencias, cursos y seminarios en los que ha tratado de difundir el importante legado ibero-romano del yacimiento. Su blog es un referente en la difusión del patrimonio arqueológico de la Sierra de Cádiz. Con lo que está más que acreditado como un cualificado experto en la materia, habiéndose implicado personalmente con Ocuri más allá de su mera profesión.

No sabemos, empero, cómo calificar la actitud de personas que, no teniendo cualificación profesional, formación ni habilitación alguna en patrimonio histórico y arqueológico, se atreven a pontificar sobre materias que le son ajenas y dañar la dignidad profesional de otras que llevan defendiendo ese patrimonio muchos años. Así, desde la reapertura del yacimiento, estas personas (una de las cuáles visita semanalmente el yacimiento para “inspeccionarlo”…) se han dedicado a criticar desaforadamente las actuaciones arqueológicas realizadas allí, llegando incluso a la difamación contra nuestros compañeros.

Tras la celebración de la comisión municipal de seguimiento para esclarecer el asunto de los actos vandálicos de principios de este mes de marzo y la posterior nota de prensa del Grupo Municipal de Izquierda Unida, que tiene como asesor a una de estas personas contrarias a la apertura del yacimiento, esta campaña de críticas hacia nuestros dos compañeros se ha incrementado. Incluso se ha llegado a calumniar a Guerrero ante la arqueóloga provincial de la Junta de Andalucía imputándole hechos absolutamente falsos y con clara intencionalidad de perjudicarlo profesionalmente, mientras que al compañero Román, co-director de la intervención arqueológica de 2014, se le ha llegado a enviar un mensaje vía telefónica con una velada intención intimidatoria.

Todos estos hechos nos parecen del todo intolerables y más aún si, como parece, tienen supuestamente la cobertura de una formación política que, por pura coherencia, no debería tener asesores que piden que se cierre un blog de difusión cultural en una franca contradicción con su trayectoria de defensa de las libertades.

En este sentido, la legítima acción de oposición a un gobierno municipal, no debiera nunca quedar ensombrecida por la anteposición de intereses personales de estos “asesores”… Debería primar ante todo, en los representantes del pueblo, el bien común del mismo, en este caso el yacimiento arqueológico, y no las “opiniones” de personas sin cualificación para ello.

Desde aquí, una vez más, queremos brindar nuestro más firme apoyo no solo a nuestros compañeros, sino a todas aquellas personas que han trabajado y trabajan ahora mismo en defensa del patrimonio histórico y arqueológico de nuestro municipio y en la consolidación del yacimiento de Ocuri como el importante y privilegiado legado que hemos heredado de nuestros antepasados.

Asociación Papeles de Historia

Nueva puesta en valor y reapertura al público de la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz)

Como os hemos ido anunciando de forma periódica desde este blog, aunque no siempre con la regularidad que hubiéramos deseado, el pasado 5 de diciembre se formalizó oficialmente la reapertura al público del yacimiento íbero-romano de Ocuri, situado en las proximidades de Ubrique (Cádiz)., en el cerro del “Salto de la Mora”.

Ha sido casi un año de continuo y esforzado trabajo de un magnífico y entregado equipo de personas, que han conseguido hacer realidad lo que tan solo hace unos meses parecía una quimera. Años de abandono de una de las ciudades romanas más impresionantes de nuestra comunidad autónoma, han dado paso a un nuevo y esperanzador futuro que, como venimos predicando desde hace más de veinte años, debe armonizar y cohesionar de forma unívoca la preservación del patrimonio arqueológico e histórico con el desarrollo económico, cultural y social de nuestros pueblos.

Tareas de restauración de la parte desprendida de la Muralla Ciclópea de Ocvri.

Tareas de restauración de la parte desprendida de la Muralla Ciclópea de Ocuri.

En este año de 2014 todas las sinergias posibles se han conjugado para que Ocuri volviera a resplandecer. A las obras de restauración de la parte caída de la Muralla Ciclópea que no pudo soportar más la presión bioturbadora de un imponente lentisco, se han unido los trabajos arqueológicos de apoyo a esa restauración, que hemos dirigido y de los que pronto daremos noticias en este mismo blog, así como una nueva puesta en valor del yacimiento que ha incluido tareas amplias de limpieza de estructuras arqueológicas, implantación y reposición de nueva señalética dotada de códigos “QR” para las aplicaciones informáticas via teléfonos móviles (con creación de una página web exclusiva del yacimiento), nueva cartelería con nueva imagen corporativa y nuevos logotipos, instalación de bancos, papeleras, carteles panorámicos, balizamientos, un nuevo acceso al interior del yacimiento con una escalera de vigas de madera y un sinfín de trabajos menores sobre el yacimiento.

Nuevo acceso al interior del yacimiento desde la muralla ciclópea.

Nuevo acceso al interior del yacimiento desde la muralla ciclópea.

Además, desde hace ya más de año y medio funciona también como bar y restaurante el antiguo Centro de Recepción de Visitantes que se construyó en el año 2000 y que está prestando un servicio inestimable a los visitantes de un sitio tan privilegiado medioambientalmente y en vistas panorámicas de la sierra gaditana gracias al esfuerzo de Antonio Mateos y su familia, a quién agradecemos públicamente el trabajo que allí realiza y el cariño y el empeño que le pone al mismo.

El nuevo cartel de entrada con el logotipo y el sistema QR.

El nuevo cartel de entrada con el logotipo y el sistema QR.

En este 5 de diciembre también se inauguró el local de la Sala de Audiovisuales que había quedado terminado pero sin uso en 2003 y que se ha remozado y remodelado para poder usarse como lugar donde se puedan impartir conferencias, seminarios, talleres y otras actividades culturales y sociales relacionadas con el yacimiento. En su salón se proyectan ya un vídeo de reconstrucción infográfica de varias de las estructuras arqueológicas de Ocuri (el mausoleo, las murallas, la cisterna nº 1 o el foro y sus tabernas…) elaborado por la empresa malagueña IHMAN y un vídeo de espectaculares vistas aéreas del yacimiento realizado con un drone por encargo de la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Ubrique. Próximamente tendrá también una tienda especializada con productos típicos del yacimiento.

Captura de pantalla de la página de apoyo a los códigos QR y que es accesible desde internet en la dirección: http://www.ciudadromanadeocuri.es/

Captura de pantalla de la página de apoyo a los códigos QR y que es accesible desde internet en la dirección: http://www.ciudadromanadeocuri.es/

En los alrededores del centro de recepción y la sala de audiovisuales el módulo de jardinería del Taller de Empleo “Entorno de Ocuri” ha realizado tareas de re-ajardinamiento del mismo y ha plantado un jardín de estilo romano, con especies aromáticas y de ornamentación. Este módulo ha estado a cargo del docente José Piñero y también ha colaborado en la limpieza de las zonas aledañas al camino de acceso al yacimiento y ha reparado parte del vallado que se encontraba en mal estado.
Al mismo tiempo que se han realizado todos estos trabajos conducentes a la nueva puesta en valor y reapertura del yacimiento, desde Oppidum también hemos realizado una exposición monográfica sobre la ciudad romana de Ocuri que se ha instalado en la planta baja del Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.), sito en la antigua ermita de San Juan de Letrán. Inaugurada a finales de octubre de 2014, en ella se contemplan diferentes carteles interpretativos con la historia de los descubrimientos en el yacimiento, las principales estructuras de la ciudad y los datos que sobre su origen, evolución, sociedad, economía y religión nos han deparado las excavaciones y hallazgos casuales realizados en el Salto de la Mora hasta el presente. Asimismo se exponen diferentes objetos arqueológicos pertenecientes a la Colección Arqueológica Municipal, con especial atención al ara honorífica de la sacerdotisa Postumia, que se preserva en este centro y a las réplicas de las dos inscripciones halladas por Juan Vegazo en 1795 en el foro de la ciudad y dedicadas a los emperadores Antonino Pío y Commodo que nunca antes se habían contemplado en Ubrique (una está perdida y la otra en el Museo de Cádiz).

La sacerdotisa

La sacerdotisa “Postumia” nos da la bienvenida a la exposición sobre Ocuri.

La exposición dispone de varias vitrinas donde se exponen cerámicas, elementos constructivos, objetos de uso cotidiano en bronce, hierro o hueso, monedas halladas en las excavaciones y el ya famoso “erote” en bronce que se ha convertido en símbolo de la ciudad romana. Asimismo, se puede contemplar el video del vuelo del drone que ya os hemos comentado anteriormente que se proyecta también en Ocuri.
La financiación de todos estos trabajos ha sido realizada tanto por el Instituto de Empleo y Desarrollo Socioeconómico y Tecnológico (IEDT) de la Diputación de Cádiz como por el Ayuntamiento de Ubrique. Tenemos que hacer constar aquí, una vez más, que sin la apuesta decidida del Ayuntamiento de Ubrique, en especial de su alcalde, Manuel Toro, y de la concejala de Cultura Josefina Herrera, que se ha volcado con el yacimiento, todo esto no habría sido posible. Han demostrado ser un ayuntamiento preocupado por su patrimonio, por su legado histórico y por saber comprender el futuro turístico y cultural del mismo, no dudando en empeñar parte de sus recursos, en unos momentos tan difíciles en este país, en la recuperación, puesta en valor y en funcionamiento de la ciudad romana de Ocuri.
No podemos dejar de terminar esta breve reseña sin agradecer el esfuerzo, la dedicación y el buen hacer profesional de todos nuestros compañeros en este último año de intenso trabajo. Gracias a mi amigo, socio y codirector de esta excavación, el arqueólogo Jesús Román, a nuestra compañera arqueóloga del ayuntamiento de Ubrique, María I. Campos, a nuestro amigo antropólogo Manuel Castro Rodríguez, a nuestra restauradora Miriam García Llamas, a David Menacho de la Imprenta La Ventolera, a nuestro imprescindible oficial de Primera Urbano Gago, a Sergio Torres por prestarnos seguridad después de los atentados al patrimonio ocuritano de junio, a los trabajadores que han estado con nosotros, José María, Manuel, Jesús, Débora, Juan Manuel, David, Pedro… A todos muchas gracias, ¡Sois un equipo magnífico!.
Luis Javier Guerrero Misa
Arqueólogo, director de la intervención arqueológica en Ocuri 2014.

Exposición sobre la ciudad romana de OCVRI en el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique

Por la presente os anunciamos que este miércoles, 22 de Octubre de 2014, a las 19,00 horas, se inaugurará la exposición que sobre “La ciudad romana de OCVRI” hemos estado preparando el equipo de Oppidum en colaboración con el Ayuntamiento de Ubrique. La sede será en el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.), la antigua ermita de San Juan de Letrán, sita en la Plaza de San Juan s/n. Esperamos que todos aquellos que podáis vengaís a verla.

A continuación os hago un pequeño resumen de la exposiciuón que estará abierta “sine die”, mientras se realizan las obras de la ampliación del Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique.

“El Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.), sito en la antigua ermita de San Juan de Letrán, acoge, en su planta baja, una exposición sobre la ciudad romana de Ocuri (Salto de la Mora, Ubrique). En ella se intenta plasmar a través de carteles interpretativos, un video y objetos arqueológicos recuperados del propio yacimiento, pertenecientes a la Colección Arqueológica Municipal, el origen, evolución y desarrollo de este importante yacimiento de la sierra gaditana.

En el discurso de la exposición se destacan y describen las principales estructuras arqueológicas emergidas actualmente en el yacimiento y que serán visitables en poco tiempo, sin dejar de lado aspectos tan importantes como el hito histórico de su descubrimiento por el pionero de la arqueología ubriqueña, Juan Vegazo, a finales del siglo XVIII, las intervenciones arqueológicas acontecidas durante el siglo XX e inicios del siglo XXI o su devenir económico, social, religioso y cultural como ciudad primero ibérica (un auténtico “oppidum” o ciudad fortificada situada sobre un cerro) y luego romana, con una época de máximo esplendor a finales del siglo I y siglo II d.C. La ciudad romana de Ocuri debió estar integrada, en época altoimperial, en el “coventus iuridicus gaditanus”, organismo administrativo perteneciente a la provincia imperial de la “Bética”. Entre sus principales estructuras conservadas se encuentra un magnífico “Mausoleo”, sin paralelos en la provincia, una espectacular muralla “ciclópea, restos de viviendas, cisternas, el foro y un complicado edificio interpretado como unas termas, las únicas de toda la sierra romana.

 

Anverso y reverso del díptico que hemos realizado para la inauguración de la exposición sobre Ocvri. (Diseño Gemma Carbonell).

Anverso y reverso del díptico que hemos realizado para la inauguración de la exposición sobre Ocuri. (Diseño Gemma Carbonell).

Preside la entrada y nos da la bienvenida una imagen de la sacerdotisa de los cultos imperiales Postumia Honorata, cuya ara en su memoria fue encontrada en el foro de la ciudad romana en 1824 y que puede contemplarse en la entrada de esta exposición, junto con dos réplicas exactas de los epígrafes dedicados por los decuriones de la “Res Pvblica Ocvritanorum” (la república de los ocuritanos o senado local de la ciudad) a los emperadores Antonino Pío y Commodo también halladas por Vegazo en el foro.

 En lo referente a estas réplicas debemos destacar que es la primera vez que estos epígrafes, uno de ellos, el de Commodo, conservado en el Museo de Cádiz y el otro, el de Antonino Pío, desgraciadamente perdido en el mismo museo, se van a poder contemplar en Ubrique.

En varias vitrinas se pueden observar diferentes objetos arqueológicos hallados en el yacimiento, con especial hincapié en las cerámicas a mano de finales de la Iª Edad del Hierro (siglos VI-V a.C.), de raíz tartésica, las cerámicas ibéricas turdetanas de los constructores del “oppidum” y las romanas, fundamentalmente cerámicas de cocina, de uso común y cerámicas de lujo como “terra sigillatas” de los pobladores de una pujante ciudad romana que pervivió durante más de cuatro siglos en el Salto de la Mora.

Asimismo se pueden contemplar otros objetos como monedas, adornos en bronce y hueso (“acus crinalis”, agujas para sujetar el pelo, sobre todo), utensilios en hierro y elementos constructivos como tégulas, ladrillos o ímbrices (tejas).

La exposición dispone, finalmente, de un video elaborado desde un “drone” con cámara de alta definición que nos ofrece espectaculares imágenes aéreas del yacimiento”.

Espectacular imagen capturada del video que nos ha hecho con su drone Alfredo Ortega y que podrá verse en el C.I.H.U.

Espectacular imagen capturada del video que nos ha hecho con su drone Alfredo Ortega y que podrá verse en el C.I.H.U.

Datos de la exposición: CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE LA HISTORIA DE UBRIQUE (C.I.H.U.)

Plaza de San Juan s/n

Teléfono 956 922397

Teléfono de la Oficina de Turismo 956 464900

“Oppidum,gestión cultural y arqueológica” obtiene dos licitaciones de obras relacionadas con Ocuri

El Instituto de Empleo y Desarrollo Tecnológico y Socioeconómico (IEDT) de la Diputación de Cádiz ejecutó a mediados de este verano una serie de concursos de obras menores relacionadas con el yacimiento arqueológico de Ocuri (Ubrique, Cádiz).

En concreto han sido tres las acciones puestas en licitación, incluidas en el proyecto “Cádiz, origen de las culturas” que es financiado en gran parte por fondos europeos FEDER (Programa Operativo Feder Andalucía 2007-2013). El primero de ellos tiene como objetivo la realización de un video en el que se realizará una reconstrucción virtual en 3D de varias de las principales estructuras arqueológicas del yacimiento a través de técnicas digitales e informáticas de última generación. Dicha actuación ha sido encomendada a la empresa malagueña IHMAN (Interfaces Hombre Máquina Avanzados S.L.) que ya se encuentra en la fase de digitalización y desarrollo de los modelados y renders. Este video se proyectará, una vez terminado y aprobado, en la Sala de Audiovisuales del propio yacimiento, inaugurado oficialmente en junio pasado con un ciclo de conferencias sobre Ocuri.

Conferencia con la que se inauguró la Sala de Audiovisuales de Ocuri en junio de 2014. En la foto la concejala de Cultura, Dª Josefina Herrera y el arqueólogo Luis Javier Guerrero.

Conferencia con la que se inauguró la Sala de Audiovisuales de Ocuri en junio de 2014. En la foto la concejala de Cultura, Dª Josefina Herrera y el arqueólogo Luis Javier Guerrero.

Las otras dos acciones son la puesta en valor del yacimiento y una exposición sobre el mismo a instalar en el Centro de la Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.) sito en la antigua ermita de San Juan de Letrán de esta población de la sierra de Cádiz.

En el marco de la prevista re-apertura al público del yacimiento, era necesaria la reposición y modernización de la señalética y la cartelería informativa e interpretativa de la ciudad romana, toda vez que la mayoría de los carteles y señales que se instalaron en el año 2000 con el programa “Arqueosierra” han sido destruidos o han quedado obsoletos. La nueva cartelería no sólo será más moderna, sino que incorporará nuevas tecnologías como los códigos “QR” (Quick Response) que son utilizados por los “smartphones” (móviles inteligentes) que tan populares se han hecho últimamente. Estos códigos “QR” al ser leídos por los móviles redireccionarán al navegador hacia una nueva página web del yacimiento (que ya se está desarrollando) y accionarán un audio explicativo de la estructura concreta que se esté visitando en ese momento. Se realizarán mejoras en los itinerarios y seguridad interna del yacimiento y también se dotará a la Sala de Audiovisuales de nueva cartelería interpretativa para que sirva de introducción a la visita de la ciudad romana.

Cartel de obra en la entrada del yacimiento de

Cartel de obra en la entrada del yacimiento de Ocuri  (Foto: Jesús Román).

La última de las acciones proyectadas por el IEDT es una exposición sobre la historia y los hallazgos del yacimiento arqueológico desde su descubrimiento a finales del siglo XVIII por D. Juan Vegazo hasta las últimas intervenciones en la restauración de la Muralla Ciclópea que están a punto de finalizar. Esta exposición mostrará a través de carteles interpretativos, medios audiovisuales y piezas arqueológicas lo que sabemos en el estado actual de nuestros conocimientos sobre este importante yacimiento arqueológico ubriqueño. Para ello, hemos incorporado a nuestro equipo a la restauradora Miriam García Llamas que supervisará el cuidado de las piezas a exponer en las vitrinas del San Juan. Entre las novedades que se presentarán estarán unas réplicas a tamaño real de las dos famosas inscripciones (una de ellas perdida…) que se hallaron en el foro de Ocuri en 1795, dedicadas a los emperadores Antonino Pío y Commodo por los decuriones de las “Res Pvblica Ocvritanorum”, además de la recientemente restaurada ara de la sacerdotisa del culto imperial Postumia hallada en el mismo lugar en 1823 y que actualmente se conserva en el C.I.H.U.

Entrada del Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.) con nuestro cartel de obra (Foto: Jesús Román).

Entrada del Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.) con nuestro cartel de obra (Foto: Jesús Román).

Nos complace, por tanto, anunciar que estas dos acciones han sido concedidas por parte del IEDT a nuestra empresa, “Oppidum, gestión cultural y arqueológica, mediante la oportuna licitación, por lo que esperamos seguir trabajando, con la colaboración del Ayuntamiento de Ubrique, en la mejora, acondicionamiento y puesta en valor de la ciudad romana de Ocuri y en el estudio, investigación y difusión del mismo.

Juan Guerrero González… “In Memoriam”

En la madrugada del 12 de agosto de 2014, apenas unas horas después de cumplir 92 años, fallecía en Sevilla, Juan Guerrero González…mi padre.

Hombre luchador, tenaz, incansable, que hizo toda su vida “honor” a su apellido, no solo sacó adelante una familia de seis hijos, sino que fue un auténtico emprendedor, un brillante agente comercial que se ganó el respeto de empresarios, comerciantes y compañeros durante casi 50 años de profesión. Es más, sus profundas ideas democráticas, heredadas de su padre, le hicieron defender desde mediados de los años sesenta la maltratada profesión de agente comercial, siendo primero vocal, luego vicepresidente y finalmente presidente del Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Sevilla (1986-1990), donde participó activamente en la modernización de su profesión, incluso a nivel estatal. Durante su mandato se compró y rehabilitó la magnífica sede del colegio en la sevillana calle Orfila, que conserva artesonados y azulejos de principios del siglo XX, en un proceso difícil de negociación que mi padre lideró eficazmente y que le dio un recurso patrimonial de primera magnitud a los colegiados sevillanos. Le concedieron la primera medalla de oro al mérito colegial de los Agentes comerciales de Andalucía, así como otras distinciones.

Sólo una una cruel enfermedad, larga, silenciosa e implacable ha conseguido vencerlo…Ya está con mi madre y ambos en todos nosotros.

Fotografía de mi padre en la calle Monte Carmelo de Sevilla en 1980

Fotografía de mi padre en la calle Monte Carmelo de Sevilla en 1980

 

Si soy arqueólogo se lo debo en gran parte a mi padre. Él fue quien siempre me apoyó en los momentos duros, en los de duda, en los de crisis, a lo largo de toda mi vida. Siempre lo tuve como respaldo y a la vez como modelo. Yo podría haberme quedado a trabajar con él y mis hermanos, en la empresa de agentes comerciales que creó. De hecho, le ayudé en varias ferias comerciales en Valencia (en donde incluso nos cogió el nefasto 23 de Febrero de 1981 con el golpe de Milans del Bosch…), junto a mis hermanos, pero él prefería que yo estudiara, que acabara la “carrera” y me convirtiera en lo que siempre quise ser: arqueólogo.

De pequeño leía con avidez la biblioteca de mi padre, hombre culto y autodidacta que supo inculcarnos a todos el valor de los libros. Gracias a muchos de ellos fue naciendo en mí la idea de convertirme en historiador…en arqueólogo…en excavar en tierras lejanas, en Egipto, en Mesopotamia, en Pompeya…algo inusual para un niño de 12-13 años en la rancia España tardofranquista de principios de los setenta.

Cuando le dije en 1976 que iba a estudiar Historia, sé que le dí una gran alegría y cuando cinco años después terminé la licenciatura en la Universidad de Sevilla, me regaló un magnífico reloj SEIKO que aún conservo.

La práctica de la arqueología en Sevilla a finales de los años setenta y principios de los ochenta era muy difícil y se limitaba a las actuaciones del Museo Arqueológico Provincial, donde colaboraba y donde realmente me gradué en arqueología. Él asistía, satisfecho, a mis primeras excavaciones, a mis primeros hallazgos, mis primeras publicaciones que guardaba con orgullo. Me ayudó a comprarme mi primer coche para poder desplazarme a estas excavaciones, fuera de Sevilla, por entonces todas sin remuneración (como mucho una pequeña dieta para la gasolina y los bocadillos…), a él y a mi madre les encantaba ver mis diapositivas sobre ellas, preguntarme por lo que extraía de la tierra…tocar algunos de los materiales…

Sin embargo, también empezaron mis primeros problemas profesionales que coincidieron, además, con la aparición de mi diabetes, y las cosas empeoraron para mí aún más con la llegada de las transferencias a la Junta…

Mis padres en una comida de los agentes comerciales de Sevilla a finales de los setenta.

Mis padres en una comida de los agentes comerciales de Sevilla a finales de los setenta.

 

Aún conservo un “óscar de plástico dorado” que me regaló en la navidad de 1984 y al que él mismo puso eslogan “Al mejor arqueólogo. Diciembre de 1984. La Roda de Andalucía”. Fue la muestra de su incondicional apoyo, sabedor que aquella excavación en La Roda de Andalucía (una necrópolis y una iglesia rural paleocristianas) fue toda una odisea y una prueba “de fuego” a la que las personas que entonces dirigían la recién creada Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en Sevilla me sometieron. No bastaba que llevara desde 1977 colaborando con el Museo Arqueológico de Sevilla (es más aquello era un “hándicap” para mí… más que una ventaja), ni que hubiera trabajado ya en numerosas intervenciones arqueológicas, sino que me enviaron, en las peores condiciones posibles, en el peor mes para el ejercicio de la arqueología, con un contrato miserable (oficial de 1ª, ni siquiera licenciado…), sin dietas, sin materiales y sin ningún tipo de apoyo al pueblo más alejado de la capital…mientras otros, más “amigos” de la nueva dirección, se quedaban en Sevilla capital y en los pueblos más importantes (Carmona, Osuna, Écija)…donde, por cierto, alguno sigue 30 años después… está claro que yo no tuve tanto voltaje…

Solo el consuelo, el afecto y el apoyo de mi padre consiguió que no tirara la toalla, que encarara aquella situación y que siguiera luchando durante los siguientes años contra los obstáculos que aquellos “nuevos dirigentes” de la Arqueología oficial me pusieron, deseosos de que abandonara la profesión… evidentemente, no lo consiguieron…yo, como mi padre, como mi abuelo, como mis hermanos…me llamo “guerrero”…

El "oscar" que me regaló mi padre en las navidades de 1984 después de pasar la peor de mis experiencias arqueológicas...

El “oscar” que me regaló mi padre en las navidades de 1984 después de pasar la peor de mis experiencias arqueológicas…

He querido contar aquí solo una pequeña anécdota, pero significativa, de lo que mi Padre hizo por mí, pero son incontables las veces que he recurrido a él y muchas más las que, mirando en su ejemplo, he tomado decisiones importantes en mi vida y en mi profesión.

Sé que estaba orgulloso de mi, tan solo hace un par de meses le contaba al familiar de otro residente de donde estaba ingresado, ya fatalmente enfermo, que yo era un “famoso arqueólogo…¡el mejor de toda Andalucía!”… para él…lo era.

Solo puedo decirte bien alto..¡¡¡Gracias, Papá!!!