Presentación

Luis Javier Guerrero 2014

Hola a todos. Me llamo Luis Javier Guerrero Misa. Soy arqueólogo, historiador y museógrafo e investigo en la Sierra de Cádiz. Me he animado a escribir este Blog para dar a conocer mis trabajos en el mundo de la Arqueología y la Historia  en el que llevo desde los 18 años (aunque con algún que otro paréntesis profesional). Espero poder compartir con todas aquellas personas interesadas en la Historia en general y en la Arqueología en particular, mi pasión por esta ciencia, sean o no profesionales de ella. Me gustaría que mis investigaciones, pero también mis dudas y mis problemas sobre la arqueología, lleguen al mayor número de personas. La Arqueología no tiene sentido si no se divulgan sus descubrimientos y no avanza si no existe publicación y discusión de las investigaciones de cada arqueólogo, de cada equipo de investigación. Creo firmemente en la difusión de nuestro trabajo, demasiado hermético, a veces, para la sociedad a la que estamos obligados a informar.

Por último, espero y confío que estas páginas sirvan para difundir el rico legado arqueológico, histórico y cultural de la comarca en la que vivo, la Sierra de Cádiz.

Anuncios

Conferencia sobre “Las ciudades romanas de la Sierra de Cádiz”

En el marco de las III Jornadas de Historia de Espera (Cádiz), el próximo viernes 2 de noviembre de 2018 tendré el honor de impartir una conferencia sobre el estado actual de nuestros conocimientos sobre la ciudades de la Sierra de Cádiz que estuvieron integradas en el conventus iuridicus gaditanus. Se realizará a partir de las 19,30 horas en el Salón de Usos Múltiples colindante al ayuntamiento espereño.

Por tercer año consecutivo el Ayuntamiento de Espera organiza estas jornadas sobre historia de Espera y la comarca serrana bajo la coordinación del historiador Manuel Garrucho Jurado y la arqueóloga y directora del Museo Arqueológico Municipal (M.A.E.) Pepa Lozano Ramírez. El día 5 de octubre, Pedro Romero Valverde, alcalde de Espera inauguró oficialmente este ciclo de conferencias en el que se han tratado ya el tema de “Los juicios de la Mano Negra” por Manuel Garrucho y “Las crisis epidémicas en Andalucía a fines del antiguo régimen: La fiebre amarilla” por Juan José Iglesias, catedrático Historia Moderna de la Universidad de Sevilla. Tras la que aquí anunciamos, vendrán el 9 de noviembre  la titulada “Guerra civil, represión en la Sierra de Cádiz, el caso de Espera”, por Fernando Romero Romero; el 16 de noviembre “La frontera entre los reinos de Sevilla y Granada, siglo XV”, por Manuel Rojas Gabriel, profesor titular de Historia Medieval de la Universidad de Extremadura; el 23 de noviembre el catedrático de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla, José Beltrán Fortes,  disertará sobre “La escultura Ibero-Romana en Espera” y, por último, el 30 de noviembre Juan Rincón Millán, profesor asociado de la Universidad de Sevilla hablará sobre “El Molino de Espera o Molino de los Diezmos”.

Cartel III Jornadas de Historia de Espera

Cartel de las III Jornadas de Historia de Espera (Octubre-Noviembre de 2018)

En lo referente a la que impartiré, mi intención es dar unas nociones generales de cómo la sierra de Cádiz estuvo integrada, en época romana, por una auténtica red de ciudades, con una división administrativa propia, con unas infraestructuras viarias comunes y con una plena integración en la organización territorial que los romanos implantaron en la Península Ibérica tras su conquista y anexión a la, por entonces, República de Roma.

Además de la adopción de su administración, estructura política, sistema social, costumbres, religión, e incluso su lengua, Roma impondría una organización territorial a imagen y semejanza de la puesta en práctica en la península italiana. Para la organización y control del territorio creará un entramado de caminos, vías, puentes y acueductos que comunicaban estas ciudades.

En la sierra gaditana, los romanos aceptaron y consolidaron la mayoría de las ciudades indígenas ya existentes (a excepción de algunas que, seguramente, apoyaron a los cartagineses y que no sobrevivieron a la Segunda Guerra Púnica), que incluso llegaron a tener cierta autonomía, como demuestra que  Iptuci (Cabezo de Hortales en Prado del Rey), Acinipo (cercanías de Setenil, aunque término de Ronda)  y Ocuri (Ubrique) acuñaran monedas hasta el primer tercio del siglo I d.C. con su propio alfabeto, de origen púnico. No obstante, todas estas ciudades, entre ellas Carissa Aurelia y Cappa (ambas en el término de Espera), Saepo (Cerro de la Botinera en Algodonales), Calduba (Sierra Aznar en Arcos de la Frontera) y Lacidula (Cortijo Clavijo en Grazalema), adoptaron rápidamente la organización político-administrativa romana, así como su lengua, obteniendo así en poco tiempo la categoría de municipios de derecho latino.

Conferencia Espera 2018

Cartel anunciador de la conferencia “Ciudades Romanas de la Sierra de Cádiz” que impartirá el arqueólogo Luis Javier Guerrero Misa el dia 2 de noviembre de 2018 (Foto: Ayuntamiento de Espera).

Con la llegada del imperio, a finales del siglo I a.C, Gades (Cádiz) tendrá una nueva época de esplendor y la provincia romana de la Baetica sería dividida en jurisdicciones o conventus, recayendo casi toda la sierra dentro del conventus iuridicus gaditanus.  El emperador Vespasiano terminaría por conceder el derecho latino a todos los hispanos hacia el año 70 d.C., de ahí que varias de las inscripciones conmemorativas halladas en la sierra hablen ya claramente de ordos o senados locales, característico hasta entonces sólo de los municipios de ciudadanos romanos.

Alrededor de estas ciudades se establecieron diversos asentamientos, de carácter agropecuario, muchos de ellos también pre-existentes en época íbera y otros de nueva fundación, repartidos entre colonos primero y adquiridos luego por grandes terratenientes, que se encargaron de explotar económicamente el territorio. Las vastas extensiones agrarias que van desde Jerez a Arcos y de ésta hasta Olvera fueron ampliamente explotadas como demuestran los hallazgos de villas impresionantemente ricas, como la descubierta en El Santiscal, junto al actual pantano de Arcos, que conservaba pavimentos de mosaicos de inusual belleza. Decenas de estas haciendas o “villae” jalonan con sus restos constructivos, sus zonas agropecuarias, industriales y sus necrópolis toda la sierra gaditana. Son, en muchos casos, el germen de muchos de nuestros ranchos y cortijos e, incluso, de algunas poblaciones actuales.

Por último, sobre este sistema de ciudades, poblaciones y villas se extendió la red viaria, fundamental para las comunicaciones entre ellas y con el resto de las ciudades a uno y otro lado de la comarca natural con sus vías principales y sus ramales secundarios. Sus vestigios son aún visibles en muchos lugares de la sierra.

 

 

Visita a la ciudad romana de Ocuri de la Asociación de Amigos del Museo Arqueológico de Sevilla y algo de mis memorias…

El sábado 19 de mayo de 2018 tuve el inmenso placer y privilegio de recibir, acompañar y guiar a un numeroso grupo de miembros de la Asociación de Amigos del Museo Arqueológico de Sevilla  (AAMAS) en su visita a la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz), yacimiento arqueológico al que he dedicado mis últimos veinte años en arqueología. Entre ellos se encontraba mi antiguo “Jefe”, el doctor en arqueología D. Fernando Fernández Gómez, que fuera conservador y luego director del Museo sevillano durante más de 35 años, así como la profesora de arqueología de la UNED en su sede de Sevilla, Dª Teresa Murillo Díaz, presidente además de dicha asociación y una de mis mejores compañeras de los días en los que compartimos trabajo en el museo a finales de los años setenta y principios de los ochenta del siglo pasado. Fernando no sólo fue mi jefe y director sino también mi maestro y, a veces, tal y como hacía con todos los que colaboramos con él, ejerció como un segundo padre.

Fer, Tere y Lj 1

El dr D. Fernando Fernández, la profesora Teresa Murillo y el arqueólogo Luis Javier Guerrero en la terraza del Centro de Recepción de Ocuri (Ubrique, Cádiz). Foto Javier Izquierdo

El Museo Arqueológico Provincial de Sevilla, el segundo en entidad de nuestro país, fue mi auténtica escuela de arqueología. Allí, a partir del verano de 1977 inicié mi verdadera formación práctica en arqueología, ya que desde el año anterior cursaba la carrera de Geografía e Historia en la Universidad de Sevilla. En la universidad te enseñaban conocimientos, materias, formas de estudio y de investigación, pero por entonces las prácticas eran muy limitadas, apenas alguna excursión a visitar algún yacimiento importante y poco más. De modo que de la mano de una compañera de curso, Marisol Buero, cuya hermana había hecho prácticas en el museo el año anterior, pude entrar como colaborador (hoy día diríamos “sin ánimo de lucro” solo de aprender) en el equipo que se estaba formando bajo el amparo de Fernando Fernández que solo un par de años antes había logrado la plaza de conservador. Durante casi siete años fui primero colaborador del museo y, tras acabar la carrera en 1981, realicé allí mis “prácticas” en museos (algo que por entonces era obligatorio para poder opositar al cuerpo de conservadores), y terminé siendo trabajador del mismo, contratado por el antiguo Ministerio de Cultura, antes de las transferencias a la Junta de Andalucía de la gestión del mismo.

Fer, Tere y Lj

Luis Javier Guerrero, Fernando Fernández y Teresa Murillo durante la comida tras la visita a Ocuri. Foto Juana Cordero

Fueron años inolvidables para mí, de intenso aprendizaje, de jornadas maratonianas, de duro trabajo, pues por entonces era el museo quién tenía las competencias arqueológicas en la provincia y al no haber personal especializado (solo Fernando Fernández), éramos los colaboradores quienes realizábamos las intervenciones de emergencia y de urgencia en un momento de total desarrollismo de la construcción en nuestro país que amenazó a muchos yacimientos. Allí aprendimos la dureza de la arqueología de “urgencias”, la lidia con los escasos recursos que poseíamos, las alegrías de los descubrimientos (y el que diga lo contrario bajo el paraguas de la cientificidad, miente…) e incluso el inicio del famoso P.E.R. (por entonces llamado “Empleo Comunitario”) que nos suministraba al personal no cualificado y también, por supuesto, los sinsabores y la amargura de contemplar yacimientos destruidos, arrasados por las máquinas excavadoras o expoliados por los “clandestinos”, que era como los llamábamos por entonces.

El museo fue una auténtica “escuela de arqueología” para todos los que pasamos por allí en aquellos años. Un  recuerdo muy especial para mis amigos Juan José Ventura, hoy día gestor cultural del ayuntamiento de Archidona (Málaga) y de Juan Alonso de la Sierra, que acaba de jubilarse como director del Museo Provincial de Cádiz y también para Marisol Buero que hizo la primera tesina sobre las cerámicas pintadas tartesias. Juntos compartimos grandes momentos, pero también muchos problemas y desencuentros con otros compañeros (no puedo ocultarlo, ni quiero…) en una disciplina que se abría camino con cierto futuro y éramos muchos en la competición. La arqueología no tenía aún por entonces la categoría de profesión y salvo en los ámbitos universitarios y de gestión museística, no había arqueólogos autónomos. Lo lastimoso es que ahora mismo, casi cuarenta años después, la situación dista mucho de ser lo que debería haber sido y el panorama sigue siendo desolador y poco esperanzador para la generación de nuevos licenciados.

Cisterna 1

El grupo de la AAMAS contemplando la Cisterna nº 1 de Ocuri. Foto Javier Izquierdo

Pero no es mi intención en este “post” el hablar de los graves problemas de la arqueología española y andaluza en particular, que no es el momento, sino de rememorar aquellos tiempos gloriosos que vinieron a mi mente después de pasar el día con mis antiguos compañeros. A algunos hacía más de 25 años que no los veía y fue un día magnífico que terminé con una estupenda comida en grupo en la “Venta de Ocuri”, el bar-restaurante que tan bien lleva y dirige la familia Mateos. Os lo recomiendo…

comida

Aspecto de una de las mesas del grupo de la AAMAS durante la comida con el marco incomparable de la sierra gaditana al fondo. Foto Javier Izquierdo.

Durante la visita, que tuvo que ceñirse por problemas de horarios a lo estipulado en ese día en tan solo dos horas, tuve la ocasión de explicar la génesis y gestación del proyecto que dio origen a la actual concepción del yacimiento ubriqueño como recurso cultural y turístico visitable, la “Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos”, de la que fui coordinador junto con mi amigo Luis Cobos en el ámbito de la Mancomunidad de Municipios Sierra de Cádiz. Mal que le pese a algunos los logros de la ruta están ahí y siguen dando sus frutos. Posteriormente iniciamos la visita a través del camino empedrado de casi 800 metros lineales de ascenso hasta el yacimiento. La primera parada fue un resto de calzada original de acceso a la ciudad que descubrimos en 1998 y que se ha incorporado al camino de subida y tras ésta primera parada, llegamos a uno de los monumentos únicos de la ciudad romana de Ocuri , el impresionante Mausoleo, estructura abovedada funeraria, sin paralelos en la provincia. Tenía ganas que Fernando Fernández lo viera pues creo que tiene algunos elementos comunes con algunas tumbas de la necrópolis de Carmona (Sevilla), conjunto arqueológico del cuál Fernando fue también director durante algunos años. Fue muy interesante compartir con él impresiones.

Desde el interior

Fotografía de Javier Izquierdo desde el interior del Mausoleo mientras se realizaba la explicación del monumento.

Tras contemplar la Muralla Ciclópea y explicar el proceso de identificación de las distintas fases de construcción de la misma y la interpretación que de ella hemos hecho, pasamos realmente al interior del recinto urbano y pudimos ver las diferentes cisternas, la Vivienda nº 3, el Foro, la Casa de Juan Vegazo y las Termas.  En algunas de estas estructuras emergidas pude plantear la problemática que su excavación, restauración o puesta en valor, según los casos, nos plantearon en su momento y , sobre todo en las Termas, tuvimos un buen debate sobre la interpretación de este aún enigmático edificio, único establecimiento termal descubierto hasta ahora en la sierra gaditana.

Termas

Explicaciuón de la interpretación del edificio romano denominado como “Termas” por parte del arqueólogo Luis Javier Guerrero. Foto Javier Izquierdo

El grupo quedó impresionado por la buena conservación del yacimiento, sus estructuras visitables, las excelentes infraestructuras turísticas y el incomparable marco natural en el que se ubica, no hay que olvidar que estamos en pleno Parque Natural “Sierra de Grazalema” y la orografía y el paisaje impresiona a todo aquel que lo contempla, sobre todo si es la primera vez, como era el caso de muchos de los visitantes. En este sentido, las vistas del valle de Santa Lucía, con Benaocaz y el inicio de la Manga de Villaluenga al fondo dejaron al grupo maravillados. En ese punto panorámico pude explicar a mis antiguos compañeros la ubicación de yacimientos en los que he tenido la oportunidad de trabajar e investigar como las Simas de Veredilla (un impresionante conjunto de cuevas-simas con yacimientos neolíticos), el Peñón Gordo (un interesante yacimiento calcolítico y posteriormente íbero y romano posiblemente conectado con la propia Ocuri), Archite (una de las famosas “Siete Villas” del Marqués de Cádiz que se despobló en el siglo XVI), la calzada Ubrique-Benaocaz (de origen milenario), el propio Barrio Alto de Benaocaz (conocido turísticamente como el “Barrio Nazarí”) o las cuevas de la Manga de Villaluenga (con yacimientos neolíticos y calcolíticos)…

panoramica

El grupo de la AAMAS contemplando el espectacular paisaje que se visualiza desde el yacimiento romano. Al fondo la sierra grazalemeña, Benaocaz y el inicio de la Manga de Villaluenga. Foto Javier Izquierdo.

Fue una lástima no haber podido tener más tiempo, pero el grupo tenía previsto visitar el Museo de la Piel y el casco urbano de Ubrique tras la comida y tuvimos que acortar las explicaciones. Debo decir que a esto nos ayudó muchísimo la guía de turismo del yacimiento ubriqueño, Isabel, que en todo momento estuvo atenta también a cualquier incidencia y preguntas de los integrantes de la asociación.

El grupo me hizo partícipe, días después, de su agradecimiento al Ayuntamiento de Ubrique por las facilidades dadas y de la buena impresión que se llevaron del yacimiento, su conservaciçon y uso turístico y del pueblo serrano de Ubrique.

Para mí fue una jornada entrañable y llena de recuerdos…mayor que se hace uno ya…

IX Bajada Romana en Ubrique (Cádiz)

Los dias 1 y 2 de junio de 2018 se celebrarán los actos culturales relacionados con la IX Bajada Romana en Ubrique (Cádiz). Un acontecimiento cultural, turístico y lúdico que año tras año se va consolidando en la ciudad serrana y que este año incorpora a su primer día una recreación de un funeral romano en el entorno del yacimiento arqueológico de Ocuri. Esta recreación histórica la ejecutará la Asociación cultural de recreación histórica romana “Gades Aeterna”, grupo gaditano que lleva desde 2012 realizando recreaciones relacionadas con la vida cotidiana romana. La recreación lleva por título “Nihil morte certius” (nada más cierto que la muerte…) que promete ser impactante en las cercanías de la necrópolis de la propia ciudad romana.

33117489_2118469995043248_258490149988466688_n

Este primer día concluirá con el ya tradicional “Convivium Ocuritanorum” , la cena con obligada asistencia en adecuada indumentaria romana, que por cuarto año se celebra en la Venta de Ocuri, el antiguo bar del Centro de Recepción del yacimiento ubriqueño. Todos los manjares ofrecidos en la cena están realizados siguiendo las recetas del célebre gastrónomo romano del siglo I d.C. Marco Gavio Apicio y se regarán con “mulsum” (vino aromatizado con miel).

Al día siguiente se realizará la ya tradicional IX Bajada Romana por la antigua calzada de Benaocaz a Ubrique (también es obligada la indumentaria romana) y por la tarde, tras el almuerzo en la plaza, se celebrarán diferentes actos y festejos que se detallan en el programa que más abajo os dejo.

Desde este blog nos congratulamos, una vez más, que estas actividades recreacionistas se vayan consolidando en nuestra sierra gaditana (tal y como pasa con las de época napoleónica de Algodonales y El Bosque por ejemplo) y que la historia, nuestra historia, vaya calando en nuestras gentes como señas identitarias de una sociedad que es lo que es hoy día gracias a su pasado. Un pasado que no podemos olvidar y que debemos legar a nuestros sucesores.

Por último,  deseamos que todos los participantes y los espectadores tengan unas jornadas magníficas… y como reza un epitafio latino “Dum licet fruere”  (¡disfruta mientras puedas!).

El programa completo es el siguiente:

1 de junio de 2018

  • 20:00 Funeral romano a cargo de Gades Aeterna. Invitaciones en la Oficina de Turismo de Ubrique. Aforo limitado.
  • 21:30  Convivivm Ocvritanorvm (Cena romana con recetas de Apicio). Bar del centro de recepción de Ocvri. Amenizadas por el baile de las famosas Puellae Gaditanae. Para participar en la cena es requisito vestir siguiendo la moda de la Hispania Romana.

El menú romano está compuesto de:

  • GVSTATIO
    • CONDIMENTVM UNCTVOSVM CASEI CVM ALIO ( Salsa de queso con ajo para untar)
    • CVSPIDES LVCANICANORVM ET PRVNORVM (Brochetas de chistorras y ciruelas)
    • ACETARIA LACTVCVLARVM (Cogollos)
    • OVA ELIXA (Huevos duros)

    PRIMAE MENSAE

    • PULLUS OCVRITANVS (Pollo asado con salsa especiada.
    • PORCVS MORETVS (Filetes de cerdo acompañadas de salsa moretum)
    • ISICIA LOLLIGINE (Albóndigas de calamares)

    (A elegir uno de entre los tres)

    SECVNDAE MENSAE

    • CRVSTVIVM MELIOMELORVM CVM CASEO (Pastel de queso fresco con carne de membrillo)
    • TYROPATINA (Flan de huevo)
    • MILIAFOLIA (Hojaldre)

    (A elegir uno de entre los tres)

    Pan y “Mulsum” incluido

    LUGAR: Venta de Ocvri (centro de recepción del yacimiento de Ocvri)

    Teléfono de reservas 696071832

33837587_1610447715747903_5410710069044051968_o

Sábado 2 de Junio

  • 10:00 Salida del autobús hacia Benaocaz. Estación de autobuses de Ubrique
  • 11:30 Salida desde Benaocaz hacia Ubrique por la calzada romana.
  • 13:00
    • Apertura del mercado artesanal romano en la plaza del Ayuntamiento.
    • Juegos romanos infantiles
    • Castra romana
  • 13:30 Desfile desde la Plaza de la Estrella hasta la Plaza del Ayuntamiento. Participarán todos los grupos que nos visitan además de nuestra Legio X eqvestris y nuestro grupo de civiles ocvritanos, sin olvidarnos de la participación de nuestra sacerdotisa del culto imperial de Ocvri, Postvmia Honorata.
  • 14:30 Almuerzo
  • 17:00 Bautizo de los nuevos romanos
  • 17:30 Inauguración de IX Jornada por parte del procónsul y el gobernador del Conventvs Gaditanvs.
  • 18:00
    • Música a cargo del Grupo Municipal de Recreación Histórica de Baebia Aruccitana de Aroche (Huelva).
    •  Bailes romanos a cargo de los grupos de danza “Belly Dance” (Ubrique) y “Nadima Fusión” ( Prado del Rey)
  • 18:30 Venta de esclavos a cargo del grupo recreacionista Emeritae Lvdvs Gladiatorvm (Mérida)
  • 19:00 Gladiatura, a cargo del grupo recreacionista Emeritae Lvdvs Gladiatorvm (Mérida)

Se contará con la colaboración de la Asociación Histórica Romana Centuria IX  Leg Hispana de Punta Umbría (Huelva).

33076054_1711634012259803_3523060930155905024_o

 

 

 

 

 

 

 

El programa de TVE2 “Arqueomanía” en los yacimientos romanos de la sierra gaditana

A finales del mes de julio de 2017 un equipo del programa de TVE2 “Arqueomanía”, que presenta Manuel Pimentel Siles, estuvo grabando durante varios días en los yacimientos romanos de la sierra de Cádiz. El equipo dirigido por Manuel Navarro estaba interesado en darle continuidad a un capítulo genérico sobre los ingenieros romanos que tenían planteado desde la temporada pasada y nuestro compañero, el arqueólogo Luis M. Cobos, le sugirió que como complemento a lo rodado ya en Paterna de Ribera sobre el acueducto de Gades (zona de “Los Arquillos”) visitara los yacimientos de la sierra donde existen restos de importantes obras hidráulicas, sobre todo el imponente y enigmático “Castellum Aquae” de Sierra Aznar (Arcos de la Frontera), el acueducto, el sistema de almacenamiento en cisternas y las termas de Ocuri (Ubrique) o las cisternas ibero-romanas del cerro del castillo de Zahara de la Sierra.

Grabando desde Ocuri

El director de “Arqueomanía”, Manuel Navarro, grabando las termas de Ocuri con la sierra de Ubrique al fondo (Foto: Luis M. Cobos).

Es preciso recordar aquí que Manuel Pimentel, gran apasionado de la arqueología y cuya familia es oriunda de Algodonales, fue el gran impulsor de la “Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos” desde el ministerio de Trabajo que él dirigió a finales de los años noventa. Hizo varias visitas a los yacimientos que desde 1997 se estaban recuperando en la sierra, primero a la Escuela Taller “Foro Arqueológico”, que tuve el placer de dirigir, y que económicamente dependía del INEM, organismo de ese ministerio. Le acompañé en su visita a Carissa Aurelia (Espera-Bornos) donde ya pude comprobar el dominio que tenía sobre los términos arqueológicos y sobre el mundo romano en particular. Y en segundo lugar visitando una exposición que el equipo de “Foro Arqueológico” (sobre todo Luis M. Cobos, Pepa Lozano, Manolo Castro y Ana Pérez) montamos en el salón de plenos de la Mancomunidad de Municipios “Sierra de Cádiz” en 1999 y que serviría de trasfondo para crear el proyecto “Arqueosierra”,  que fue todo un revulsivo a nivel patrimonial, cultural, económico y social para la sierra gaditana. Nunca antes la arqueología había sido tan importante en nuestra comarca, traspasando un punto de no retorno para el patrimonio histórico serrano que ni siquiera la brutal crisis de estos años ha podido empañar. Como la “Ruta Arqueológica” ha cumplido ya sus primeros 20 años y, aunque parece que le pese a algunos, sigue en parte funcionando, prometo hablar en este mismo blog de su origen, desarrollo, problemática y, por supuesto, de sus logros.

Visita Pimentel Expo

Visita de Manuel Pimentel a la exposición realizada por el equipo de la Escuela Taller “Foro Arqueológico”, perteneciente a la Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos, en la sede de la Mancomunidad de la Sierra de Cádiz en 1999.

Manuel Pimentel nos apoyó en todo momento, algo que siempre hemos valorado extremadamente, visitando luego varios yacimientos a lo largo de los años y recordamos en especial una visita a Sierra Aznar en la que le acompañó parte del grupo de arqueólogos de Arqueosierra con Luis M. Cobos al frente.

Por tanto, que “Arqueomanía” visitara los yacimientos romanos de la sierra gaditana y permitiera, con su emisión, la difusión no solo de nuestro importante y espectacular legado histórico y arqueológico, sino también de nuestros años de incansable trabajo en pos de la recuperación, puesta en valor y uso público de estos yacimientos, algo que se ve claramente en el reportaje, ha sido  un acto que casi puedo considerar como de “justicia poética”.

El programa que puede verse en la web de Televisión Española que más abajo indicamos fue emitido el sábado 3 de febrero a partir de las 13.15 de la tarde. Pasamos a comentar brevemente las imágenes emitidas que, lógicamente, no son todas las que el equipo grabó en aquellos días. Así, en el minuto 16’ se inicia el capítulo referente a los ingenieros romanos y se habla ya del acueducto que va desde El Tempul (Argar) a Cádiz.  Tras exponer primeramente una breve visión de la ciudad íbero-romana de Acinipo (término de Ronda, pero en las cercanías de Setenil de las Bodegas) y de su magnífico teatro como primer exponente de las obras públicas romanas, se interna en la ciudad romana de Ocuri con unas espectaculares vistas aéreas realizadas con un dron a partir del minuto 19’ 50’’.

Manuel Navarro en twitter

Vista aérea de las termas de Ocuri realizada con el dron del equipo del programa con el imponente paisaje serrano de fondo (Foto: Manuel Navarro)

Tras un primer vistazo al Mausoleo, estructura funeraria excelentemente bien conservada y uno de los hitos principales de la visita guiada al yacimiento que actualmente realiza el ayuntamiento de Ubrique a través de su oficina de Turismo, se pueden apreciar las diferentes cisternas “a bagnarola” que forman la red de almacenamiento y abastecimiento de agua de la ciudad y se explica cómo el agua pública se traía mediante un acueducto sifónico desde un manantial en las cercanías de Benaocaz.

Grabacion mausoleo

Grabación de la entrevista delante del Mausoleo romano de Ocuri con todo el equipo al completo (Foto: Luis M. Cobos).

La visita a Ocuri termina con la visión del problemático edificio de las termas, únicas identificadas hasta ahora en la sierra gaditana, de discutida interpretación al no haberse estudiado aún con metodología apropiada. Sus más de 400 metros cuadrados y su intrincada trama estructural se aprecian perfectamente a “vista de pájaro”.

De Ubrique pasamos a Espera donde Pepa Lozano, directora del Museo Arqueológico Municipal, otro logro de “Arqueosierra”, nos explica el contenido de varias de sus salas dedicadas al mundo romano, destacando el grupo de escultura animalística íbero-romana, con sus famosos leones, un conjunto único también en Andalucía Occidental.

Grabando leones

En la sala de escultura íbero-romana del Museo Arqueológico Municipal de Espera (MAE).

Luis M. Cobos nos comenta, a continuación, desde la preciosa cubierta de cristal que protege el interior del ábside de la antigua iglesia de Santa María de la Mesa de Zahara de la Sierra, asentada sobre los restos de una mezquita y hoy día convertida en Centro de Interpretación tras los trabajos de “Arqueosierra”, las principales características del abastecimiento de agua en épocas íbera y romana al yacimiento del cerro del castillo, su red de cisternas y sus canalizaciones y cómo para los romanos la preocupación por el agua fue una constante en todos los yacimientos de la comarca.

Luis Cobos en abside iglesia

Luis M. Cobos exponiendo las características del yacimiento de Zahara sobre la cubierta de cristal que protege el interior del ábside de la antigua iglesia de Santa María de la Mesa, asentada sobre una mezquita y un edificio romano, y hoy día Centro de Interpretación.

Por último, nuestra compañera Esperanza Mata describe las principales características de las imponentes estructuras hidráulicas del yacimiento de Sierra Aznar en Arcos de la Frontera al que ella denomina como la antigua ciudad de Calduba citada por Plinio. Expone también las distintas teorías que actualmente se barajan sobre la función de estas extraordinarias estructuras, desde la que lo define como un “Castellum Aquae”, sistema fortificado de almacenamiento, depuración y distribución de agua pública, sea bien como aporte al acueducto de Gades o como sistema de almacenamiento de su red de villas agrícolas en el inmediato valle del Majaceite, o bien como defiende ella misma como un sistema hidráulico relacionado con procesos extractivos mineros.

Esperanza en Sierra Aznar

La arqueóloga Esperanza Mata describiendo las estructuras del complejo hidráulico de Sierra Aznar (Arcos de la Frontera, Cádiz) para las cámaras de “Arqueomanía” (Foto: Luis M. Cobos).

Tenemos que decir en este punto, que en estos momentos y desde el verano pasado el ayuntamiento de Arcos de la Frontera está realizando tareas de limpieza y rea-condicionamiento de lo que se puso en valor en su día con la ruta arqueológica, con vistas a su nueva puesta en uso público, dentro de estrategias de diversificación de sus recursos patrimoniales y turísticos, laboras que lleva a cargo el joven arqueólogo arcense Daniel Jiménez. Algo digno a tener muy en cuenta y muy encomiable dado los tiempos que corren.

El programa termina con el acueducto de El Tempul y la vista del yacmiento de “Los Arquillos” que comentamos al principio, añadiendo imágenes de cómo se construyó dicho acueducto mediante infografías.

En definitiva, a pesar de que a los implicados se nos hace muy corto, tenemos un buen programa que ha dado a conocer en toda la península la importancia de los yacimientos romanos de la sierra gaditana. Una labor de difusión que es imprescindible no solo para el conocimiento de nuestro hasta hace poco ignorado patrimonio comarcal, sino que resulta imprescindible para la consolidación y desarrollo de la vertiente cultural y turística de los mismos, algo en lo que aquellos que tuvimos el placer de trabajar en la “Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos” siempre defendimos: “No se puede conservar aquello que no se conoce, no se valora y no se disfruta…”.

El enlace para ver completo el programa es el siguiente: http://www.rtve.es/alacarta/videos/arqueomania/arqueomania-ingenieros-romanos/4456846/

Presentación del libro “Ubrique de los columpios” del antropólogo Manuel J. Castro

En Ubrique, el próximo sábado 2 de diciembre, mi amigo  y compañero de la Asociación “Papeles de Historia”, Manuel J Castro, presentará su libro “Ubrique de los columpios”, producto de su trabajo de investigación de varios años sobre las coplas que se cantaban en Ubrique en determinados días festivos al vaivén de los columpios y que, lamentablemente, están casi perdidas o en vias de desaparición. Además de estudiar y analizar el significado antropológico, social y cultural de estas antiguas canciones, Manolo ha logrado recuperar más de 50 de ellas que se incluyen al final de su estudio y pueden escucharse bien en un CD adjunto o mediante una página web con los códigos QR que se incluyen.

Personalmente, tras leer su primer borrador, quedé sorprendido de cómo un mecanismo tan simple, a veces solo dos cuerdas y una tabla de madera, ha podido ser el centro de tantas relaciones humanas, de tantos actos sociales, de tantas actividades lúdicas y culturales; en suma, de tantos comportamientos antropológicos. Comprobar que este simple artilugio se ha utilizado desde la prehistoria, atravesando todas las épocas históricas — como bien demuestra el autor en su obra— como un verdadero instrumento de transmisión de valores culturales, sociales y etnológicos es la grata conclusión a la que
llegué tras su lectura.

Portada libro Manolo

Portada del libro “Ubrique de los columpios” del antropólogo ubriqueño Manuel J. Castro

Durante varios años el autor ha desarrollado una paciente labor de investigación, de búsqueda de esos entrañables ubriqueños y ubriqueñas que aún conservan la tradición de las coplas de columpio, de sesiones de grabación de sus voces, algunas ya quebradas
por la edad, algo que las hace aún más meritorias, y otras resplandecientes, finas,
entonadas… inmejorables. Una labor imprescindible, pues muchas de esas voces no estarán ya mucho tiempo con nosotros y lamentablemente se perderán sus coplas
con ellas y con ello buena parte de la cultura popular de esta comarca.

La virtud del trabajo de Manolo Castro es hacernos ver cómo algo que quizás pudiera
ser anecdótico o nimio a primera vista, ha jugado realmente un papel muy importante en el mantenimiento de valores de una sociedad. Valores sociales y culturales que han ido pasando de padres a hijos, aunque en nuestro caso sea, mayoritariamente, de madres a hijas, pues las mujeres son las grandes protagonistas en esta imprescindible y esencial tarea comunicativa intergeneracional.

Cartel

Cartel de los actos de presentación del libro “Ubrique de los columpios” en el marco de las actividades de la Diputación de Cádiz y el Ayuntamiento de Ubrique

He tenido el placer y el honor de prologar este preciosista libro que ha maquetado mi hermano Juan Antonio Guerrero y editado Arunda Gourmet, nuestra pequeña empresa familiar con una subvención de la Diputación de Cádiz y el apoyo del Ayuntamiento de Ubrique.

Los actos de presentación del libro incluyen una serie de actividades entre las que destacamos las del dia 1 de diciembre de 2017 con una sesión de “Aprendizaje y partituras de canciones de columpios” a cargo de Celia Ramos Jiménez en el Salón de Actos del I.E.S. Ntra. Sra. de los Remedios, mientras que a las 12,00 horas del día 2 de diciembre, en el Convento de Ubrique, actual sede del futuro Museo de la Piel, tendrá lugar el acto de presentación del libro y su CD que será seguido por otras actividades que incluyen el montaje de un columpio, con muestra de canciones de las recogidas en el libro y un taller gastronómico donde se degustarán platos típicos de la Sierra, a cargo del cocinero Antonio Orozco.

Romanos de Ubrique organiza la VIII Bajada Romana por la calzada Benaocaz- Ubrique (2, 3 y 4 de junio de 2017).

Por octavo año consecutivo, la Asociación Cultural Romanos de Ubrique, en colaboración con el Ayuntamiento de Ubrique y con el patrocinio de varias empresas de la localidad,  organiza la Bajada por la calzada de Benaocaz a Ubrique. Este año se va a celebrar a principios de junio (del viernes 2 al domingo 4 de junio) en lugar de a finales de ese mismo mes como se había hecho en las últimas ediciones.

La bajada por la calzada está rodeada de actividades culturales y lúdicas a lo largho de todo el fin de semana y que se inician el viernes por la tarde con un mercado de artesanía, un taller de cerámica y un desfile de la centuria ocuritana de la Legio X, que defiende el oppidum ocuritano, acompañada por un grupo de puellae gaditanae (bailarinas gaditanas famosas desde la época púnica) por distintas plazas y calles del centro de Ubrique.

A las 21,30 horas la sacerdotisa del culto imperial, Postumia Honarata (la sin par Paqui Viruez), ofrecerá un pregón en la Plaza del Ayuntamiento y a continuación el cónsul de Roma (Joaquín Ramón Gómez), desplazado hasta aquí expresamente desde su mansión de la sierra, y acompañado por varios senadores del Ordo Ocuritanorum, inaugurará las jornadas de la VIII Bajada en nombre del emperador.

Cartel grande

Cartel de la VIII Bajada Romana, obra de Eduardo Calvo, dedicada a la sacerdotisa Postumia Honorata

Era, por tanto, obligado que el cartel de esta edición estuviera dedicado a Postvmia Honorata. que desde hace unos meses hace su aparición los segundos sábados de cada mes en la ciudad donde tan fielmente desarrolló su actividad social y religiosa. Actividad atestiguada por el pedestal de su perdida estatua, que se conserva en el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.), que estará abierto en su horario habitual  y donde pueden contemplarse, además del mismo, las reproducciones de los dos epígrafes de los emperadores Antonino Pío y Commodo hallados en el foro de Ocuri en una sala dedicada a la ciudad romana.

En la mañana del sábado y tras ser trasladados los recreantes (imprescindible llevar vestimenta romana) hasta la plaza del ayuntamiento de Benaocaz, se iniciará la bajada por la antigua calzada, camino milenario utilizado desde la más remota prehistoria, que culminará a mediodía con la entrada en Ubrique y con un gran desfile en el que participará la Legio XXX Ulpia Victrix, desplazada desde sus cuarteles de Hispalis (Sevilla) donde están al servicio del emperador italicense Marco Ulpio Trajano, nuestro señor.

La Legio XXX Ulpia Victrix, que participó en las victoriosas guerras en Dacia (102-106 d.C.) destaca por su uniformidad, marcialidad y adiestramiento…¡todo un espectáculo ver su desfile y sus maniobras!.

Legio XXX

Ejercicio de adiestramiento de la Legio XXX Ulpia Victrix en Itálica (Sanbtiponce, Sevilla) en una foto publicada en su Facebook

A lo largo de todo el día estarán abiertas las tiendas del mercado y la taberna romana y se desarrollarán diversas escenas de la vida romana como venta de esclavos, bailes de las puella gaditanae, combates de gladiadores, espectáculo de cetrería, talleres de reproducción de cerámica romana, etc… Otra de las novedades de este año es la incorporación de un grupo de guerreros íberos que combaten contra la centuria ocuritana y que ya han demostrado su valor en los enfrentamientos (simulados claro…) habidos en las representaciones efectuadas en el yacimiento en los días de visitas tematizadas.

Tras los desfiles, habrá una comida de hermandad para todos aquellos con vestimenta de romano/a.

Durante la mañana del domingo se abrirán de nuevos las tiendas de artesanía y seguirán las actividades. El yacimiento estará abierto en su horario habitual de fin de semana y con sus visitas guiadas como siempre, así como el Centro de Recepción que proyecta un audiovisual y el bar de Ocuri regentado por Antonius Mateus, insigne mesonero y mejor ciudadano.

Ofrenda mausoleo

Una patricia ocuritana (Josefina Herrera) realiza una ofrenda a los difuntos en el interior del Mausoleo de Ocuri (Foto: Luis Rodríguez).

Desde aquí animo a todos aquellos interesados en la Historia y Cultura romanas a venir a Ubrique este fin de semana y revivir el esplendoroso pasado de la ciudad romana de Ocuri. ¡Ave et Vale!.

La sacerdotisa augustal Postumia Honorata regresó a la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz)

El pasado sábado, 11 de marzo, la sacerdotisa augustal Postumia Honorata, natural de Barbesula (en la desembocadura del río Guadiaro, San Roque, Cádiz), hija de Cayo Postumio Optato, regresó por unas horas al que fuera su lugar de consagración sacerdotal, a la ciudad romana de Ocuri, donde vivió, desarrolló su actividad religiosa y seguramente murió en la segunda mitad del siglo II después de Cristo.

Debemos este feliz acontecimiento recreacionista a la Asociación Cultural Romanos de Ubrique, organización sin ánimo de lucro que  nació con la intención de poner en valor el patrimonio histórico cultural de la Sierra de Cádiz, con especial énfasis en el yacimiento de Ocuri (Ubrique). Su colaboración, cada vez más activa, con el Ayuntamiento de Ubrique en potenciar, dinamizar y mejorar las visitas guiadas a la ciudad romana, ha dado un paso más hacia adelante incorporando pequeñas escenas de recreación histórica de lo que debió ser la vida cotidiana en dicha ciudad. Escenas representadas por los voluntarios y asociados con gran brillantez en este pasado fin de semana y que demuestran el gran trabajo de estudio y documentación que hay detrás de ellas.

Postumia en el foro

La sacerdotisa de los cultos imperiales, Postumia Honorata, reaparece en el Foro de la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz). Fotografía de Luis Rodríguez “Elalemán”.

La aparición de la sacerdotisa en lo alto del foro de Ocuri , tras salir de lo que hoy son las ruinas de la Casa de Juan Vegazo, el descubridor del yacimiento a finales del siglo XVIII, que muy posiblemente estuviera construida sobre uno de los templos romanos, dicen que fue espectacular. Postumia (Paqui Viruez) asombró a los asistentes volviendo a su lugar de residencia casi 2000 años después de su muerte, narrando su historia, su vida y los merecimientos que hicieron que su padre, con aprobación de los decuriones municipales, le erigiera una estatua con su correspondiente pedestal honorífico en el foro ocuritano. Acto en el que, según consta en la inscripción, hoy día restaurada, conservada y expuesta en el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (San Juan de Letrán), se dio un banquete público en su honor.

La jornada siguió con una serie de combates entre los legionarios de la Décima y un grupo de guerreros íberos, recientemente incorporados a la asociación, así como diversos desfiles y maniobras, como la famosa “testudo” (tortuga) defensiva. También se efectuaron actos junto al Mausoleo de Ocuri, donde se realizaron ofrendas en honor a los difuntos.

Combate 1

Combate en el Foro de Ocuri (Fotografía de Luis Rodríguez “Elalemán”)

Combate 2

Otro aspecto del combate en el Foro ocuritano (Foto Luis Rodríguez “Elalemán”)

Uno de los objetivos de esta asociación es, precisamente, el fomento y difusión del conocimiento de la vida, costumbres y cultura romanas en nuestro ámbito geográfico inmediato y para ello dispone de dos grupos de trabajo diferenciados, uno de ámbito histórico general y otro exclusivamente castrense encarnado por la centuria de la Legio X “Equestris”, de época tardorepublicána (la original fue constituida por Julio César en el 61 a.C.) y que fue el origen de la asociación. La Legio X lleva siete años organizando y realizando la Bajada Romana por la calzada desde Benaocaz a Ubrique (siempre en un fin de semana de finales de junio) que cada año se supera con mayor participación y con un mayor número de actividades culturales y lúdicas.

Precisamente, la recuperación de la antigua calzada, de origen romano, es otro de los objetivos primordiales de la asociación, un legado histórico y patrimonial de primer orden que en los últimos decenios ha sufrido constantes destrozos. Para ello se va a organizar para Junio la VIII Bajada Romana que se va  a acompañar de nuevo con actos culturales, conferencias y jornadas de actividades recreacionistas romanas de las que ya iremos dando cuenta.

Cartel VI Bajada Romana

Cartel de la VI Bajada de la calzada Benaocaz- Ubrique (2015)

El trabajo de reconstrucción histórica que se realiza, previa documentación y con asesoramiento de especialistas, se ve plasmado en la creación de indumentaria, tanto civil como militar,  utensilios, armas, enseñas, objetos cotidianos como cerámicas, adornos, elementos suntuarios, etc…que paulatinamente se van incorporando a las representaciones, todo ello como hemos dicho con una finalidad fundamentalmente didáctica, pedagógica y divulgativa.

Además de los legionarios de época republicana y el grupo de íberos recién incorporados, la asociación cuenta con varias matronas patricias (Constancia y Flavia), una pequeña domina niña (Tulia), una esclava (Marcia), la sacerdotisa Postumia y varios ciudadanos ocuritanos.

Ocuritanas

Un grupo de “ocuritanas” (sacerdotisa, matrona, esclava y pequeña domina) abandonan juntas el foro y nos enseñan su indumentaria (Foto: Luis Rodríguez “Elalemán”).

Desde el sábado 14 de enero de 2017 y tras acuerdo con la Concejalía de Cultura, Festejos y Turismo del Ayuntamiento de Ubrique, el segundo sábado de cada mes, los miembros de la Asociación Romanos de Ubrique apoyan y dinamizan las visitas guiadas a la Ciudad Romana de Ocuri, que tanta atención de público llevan teniendo desde la reapertura del yacimiento arqueológico a finales de 2014 tal y como dimos cuenta desde este blog.

Grupo en entrada

El grupo recreacionista que participó el 11 de marzo de 2017 en la reaparición de Postumia Honorata en la ciudad romana de Ocuri

Desde aquí no solo felicitar tanto a la Asociación Romanos de Ubrique como al Ayuntamiento de Ubrique por esta importante iniciativa, que a buen seguro redundará en la calidad de la difusión histórica del rico legado romano de nuestra sierra, sino que constituye, para mí, un motivo de satisfacción personal por el hecho de que el trabajo que, junto con muchos otros compañeros y compañeras, hemos realizado, desde hace más de 20 años, para recuperar y poner en valor este yacimiento romano se vea, hoy día, recompensado…Gracias, de verdad, a todos los que lo hacéis posible…éste era nuestro objetivo…que Ocuri  ¡volviera, al fin, a estar viva!.