La X Bajada Romana de Ubrique

La Asociación Cultural “Romanos de Ubrique”  organiza a partir de este 17 de mayo de 2019 y hasta el 1 de junio, diversos actos que culminarán con la realización de la X Bajada Romana. Este año será la décima celebración de esta iniciativa cultural que año tras año se ha ido consolidando dentro de las actividades recreacionistas que se han establecido en toda la sierra gaditana, siendo la de Ubrique la única de temática romana.

Algo que surgió hace diez años entre un grupo de amigos como un evento lúdico pero a la vez reivindicativo de las señas de identidad de todo un pueblo, se ha convertido paulatinamente en un potente soporte de la recuperación y utilización turístico-cultural del patrimonio histórico de Ubrique, en especial de su legado romano, de la que la antigua calzada que aún hoy sigue uniendo Ubrique y Benaocaz y, sobre todo, la ciudad de Ocuri son sus máximos referentes (aunque no los únicos de este sin par municipio…).

Entre las actividades que desarrolla esta asociación vuelvo a destacar como hice desde este mismo blog hace algún tiempo, las recreaciones que realizan los segundos sábados de cada mes en el propio yacimiento y durante los horarios de visita del público.

xbajadaromana

Cartel anunciador de la X Bajada Romana (Eduardo Calvo, 2019)

Este año, además, tengo el placer de participar en uno de los actos que acompañarán a la X Bajada Romana, ya que el viernes 17 de mayo, estoy invitado a dar una conferencia sobre Ocuri y las ciudades romanas de la sierra de Cádiz, en la que intentaré exponer la importancia que tuvo esta ciudad en el ámbito de la sierra romana y su interconexión con las otras ciudades descubiertas hasta ahora. Igualmente, tras mi charla tendré el gusto (nunca mejor dicho) de dar paso a la conferencia de mi buen amigo y compañero Manuel J. Castro que disertará sobre “Espacios para la gastronomía romana”, una exposición que estoy seguro nos va a sorprender (como todo aquello que hace mi amigo Manolo…).

cartelconferencias19

Cartel de las conferencias que impartiremos Manuel J. Castro y un servidor el viernes 17 de mayo de 2019

Tras las charlas, se celebrará el V Convivium Ocuritanorum  en el bar del Centro de Recepción de la ciudad romana de Ocuri y en el que se degustarán comidas y bebidas de la época romana y según recetas del mismísimo Apicio.

Para aquellos que estén interesados, el menú consistirá en:

GVSTATIO

Condimentvm unctvosvm casei cvm alio (Salsa de queso con ajo para untar)

Acetaria lactvcvlarvm (Cogollos)

Carotae Ornatae (Zanahorias aliñadas)

PRIMAE MENSAE

Pullus ocvritanvs (Pollo asado con salsa especiada)

Ungellae moretus (Codillo de cerdo acompañadas de salsa moretum)

Isica lollegine (Albóndigas de calamares)   (A elegir uno de entre los tres)

SECVNDAE MENSAE

Tyropatina (Flan de huevo)

Mala asatae a furno (Manzanas asadas)  (A elegir uno)

Pan y “Mulsum” incluido

La cena será amenizada con las danzas de las famosas “Puellae gaditanae

Convivium ocuritanorum

Los días 29 y 30 de mayo y a partir de las 16,00 horas se desarrollarán en el bar del centro de recepción de la ciudad romana, sendos “Talleres de Vestimenta Romana”, que servirán para dar aún mayor vistosidad y rigurosidad histórica a la recreación de los días siguientes.

En la tarde del día 31 de mayo se realizará el tradicional desfile de todas las asociaciones y grupos participantes en la bajada desde la Avenida de España de Ubrique hasta la Plaza del Ayuntamiento y al día siguiente, sábado 1 de junio, se desarrollará la bajada por la calzada desde Benaocaz y el resto de actividades que os relacionamos a continuación.

¡Qué disfrutéis de todas ellas!

VIERNES, 17 MAYO

19:15: Conferencias .

Ocuri y las ciudades romanas de la Sierra de Cádiz” por Luis Javier Guerrero Misa, arqueólogo. Director de las intervenciones arqueológicas en Ocuri desde 1998 a 2015.

“Espacios para la gastronomía romana” por Manuel J. Castro Rodríguez, antropólogo, profesor de Instituto y arquitecto técnico.

21:30: V Convivivm Ocvritanorvm

Lugar: Venta de Ocvri. (Reservas antes del 15 de mayo – tf: 696071832). Es im

MIÉRCOLES, 29 MAYO

16:00 Taller de vestimenta romana (información aquí)

JUEVES, 30 MAYO

16:00 Taller de vestimenta romana

VIERNES, 31 MAYO

20:30 Desfile desde la Avenida de España hacia plaza del Ayuntamiento

21:00 Apertura del Macellum (mercado)

22:00 Inauguración de la X Bajada Romana a cargo de Pvblio Carisio, Legado de Avgvsto Fundador  de Emerita Antiqva y de la Lvsitania.

22:30 Desfile de moda de la Hispania Romana (a cargo de Pilar González)

SÁBADO 1 JUNIO

9:00 Salida desde la estación de autobuses hacia Benaocaz

10:00 Comienzo de la Bajada por la calzada romana.

13:00 Desfile de distintas legiones romanas, fuerzas de Cartagineses, Íberos-Turdetanos, pueblos de Hipania.(Desde Avenida de España hasta la Plaza del Ayuntamiento)

14:00 Llegada a la Plaza del Ayuntamiento y almuerzo en las “thermopolia” del foro romano

16:00 Bautizo romano a cargo del Legado Pvblio Carisio.

17:00 Venta de esclavos (Asociación de Emerita Avgvsta)

17:30 Explicación de panoplias cartaginesas en guerras púnicas y su evolución en la cultura (Asociación de divulgación histórica Tanit)

18:00 Ludus Gladiatorius (Lvdvs Antiqvvs de la Asociación de Emerita Antiqva)

19:00 Baile ofrecido por las Puellae Gaditanae Iptvcitanae

20:00 Vuelo de aves rapaces

21:30 Baile a cargo de las Puellae Gaditanae Ocvritanae

22:00 Recreación teatralizada del asesinato de Julio César (Asociación Cultural de Recreación Histórica de Bandoleros de Grazalema

23:00 Baile de las Vestales (Asociación Emerita Antiqva)

Asociaciones participantes en la X Bajada Romana (2019)

Federación de tropas y legiones de Cartagena

Asociación Emerita Antiqva

Asociación Cofrade Centuria  Romana de Huelva, Legio XIX

Legio I Minervia

Asociación Tanit de Jimena

Asociación de divulgación histórica Tanit

IX Bajada Romana en Ubrique (Cádiz)

Los dias 1 y 2 de junio de 2018 se celebrarán los actos culturales relacionados con la IX Bajada Romana en Ubrique (Cádiz). Un acontecimiento cultural, turístico y lúdico que año tras año se va consolidando en la ciudad serrana y que este año incorpora a su primer día una recreación de un funeral romano en el entorno del yacimiento arqueológico de Ocuri. Esta recreación histórica la ejecutará la Asociación cultural de recreación histórica romana “Gades Aeterna”, grupo gaditano que lleva desde 2012 realizando recreaciones relacionadas con la vida cotidiana romana. La recreación lleva por título “Nihil morte certius” (nada más cierto que la muerte…) que promete ser impactante en las cercanías de la necrópolis de la propia ciudad romana.

33117489_2118469995043248_258490149988466688_n

Este primer día concluirá con el ya tradicional “Convivium Ocuritanorum” , la cena con obligada asistencia en adecuada indumentaria romana, que por cuarto año se celebra en la Venta de Ocuri, el antiguo bar del Centro de Recepción del yacimiento ubriqueño. Todos los manjares ofrecidos en la cena están realizados siguiendo las recetas del célebre gastrónomo romano del siglo I d.C. Marco Gavio Apicio y se regarán con “mulsum” (vino aromatizado con miel).

Al día siguiente se realizará la ya tradicional IX Bajada Romana por la antigua calzada de Benaocaz a Ubrique (también es obligada la indumentaria romana) y por la tarde, tras el almuerzo en la plaza, se celebrarán diferentes actos y festejos que se detallan en el programa que más abajo os dejo.

Desde este blog nos congratulamos, una vez más, que estas actividades recreacionistas se vayan consolidando en nuestra sierra gaditana (tal y como pasa con las de época napoleónica de Algodonales y El Bosque por ejemplo) y que la historia, nuestra historia, vaya calando en nuestras gentes como señas identitarias de una sociedad que es lo que es hoy día gracias a su pasado. Un pasado que no podemos olvidar y que debemos legar a nuestros sucesores.

Por último,  deseamos que todos los participantes y los espectadores tengan unas jornadas magníficas… y como reza un epitafio latino “Dum licet fruere”  (¡disfruta mientras puedas!).

El programa completo es el siguiente:

1 de junio de 2018

  • 20:00 Funeral romano a cargo de Gades Aeterna. Invitaciones en la Oficina de Turismo de Ubrique. Aforo limitado.
  • 21:30  Convivivm Ocvritanorvm (Cena romana con recetas de Apicio). Bar del centro de recepción de Ocvri. Amenizadas por el baile de las famosas Puellae Gaditanae. Para participar en la cena es requisito vestir siguiendo la moda de la Hispania Romana.

El menú romano está compuesto de:

  • GVSTATIO
    • CONDIMENTVM UNCTVOSVM CASEI CVM ALIO ( Salsa de queso con ajo para untar)
    • CVSPIDES LVCANICANORVM ET PRVNORVM (Brochetas de chistorras y ciruelas)
    • ACETARIA LACTVCVLARVM (Cogollos)
    • OVA ELIXA (Huevos duros)

    PRIMAE MENSAE

    • PULLUS OCVRITANVS (Pollo asado con salsa especiada.
    • PORCVS MORETVS (Filetes de cerdo acompañadas de salsa moretum)
    • ISICIA LOLLIGINE (Albóndigas de calamares)

    (A elegir uno de entre los tres)

    SECVNDAE MENSAE

    • CRVSTVIVM MELIOMELORVM CVM CASEO (Pastel de queso fresco con carne de membrillo)
    • TYROPATINA (Flan de huevo)
    • MILIAFOLIA (Hojaldre)

    (A elegir uno de entre los tres)

    Pan y “Mulsum” incluido

    LUGAR: Venta de Ocvri (centro de recepción del yacimiento de Ocvri)

    Teléfono de reservas 696071832

33837587_1610447715747903_5410710069044051968_o

Sábado 2 de Junio

  • 10:00 Salida del autobús hacia Benaocaz. Estación de autobuses de Ubrique
  • 11:30 Salida desde Benaocaz hacia Ubrique por la calzada romana.
  • 13:00
    • Apertura del mercado artesanal romano en la plaza del Ayuntamiento.
    • Juegos romanos infantiles
    • Castra romana
  • 13:30 Desfile desde la Plaza de la Estrella hasta la Plaza del Ayuntamiento. Participarán todos los grupos que nos visitan además de nuestra Legio X eqvestris y nuestro grupo de civiles ocvritanos, sin olvidarnos de la participación de nuestra sacerdotisa del culto imperial de Ocvri, Postvmia Honorata.
  • 14:30 Almuerzo
  • 17:00 Bautizo de los nuevos romanos
  • 17:30 Inauguración de IX Jornada por parte del procónsul y el gobernador del Conventvs Gaditanvs.
  • 18:00
    • Música a cargo del Grupo Municipal de Recreación Histórica de Baebia Aruccitana de Aroche (Huelva).
    •  Bailes romanos a cargo de los grupos de danza “Belly Dance” (Ubrique) y “Nadima Fusión” ( Prado del Rey)
  • 18:30 Venta de esclavos a cargo del grupo recreacionista Emeritae Lvdvs Gladiatorvm (Mérida)
  • 19:00 Gladiatura, a cargo del grupo recreacionista Emeritae Lvdvs Gladiatorvm (Mérida)

Se contará con la colaboración de la Asociación Histórica Romana Centuria IX  Leg Hispana de Punta Umbría (Huelva).

33076054_1711634012259803_3523060930155905024_o

 

 

 

 

 

 

 

El programa de TVE2 “Arqueomanía” en los yacimientos romanos de la sierra gaditana

A finales del mes de julio de 2017 un equipo del programa de TVE2 “Arqueomanía”, que presenta Manuel Pimentel Siles, estuvo grabando durante varios días en los yacimientos romanos de la sierra de Cádiz. El equipo dirigido por Manuel Navarro estaba interesado en darle continuidad a un capítulo genérico sobre los ingenieros romanos que tenían planteado desde la temporada pasada y nuestro compañero, el arqueólogo Luis M. Cobos, le sugirió que como complemento a lo rodado ya en Paterna de Ribera sobre el acueducto de Gades (zona de “Los Arquillos”) visitara los yacimientos de la sierra donde existen restos de importantes obras hidráulicas, sobre todo el imponente y enigmático “Castellum Aquae” de Sierra Aznar (Arcos de la Frontera), el acueducto, el sistema de almacenamiento en cisternas y las termas de Ocuri (Ubrique) o las cisternas ibero-romanas del cerro del castillo de Zahara de la Sierra.

Grabando desde Ocuri

El director de “Arqueomanía”, Manuel Navarro, grabando las termas de Ocuri con la sierra de Ubrique al fondo (Foto: Luis M. Cobos).

Es preciso recordar aquí que Manuel Pimentel, gran apasionado de la arqueología y cuya familia es oriunda de Algodonales, fue el gran impulsor de la “Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos” desde el ministerio de Trabajo que él dirigió a finales de los años noventa. Hizo varias visitas a los yacimientos que desde 1997 se estaban recuperando en la sierra, primero a la Escuela Taller “Foro Arqueológico”, que tuve el placer de dirigir, y que económicamente dependía del INEM, organismo de ese ministerio. Le acompañé en su visita a Carissa Aurelia (Espera-Bornos) donde ya pude comprobar el dominio que tenía sobre los términos arqueológicos y sobre el mundo romano en particular. Y en segundo lugar visitando una exposición que el equipo de “Foro Arqueológico” (sobre todo Luis M. Cobos, Pepa Lozano, Manolo Castro y Ana Pérez) montamos en el salón de plenos de la Mancomunidad de Municipios “Sierra de Cádiz” en 1999 y que serviría de trasfondo para crear el proyecto “Arqueosierra”,  que fue todo un revulsivo a nivel patrimonial, cultural, económico y social para la sierra gaditana. Nunca antes la arqueología había sido tan importante en nuestra comarca, traspasando un punto de no retorno para el patrimonio histórico serrano que ni siquiera la brutal crisis de estos años ha podido empañar. Como la “Ruta Arqueológica” ha cumplido ya sus primeros 20 años y, aunque parece que le pese a algunos, sigue en parte funcionando, prometo hablar en este mismo blog de su origen, desarrollo, problemática y, por supuesto, de sus logros.

Visita Pimentel Expo

Visita de Manuel Pimentel a la exposición realizada por el equipo de la Escuela Taller “Foro Arqueológico”, perteneciente a la Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos, en la sede de la Mancomunidad de la Sierra de Cádiz en 1999.

Manuel Pimentel nos apoyó en todo momento, algo que siempre hemos valorado extremadamente, visitando luego varios yacimientos a lo largo de los años y recordamos en especial una visita a Sierra Aznar en la que le acompañó parte del grupo de arqueólogos de Arqueosierra con Luis M. Cobos al frente.

Por tanto, que “Arqueomanía” visitara los yacimientos romanos de la sierra gaditana y permitiera, con su emisión, la difusión no solo de nuestro importante y espectacular legado histórico y arqueológico, sino también de nuestros años de incansable trabajo en pos de la recuperación, puesta en valor y uso público de estos yacimientos, algo que se ve claramente en el reportaje, ha sido  un acto que casi puedo considerar como de “justicia poética”.

El programa que puede verse en la web de Televisión Española que más abajo indicamos fue emitido el sábado 3 de febrero a partir de las 13.15 de la tarde. Pasamos a comentar brevemente las imágenes emitidas que, lógicamente, no son todas las que el equipo grabó en aquellos días. Así, en el minuto 16’ se inicia el capítulo referente a los ingenieros romanos y se habla ya del acueducto que va desde El Tempul (Argar) a Cádiz.  Tras exponer primeramente una breve visión de la ciudad íbero-romana de Acinipo (término de Ronda, pero en las cercanías de Setenil de las Bodegas) y de su magnífico teatro como primer exponente de las obras públicas romanas, se interna en la ciudad romana de Ocuri con unas espectaculares vistas aéreas realizadas con un dron a partir del minuto 19’ 50’’.

Manuel Navarro en twitter

Vista aérea de las termas de Ocuri realizada con el dron del equipo del programa con el imponente paisaje serrano de fondo (Foto: Manuel Navarro)

Tras un primer vistazo al Mausoleo, estructura funeraria excelentemente bien conservada y uno de los hitos principales de la visita guiada al yacimiento que actualmente realiza el ayuntamiento de Ubrique a través de su oficina de Turismo, se pueden apreciar las diferentes cisternas “a bagnarola” que forman la red de almacenamiento y abastecimiento de agua de la ciudad y se explica cómo el agua pública se traía mediante un acueducto sifónico desde un manantial en las cercanías de Benaocaz.

Grabacion mausoleo

Grabación de la entrevista delante del Mausoleo romano de Ocuri con todo el equipo al completo (Foto: Luis M. Cobos).

La visita a Ocuri termina con la visión del problemático edificio de las termas, únicas identificadas hasta ahora en la sierra gaditana, de discutida interpretación al no haberse estudiado aún con metodología apropiada. Sus más de 400 metros cuadrados y su intrincada trama estructural se aprecian perfectamente a “vista de pájaro”.

De Ubrique pasamos a Espera donde Pepa Lozano, directora del Museo Arqueológico Municipal, otro logro de “Arqueosierra”, nos explica el contenido de varias de sus salas dedicadas al mundo romano, destacando el grupo de escultura animalística íbero-romana, con sus famosos leones, un conjunto único también en Andalucía Occidental.

Grabando leones

En la sala de escultura íbero-romana del Museo Arqueológico Municipal de Espera (MAE).

Luis M. Cobos nos comenta, a continuación, desde la preciosa cubierta de cristal que protege el interior del ábside de la antigua iglesia de Santa María de la Mesa de Zahara de la Sierra, asentada sobre los restos de una mezquita y hoy día convertida en Centro de Interpretación tras los trabajos de “Arqueosierra”, las principales características del abastecimiento de agua en épocas íbera y romana al yacimiento del cerro del castillo, su red de cisternas y sus canalizaciones y cómo para los romanos la preocupación por el agua fue una constante en todos los yacimientos de la comarca.

Luis Cobos en abside iglesia

Luis M. Cobos exponiendo las características del yacimiento de Zahara sobre la cubierta de cristal que protege el interior del ábside de la antigua iglesia de Santa María de la Mesa, asentada sobre una mezquita y un edificio romano, y hoy día Centro de Interpretación.

Por último, nuestra compañera Esperanza Mata describe las principales características de las imponentes estructuras hidráulicas del yacimiento de Sierra Aznar en Arcos de la Frontera al que ella denomina como la antigua ciudad de Calduba citada por Plinio. Expone también las distintas teorías que actualmente se barajan sobre la función de estas extraordinarias estructuras, desde la que lo define como un “Castellum Aquae”, sistema fortificado de almacenamiento, depuración y distribución de agua pública, sea bien como aporte al acueducto de Gades o como sistema de almacenamiento de su red de villas agrícolas en el inmediato valle del Majaceite, o bien como defiende ella misma como un sistema hidráulico relacionado con procesos extractivos mineros.

Esperanza en Sierra Aznar

La arqueóloga Esperanza Mata describiendo las estructuras del complejo hidráulico de Sierra Aznar (Arcos de la Frontera, Cádiz) para las cámaras de “Arqueomanía” (Foto: Luis M. Cobos).

Tenemos que decir en este punto, que en estos momentos y desde el verano pasado el ayuntamiento de Arcos de la Frontera está realizando tareas de limpieza y rea-condicionamiento de lo que se puso en valor en su día con la ruta arqueológica, con vistas a su nueva puesta en uso público, dentro de estrategias de diversificación de sus recursos patrimoniales y turísticos, laboras que lleva a cargo el joven arqueólogo arcense Daniel Jiménez. Algo digno a tener muy en cuenta y muy encomiable dado los tiempos que corren.

El programa termina con el acueducto de El Tempul y la vista del yacmiento de “Los Arquillos” que comentamos al principio, añadiendo imágenes de cómo se construyó dicho acueducto mediante infografías.

En definitiva, a pesar de que a los implicados se nos hace muy corto, tenemos un buen programa que ha dado a conocer en toda la península la importancia de los yacimientos romanos de la sierra gaditana. Una labor de difusión que es imprescindible no solo para el conocimiento de nuestro hasta hace poco ignorado patrimonio comarcal, sino que resulta imprescindible para la consolidación y desarrollo de la vertiente cultural y turística de los mismos, algo en lo que aquellos que tuvimos el placer de trabajar en la “Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos” siempre defendimos: “No se puede conservar aquello que no se conoce, no se valora y no se disfruta…”.

El enlace para ver completo el programa es el siguiente: http://www.rtve.es/alacarta/videos/arqueomania/arqueomania-ingenieros-romanos/4456846/

Romanos de Ubrique organiza la VIII Bajada Romana por la calzada Benaocaz- Ubrique (2, 3 y 4 de junio de 2017).

Por octavo año consecutivo, la Asociación Cultural Romanos de Ubrique, en colaboración con el Ayuntamiento de Ubrique y con el patrocinio de varias empresas de la localidad,  organiza la Bajada por la calzada de Benaocaz a Ubrique. Este año se va a celebrar a principios de junio (del viernes 2 al domingo 4 de junio) en lugar de a finales de ese mismo mes como se había hecho en las últimas ediciones.

La bajada por la calzada está rodeada de actividades culturales y lúdicas a lo largho de todo el fin de semana y que se inician el viernes por la tarde con un mercado de artesanía, un taller de cerámica y un desfile de la centuria ocuritana de la Legio X, que defiende el oppidum ocuritano, acompañada por un grupo de puellae gaditanae (bailarinas gaditanas famosas desde la época púnica) por distintas plazas y calles del centro de Ubrique.

A las 21,30 horas la sacerdotisa del culto imperial, Postumia Honarata (la sin par Paqui Viruez), ofrecerá un pregón en la Plaza del Ayuntamiento y a continuación el cónsul de Roma (Joaquín Ramón Gómez), desplazado hasta aquí expresamente desde su mansión de la sierra, y acompañado por varios senadores del Ordo Ocuritanorum, inaugurará las jornadas de la VIII Bajada en nombre del emperador.

Cartel grande

Cartel de la VIII Bajada Romana, obra de Eduardo Calvo, dedicada a la sacerdotisa Postumia Honorata

Era, por tanto, obligado que el cartel de esta edición estuviera dedicado a Postvmia Honorata. que desde hace unos meses hace su aparición los segundos sábados de cada mes en la ciudad donde tan fielmente desarrolló su actividad social y religiosa. Actividad atestiguada por el pedestal de su perdida estatua, que se conserva en el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.), que estará abierto en su horario habitual  y donde pueden contemplarse, además del mismo, las reproducciones de los dos epígrafes de los emperadores Antonino Pío y Commodo hallados en el foro de Ocuri en una sala dedicada a la ciudad romana.

En la mañana del sábado y tras ser trasladados los recreantes (imprescindible llevar vestimenta romana) hasta la plaza del ayuntamiento de Benaocaz, se iniciará la bajada por la antigua calzada, camino milenario utilizado desde la más remota prehistoria, que culminará a mediodía con la entrada en Ubrique y con un gran desfile en el que participará la Legio XXX Ulpia Victrix, desplazada desde sus cuarteles de Hispalis (Sevilla) donde están al servicio del emperador italicense Marco Ulpio Trajano, nuestro señor.

La Legio XXX Ulpia Victrix, que participó en las victoriosas guerras en Dacia (102-106 d.C.) destaca por su uniformidad, marcialidad y adiestramiento…¡todo un espectáculo ver su desfile y sus maniobras!.

Legio XXX

Ejercicio de adiestramiento de la Legio XXX Ulpia Victrix en Itálica (Sanbtiponce, Sevilla) en una foto publicada en su Facebook

A lo largo de todo el día estarán abiertas las tiendas del mercado y la taberna romana y se desarrollarán diversas escenas de la vida romana como venta de esclavos, bailes de las puella gaditanae, combates de gladiadores, espectáculo de cetrería, talleres de reproducción de cerámica romana, etc… Otra de las novedades de este año es la incorporación de un grupo de guerreros íberos que combaten contra la centuria ocuritana y que ya han demostrado su valor en los enfrentamientos (simulados claro…) habidos en las representaciones efectuadas en el yacimiento en los días de visitas tematizadas.

Tras los desfiles, habrá una comida de hermandad para todos aquellos con vestimenta de romano/a.

Durante la mañana del domingo se abrirán de nuevos las tiendas de artesanía y seguirán las actividades. El yacimiento estará abierto en su horario habitual de fin de semana y con sus visitas guiadas como siempre, así como el Centro de Recepción que proyecta un audiovisual y el bar de Ocuri regentado por Antonius Mateus, insigne mesonero y mejor ciudadano.

Ofrenda mausoleo

Una patricia ocuritana (Josefina Herrera) realiza una ofrenda a los difuntos en el interior del Mausoleo de Ocuri (Foto: Luis Rodríguez).

Desde aquí animo a todos aquellos interesados en la Historia y Cultura romanas a venir a Ubrique este fin de semana y revivir el esplendoroso pasado de la ciudad romana de Ocuri. ¡Ave et Vale!.

La sacerdotisa augustal Postumia Honorata regresó a la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz)

El pasado sábado, 11 de marzo, la sacerdotisa augustal Postumia Honorata, natural de Barbesula (en la desembocadura del río Guadiaro, San Roque, Cádiz), hija de Cayo Postumio Optato, regresó por unas horas al que fuera su lugar de consagración sacerdotal, a la ciudad romana de Ocuri, donde vivió, desarrolló su actividad religiosa y seguramente murió en la segunda mitad del siglo II después de Cristo.

Debemos este feliz acontecimiento recreacionista a la Asociación Cultural Romanos de Ubrique, organización sin ánimo de lucro que  nació con la intención de poner en valor el patrimonio histórico cultural de la Sierra de Cádiz, con especial énfasis en el yacimiento de Ocuri (Ubrique). Su colaboración, cada vez más activa, con el Ayuntamiento de Ubrique en potenciar, dinamizar y mejorar las visitas guiadas a la ciudad romana, ha dado un paso más hacia adelante incorporando pequeñas escenas de recreación histórica de lo que debió ser la vida cotidiana en dicha ciudad. Escenas representadas por los voluntarios y asociados con gran brillantez en este pasado fin de semana y que demuestran el gran trabajo de estudio y documentación que hay detrás de ellas.

Postumia en el foro

La sacerdotisa de los cultos imperiales, Postumia Honorata, reaparece en el Foro de la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz). Fotografía de Luis Rodríguez “Elalemán”.

La aparición de la sacerdotisa en lo alto del foro de Ocuri , tras salir de lo que hoy son las ruinas de la Casa de Juan Vegazo, el descubridor del yacimiento a finales del siglo XVIII, que muy posiblemente estuviera construida sobre uno de los templos romanos, dicen que fue espectacular. Postumia (Paqui Viruez) asombró a los asistentes volviendo a su lugar de residencia casi 2000 años después de su muerte, narrando su historia, su vida y los merecimientos que hicieron que su padre, con aprobación de los decuriones municipales, le erigiera una estatua con su correspondiente pedestal honorífico en el foro ocuritano. Acto en el que, según consta en la inscripción, hoy día restaurada, conservada y expuesta en el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (San Juan de Letrán), se dio un banquete público en su honor.

La jornada siguió con una serie de combates entre los legionarios de la Décima y un grupo de guerreros íberos, recientemente incorporados a la asociación, así como diversos desfiles y maniobras, como la famosa “testudo” (tortuga) defensiva. También se efectuaron actos junto al Mausoleo de Ocuri, donde se realizaron ofrendas en honor a los difuntos.

Combate 1

Combate en el Foro de Ocuri (Fotografía de Luis Rodríguez “Elalemán”)

Combate 2

Otro aspecto del combate en el Foro ocuritano (Foto Luis Rodríguez “Elalemán”)

Uno de los objetivos de esta asociación es, precisamente, el fomento y difusión del conocimiento de la vida, costumbres y cultura romanas en nuestro ámbito geográfico inmediato y para ello dispone de dos grupos de trabajo diferenciados, uno de ámbito histórico general y otro exclusivamente castrense encarnado por la centuria de la Legio X “Equestris”, de época tardorepublicána (la original fue constituida por Julio César en el 61 a.C.) y que fue el origen de la asociación. La Legio X lleva siete años organizando y realizando la Bajada Romana por la calzada desde Benaocaz a Ubrique (siempre en un fin de semana de finales de junio) que cada año se supera con mayor participación y con un mayor número de actividades culturales y lúdicas.

Precisamente, la recuperación de la antigua calzada, de origen romano, es otro de los objetivos primordiales de la asociación, un legado histórico y patrimonial de primer orden que en los últimos decenios ha sufrido constantes destrozos. Para ello se va a organizar para Junio la VIII Bajada Romana que se va  a acompañar de nuevo con actos culturales, conferencias y jornadas de actividades recreacionistas romanas de las que ya iremos dando cuenta.

Cartel VI Bajada Romana

Cartel de la VI Bajada de la calzada Benaocaz- Ubrique (2015)

El trabajo de reconstrucción histórica que se realiza, previa documentación y con asesoramiento de especialistas, se ve plasmado en la creación de indumentaria, tanto civil como militar,  utensilios, armas, enseñas, objetos cotidianos como cerámicas, adornos, elementos suntuarios, etc…que paulatinamente se van incorporando a las representaciones, todo ello como hemos dicho con una finalidad fundamentalmente didáctica, pedagógica y divulgativa.

Además de los legionarios de época republicana y el grupo de íberos recién incorporados, la asociación cuenta con varias matronas patricias (Constancia y Flavia), una pequeña domina niña (Tulia), una esclava (Marcia), la sacerdotisa Postumia y varios ciudadanos ocuritanos.

Ocuritanas

Un grupo de “ocuritanas” (sacerdotisa, matrona, esclava y pequeña domina) abandonan juntas el foro y nos enseñan su indumentaria (Foto: Luis Rodríguez “Elalemán”).

Desde el sábado 14 de enero de 2017 y tras acuerdo con la Concejalía de Cultura, Festejos y Turismo del Ayuntamiento de Ubrique, el segundo sábado de cada mes, los miembros de la Asociación Romanos de Ubrique apoyan y dinamizan las visitas guiadas a la Ciudad Romana de Ocuri, que tanta atención de público llevan teniendo desde la reapertura del yacimiento arqueológico a finales de 2014 tal y como dimos cuenta desde este blog.

Grupo en entrada

El grupo recreacionista que participó el 11 de marzo de 2017 en la reaparición de Postumia Honorata en la ciudad romana de Ocuri

Desde aquí no solo felicitar tanto a la Asociación Romanos de Ubrique como al Ayuntamiento de Ubrique por esta importante iniciativa, que a buen seguro redundará en la calidad de la difusión histórica del rico legado romano de nuestra sierra, sino que constituye, para mí, un motivo de satisfacción personal por el hecho de que el trabajo que, junto con muchos otros compañeros y compañeras, hemos realizado, desde hace más de 20 años, para recuperar y poner en valor este yacimiento romano se vea, hoy día, recompensado…Gracias, de verdad, a todos los que lo hacéis posible…éste era nuestro objetivo…que Ocuri  ¡volviera, al fin, a estar viva!.

Confirmación de la ceca hispano-romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz)

Lo prometido es deuda. Hace unos meses os informaba que en el transcurso de la revisión de un artículo que la revista numismática hispano-francesa OMNI me había solicitado sobre la nueva moneda de Ocuri aparecida hace un par de años, me indicaron la existencia de otra moneda (la tercera por tanto) que presentaba las mismas características de las dos conocidas hasta ahora y que, por error, se habían adscrito a la ciudad romana de Iptuci, sita en el Cabezo de Hortales, en el término municipal de Prado del Rey (Cádiz). De este hecho di cuenta en este mismo blog y prometí que publicaría aquí y en otros lugares públicos el artículo completo, que incluye ya a las tres monedas.

En julio pasado se publicó, finalmente, este artículo con el título “Confirmación de la ceca hispano-romana de OCVRI (Ubrique, Cádiz)” en el número 9 de esta revista, en las páginas 105 a 117.

En este artículo, destinado al mundo numismático que no conoce a priori nuestro yacimiento, hago una introducción sobre el yacimiento del Salto de la Mora explicando su descubrimiento a finales del siglo XVIII por Juan Vegazo, auténtico pionero de la arqueología de campo andaluza, así como un breve repaso a la historiografía de la ciudad hasta la reciente reapertura al público que, vivamente, aconsejo.

Lógicamente, el tema central es la descripción de las tres monedas que hemos adscrito a la ceca de Ocuri, detallándolas y analizando sus principales características. Además intento relacionar lo que sabemos de cada una de ellas y aprovecho para realizar un somero análisis de las emisiones de la ceca de Iptuci para despejar dudas. Incluyo no solo fotos de las tres, sino un trabajo de dibujo a partir de la vectorización de la segunda moneda que nos ha aportado nuestro compañero y amigo, el antropólogo Manuel J. Castro, de la Asociación “Papeles de Historia”.

Dibujo vectorizado del anverso de la segunda moneda de Ocuri realizado por Manuel J. Castro y recogido en el artículo de OMNI nº 9.

Dibujo vectorizado del anverso de la segunda moneda de Ocuri realizado por Manuel J. Castro y recogido en el artículo de OMNI nº 9.

Dibujo vectorizado del reverso de la segunda moneda de Ocuri realizado por Manuel J. Castro y recogido en el artículo de OMNI nº 9.

Dibujo vectorizado del reverso de la segunda moneda de Ocuri realizado por Manuel J. Castro y recogido en el artículo de OMNI nº 9.

Espero que estos hallazgos no sean los últimos, pues estoy convencido que, a pesar de que sospechamos que la emisión pudo ser muy corta en tiempo y cantidad, pueden aparecer nuevos ejemplares tanto en colecciones particulares como en museos que estén mal catalogadas. La difusión a través de un órgano de la comunidad numismática internacional como es la revista OMINI, ayudará notablemente a su conocimiento y podría contribuir a la “aparición” de nuevos ejemplares.

Como termino diciendo en este artículo, quedamos, por tanto, a la espera de la identificación de nuevas monedas de esta ceca por lo que se impone la revisión de muchas colecciones, tanto públicas como privadas y que podamos estudiarlas, analizarlas y catalogarlas adecuadamente. La aparición de estas monedas que fueron acuñadas en la ciudad romana de Ocuri, representan no solo la confirmación de la existencia de esta nueva ceca de la Hispania Ulterior, sino que, para los que estudiamos este impresionante yacimiento arqueológico, se convierten en un hito importante para el avance en la investigación de los orígenes, desarrollo económico-social y evolución histórica de esta ciudad romana de la sierra gaditana.

Os paso enlace al pdf del citado artículo: Ceca de Ocuri Luis Javier Guerrero Misa

PD: Por cierto, hay algunos señores, sobre todo blogueros,  que no tienen el más mínimo escrúpulo ni respeto hacia los derechos de autor y hacia las investigaciones, a veces costosas, que historiadores y arqueólogos hacemos. Hoy día, con la facilidad que da Internet se copian tanto textos como fotografías o dibujos con absoluta desfachatez e impunidad al no citarse su procedencia y/o autor. Todos los que me seguís en este blog, sabéis que yo soy el primero en poner a disposición de compañeros de profesión, amigos y público en general mis investigaciones, comentarios u opiniones pues el fin último de este blog es, ha sido y será, siempre, la difusión del conocimiento. Pero lo que me parece absoltamente despreciable es utilizar los trabajos de los demás para atribuirse supuestos méritos. Yo no soy historiador, ni arqueólogo para ponerme medallas, pero, por favor, si usaís mis investigaciones, mis textos y mis fotografías, decid la procedencia. Gracias

“Identificada una tercera moneda de la ceca de Ocuri (Ubrique, Cádiz)”

Hace unos meses, la revista numismática franco-española OMNI me pidió que escribiera un artículo sobre la moneda acuñada en Ocuri (Ubrique, Cádiz), tras publicarse en este mismo blog un pequeño estudio que realicé, apresuradamente, después de su aparición en un foro de identificación numismática en Internet. Podéis ver el artículo en este mismo blog en la sección dedicada a la ciudad íbero-romana que sigo investigando.

La revista OMNI se edita en formato digital desde 2009 y entre sus fines principales está la contribución a que la comunidad de investigadores y coleccionistas estreche sus lazos y que la numismática se enriquezca mediante sus interrelaciones y vínculos con la Historia y la Arqueología. La revista está dirigida por un comité editorial franco-español y por un comité científico internacional de gran prestigio con eminentes numismáticos, arqueólogos y profesores de universidad. Por tanto, puede decirse que en OMNI, arqueólogos, numismáticos e historiadores comparten sus investigaciones para asegurar una cohesión y colaboración de estos dominios hasta ahora bastante herméticos entre sí.

La revista es semestral y su distribución es internacional, principalmente en los países francófonos e hispanohablantes. Los temas cubiertos por OMNI son muy variados ya que la revista publica trabajos numismáticos con la única condición de que sean originales y validados científicamente por el comité científico (evaluación a doble ciego), lo que garantiza cada uno de los artículos aceptados y publicados.

De este modo, tras enviar mi artículo a la redacción, uno de los revisores fue tan amable de indicarme que en el año 2009 una famosa casa de subastas de Antigüedades de Madrid expuso en su catálogo una moneda inédita, clasificada como un cuadrante de Iptuci siguiendo la clasificación de Villaronga. Era del tipo que como ya publicó el eminente arqueólogo y numismático portugués Antonio J. Marques de Faria correspondería a la ceca de Ocuri. En consecuencia, adquirí el catálogo de esa subasta en concreto y pude comprobar cómo el ejemplar madrileño tenía una tipología igual a las dos monedas hasta ahora identificadas (la del catálogo de Villaronga de 1994 y la que posee el coleccionista e investigador jerezano “Nummit” que hemos publicado en este blog y al que agradecemos de nuevo su amabilidad y sus informaciones que hemos usado en el artículo). La moneda exhibida en este catálogo se describe como : « Cuadrante. A/ Cabeza diademada y barbada a derecha. R/ Dentro de corona : estrella, creciente sobre cetro, debajo leyenda : OQVR. AE. 3,6 gramos. I-no. VIL-125/5. MBC. Muy rara »

Fotografía del catalogo de subastas donde apareció la tercera moneda de Ocvri.

Fotografía del catalogo de subastas donde apareció la tercera moneda de Ocvri.

Independientemente de un análisis más en profundidad, solo posible a través de las fotografías, comprobamos que nos encontramos que este ejemplar vendido en 2009 en Madrid sería la tercera moneda de Ocuri identificada con seguridad hasta ahora.

En un somero análisis, observamos que en este ejemplar falta la grafila del anverso, a excepción de un posible glóbulo en la zona superior y se aprecia mejor la barba por el grosor del mentón y algunos puntos en la zona inferior tal y como sucede en la segunda moneda. Se distinguen con claridad tanto la diadema como el peinado, que podría ser más bien un bonete radiado. En el reverso se aprecia el mismo desplazamiento del cuño de las dos monedas anteriores y se ven muy mal tanto la segunda estrella de cinco puntas como el glóbulo central del creciente. La clava es igual de estrecha que la de la segunda moneda y se aprecian muy bien los dos glóbulos de su extremo inferior.

Si colocáramos el lazo de la corona de laurel en su posición inferior, es decir con la clava hacia arriba, ésta se inclina a la derecha, igual que en la segunda moneda. La leyenda OQVR se aprecia perfectamente, con el mismo tipo de grafía de las otras dos, y el nexo de la V y la R queda igualmente bien reflejado. En definitiva, un magnífico ejemplar del que, tras ser subastado, desconocemos su paradero, presumiblemente en una colección particular.

Para nosotros, sobre todo, lo que queda claro es la confirmación de la existencia de una ceca en la ciudad íbero-romana de Ocuri que emitió semis y cuadrantes posiblemente durante un corto periodo de tiempo en época republicana. Estamos seguros, además, que irán identificándose nuevos ejemplares de esta ceca, por lo que se impone la revisión de muchas colecciones, tanto públicas como privadas.

En definitiva, la aparición de estas monedas que fueron acuñadas en la ciudad íbero-romana de Ocuri, significa no solo la confirmación de la existencia de esta nueva ceca de la Hispania Ulterior, como ya pusiera de relieve Marques de Faria hace algunos años con tan solo un ejemplar, sino que, para los que estudiamos este yacimiento arqueológico, se convierten en un hito importante para el avance en la investigación de los orígenes, desarrollo económico-social y evolución histórica de esta ciudad romana de la sierra gaditana.

Nueva puesta en valor y reapertura al público de la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz)

Como os hemos ido anunciando de forma periódica desde este blog, aunque no siempre con la regularidad que hubiéramos deseado, el pasado 5 de diciembre se formalizó oficialmente la reapertura al público del yacimiento íbero-romano de Ocuri, situado en las proximidades de Ubrique (Cádiz)., en el cerro del “Salto de la Mora”.

Ha sido casi un año de continuo y esforzado trabajo de un magnífico y entregado equipo de personas, que han conseguido hacer realidad lo que tan solo hace unos meses parecía una quimera. Años de abandono de una de las ciudades romanas más impresionantes de nuestra comunidad autónoma, han dado paso a un nuevo y esperanzador futuro que, como venimos predicando desde hace más de veinte años, debe armonizar y cohesionar de forma unívoca la preservación del patrimonio arqueológico e histórico con el desarrollo económico, cultural y social de nuestros pueblos.

Tareas de restauración de la parte desprendida de la Muralla Ciclópea de Ocvri.

Tareas de restauración de la parte desprendida de la Muralla Ciclópea de Ocuri.

En este año de 2014 todas las sinergias posibles se han conjugado para que Ocuri volviera a resplandecer. A las obras de restauración de la parte caída de la Muralla Ciclópea que no pudo soportar más la presión bioturbadora de un imponente lentisco, se han unido los trabajos arqueológicos de apoyo a esa restauración, que hemos dirigido y de los que pronto daremos noticias en este mismo blog, así como una nueva puesta en valor del yacimiento que ha incluido tareas amplias de limpieza de estructuras arqueológicas, implantación y reposición de nueva señalética dotada de códigos “QR” para las aplicaciones informáticas via teléfonos móviles (con creación de una página web exclusiva del yacimiento), nueva cartelería con nueva imagen corporativa y nuevos logotipos, instalación de bancos, papeleras, carteles panorámicos, balizamientos, un nuevo acceso al interior del yacimiento con una escalera de vigas de madera y un sinfín de trabajos menores sobre el yacimiento.

Nuevo acceso al interior del yacimiento desde la muralla ciclópea.

Nuevo acceso al interior del yacimiento desde la muralla ciclópea.

Además, desde hace ya más de año y medio funciona también como bar y restaurante el antiguo Centro de Recepción de Visitantes que se construyó en el año 2000 y que está prestando un servicio inestimable a los visitantes de un sitio tan privilegiado medioambientalmente y en vistas panorámicas de la sierra gaditana gracias al esfuerzo de Antonio Mateos y su familia, a quién agradecemos públicamente el trabajo que allí realiza y el cariño y el empeño que le pone al mismo.

El nuevo cartel de entrada con el logotipo y el sistema QR.

El nuevo cartel de entrada con el logotipo y el sistema QR.

En este 5 de diciembre también se inauguró el local de la Sala de Audiovisuales que había quedado terminado pero sin uso en 2003 y que se ha remozado y remodelado para poder usarse como lugar donde se puedan impartir conferencias, seminarios, talleres y otras actividades culturales y sociales relacionadas con el yacimiento. En su salón se proyectan ya un vídeo de reconstrucción infográfica de varias de las estructuras arqueológicas de Ocuri (el mausoleo, las murallas, la cisterna nº 1 o el foro y sus tabernas…) elaborado por la empresa malagueña IHMAN y un vídeo de espectaculares vistas aéreas del yacimiento realizado con un drone por encargo de la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Ubrique. Próximamente tendrá también una tienda especializada con productos típicos del yacimiento.

Captura de pantalla de la página de apoyo a los códigos QR y que es accesible desde internet en la dirección: http://www.ciudadromanadeocuri.es/

Captura de pantalla de la página de apoyo a los códigos QR y que es accesible desde internet en la dirección: http://www.ciudadromanadeocuri.es/

En los alrededores del centro de recepción y la sala de audiovisuales el módulo de jardinería del Taller de Empleo “Entorno de Ocuri” ha realizado tareas de re-ajardinamiento del mismo y ha plantado un jardín de estilo romano, con especies aromáticas y de ornamentación. Este módulo ha estado a cargo del docente José Piñero y también ha colaborado en la limpieza de las zonas aledañas al camino de acceso al yacimiento y ha reparado parte del vallado que se encontraba en mal estado.
Al mismo tiempo que se han realizado todos estos trabajos conducentes a la nueva puesta en valor y reapertura del yacimiento, desde Oppidum también hemos realizado una exposición monográfica sobre la ciudad romana de Ocuri que se ha instalado en la planta baja del Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.), sito en la antigua ermita de San Juan de Letrán. Inaugurada a finales de octubre de 2014, en ella se contemplan diferentes carteles interpretativos con la historia de los descubrimientos en el yacimiento, las principales estructuras de la ciudad y los datos que sobre su origen, evolución, sociedad, economía y religión nos han deparado las excavaciones y hallazgos casuales realizados en el Salto de la Mora hasta el presente. Asimismo se exponen diferentes objetos arqueológicos pertenecientes a la Colección Arqueológica Municipal, con especial atención al ara honorífica de la sacerdotisa Postumia, que se preserva en este centro y a las réplicas de las dos inscripciones halladas por Juan Vegazo en 1795 en el foro de la ciudad y dedicadas a los emperadores Antonino Pío y Commodo que nunca antes se habían contemplado en Ubrique (una está perdida y la otra en el Museo de Cádiz).

La sacerdotisa

La sacerdotisa “Postumia” nos da la bienvenida a la exposición sobre Ocuri.

La exposición dispone de varias vitrinas donde se exponen cerámicas, elementos constructivos, objetos de uso cotidiano en bronce, hierro o hueso, monedas halladas en las excavaciones y el ya famoso “erote” en bronce que se ha convertido en símbolo de la ciudad romana. Asimismo, se puede contemplar el video del vuelo del drone que ya os hemos comentado anteriormente que se proyecta también en Ocuri.
La financiación de todos estos trabajos ha sido realizada tanto por el Instituto de Empleo y Desarrollo Socioeconómico y Tecnológico (IEDT) de la Diputación de Cádiz como por el Ayuntamiento de Ubrique. Tenemos que hacer constar aquí, una vez más, que sin la apuesta decidida del Ayuntamiento de Ubrique, en especial de su alcalde, Manuel Toro, y de la concejala de Cultura Josefina Herrera, que se ha volcado con el yacimiento, todo esto no habría sido posible. Han demostrado ser un ayuntamiento preocupado por su patrimonio, por su legado histórico y por saber comprender el futuro turístico y cultural del mismo, no dudando en empeñar parte de sus recursos, en unos momentos tan difíciles en este país, en la recuperación, puesta en valor y en funcionamiento de la ciudad romana de Ocuri.
No podemos dejar de terminar esta breve reseña sin agradecer el esfuerzo, la dedicación y el buen hacer profesional de todos nuestros compañeros en este último año de intenso trabajo. Gracias a mi amigo, socio y codirector de esta excavación, el arqueólogo Jesús Román, a nuestra compañera arqueóloga del ayuntamiento de Ubrique, María I. Campos, a nuestro amigo antropólogo Manuel Castro Rodríguez, a nuestra restauradora Miriam García Llamas, a David Menacho de la Imprenta La Ventolera, a nuestro imprescindible oficial de Primera Urbano Gago, a Sergio Torres por prestarnos seguridad después de los atentados al patrimonio ocuritano de junio, a los trabajadores que han estado con nosotros, José María, Manuel, Jesús, Débora, Juan Manuel, David, Pedro… A todos muchas gracias, ¡Sois un equipo magnífico!.
Luis Javier Guerrero Misa
Arqueólogo, director de la intervención arqueológica en Ocuri 2014.

Exposición sobre la ciudad romana de OCVRI en el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique

Por la presente os anunciamos que este miércoles, 22 de Octubre de 2014, a las 19,00 horas, se inaugurará la exposición que sobre “La ciudad romana de OCVRI” hemos estado preparando el equipo de Oppidum en colaboración con el Ayuntamiento de Ubrique. La sede será en el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.), la antigua ermita de San Juan de Letrán, sita en la Plaza de San Juan s/n. Esperamos que todos aquellos que podáis vengaís a verla.

A continuación os hago un pequeño resumen de la exposiciuón que estará abierta “sine die”, mientras se realizan las obras de la ampliación del Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique.

“El Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.), sito en la antigua ermita de San Juan de Letrán, acoge, en su planta baja, una exposición sobre la ciudad romana de Ocuri (Salto de la Mora, Ubrique). En ella se intenta plasmar a través de carteles interpretativos, un video y objetos arqueológicos recuperados del propio yacimiento, pertenecientes a la Colección Arqueológica Municipal, el origen, evolución y desarrollo de este importante yacimiento de la sierra gaditana.

En el discurso de la exposición se destacan y describen las principales estructuras arqueológicas emergidas actualmente en el yacimiento y que serán visitables en poco tiempo, sin dejar de lado aspectos tan importantes como el hito histórico de su descubrimiento por el pionero de la arqueología ubriqueña, Juan Vegazo, a finales del siglo XVIII, las intervenciones arqueológicas acontecidas durante el siglo XX e inicios del siglo XXI o su devenir económico, social, religioso y cultural como ciudad primero ibérica (un auténtico “oppidum” o ciudad fortificada situada sobre un cerro) y luego romana, con una época de máximo esplendor a finales del siglo I y siglo II d.C. La ciudad romana de Ocuri debió estar integrada, en época altoimperial, en el “coventus iuridicus gaditanus”, organismo administrativo perteneciente a la provincia imperial de la “Bética”. Entre sus principales estructuras conservadas se encuentra un magnífico “Mausoleo”, sin paralelos en la provincia, una espectacular muralla “ciclópea, restos de viviendas, cisternas, el foro y un complicado edificio interpretado como unas termas, las únicas de toda la sierra romana.

 

Anverso y reverso del díptico que hemos realizado para la inauguración de la exposición sobre Ocvri. (Diseño Gemma Carbonell).

Anverso y reverso del díptico que hemos realizado para la inauguración de la exposición sobre Ocuri. (Diseño Gemma Carbonell).

Preside la entrada y nos da la bienvenida una imagen de la sacerdotisa de los cultos imperiales Postumia Honorata, cuya ara en su memoria fue encontrada en el foro de la ciudad romana en 1824 y que puede contemplarse en la entrada de esta exposición, junto con dos réplicas exactas de los epígrafes dedicados por los decuriones de la “Res Pvblica Ocvritanorum” (la república de los ocuritanos o senado local de la ciudad) a los emperadores Antonino Pío y Commodo también halladas por Vegazo en el foro.

 En lo referente a estas réplicas debemos destacar que es la primera vez que estos epígrafes, uno de ellos, el de Commodo, conservado en el Museo de Cádiz y el otro, el de Antonino Pío, desgraciadamente perdido en el mismo museo, se van a poder contemplar en Ubrique.

En varias vitrinas se pueden observar diferentes objetos arqueológicos hallados en el yacimiento, con especial hincapié en las cerámicas a mano de finales de la Iª Edad del Hierro (siglos VI-V a.C.), de raíz tartésica, las cerámicas ibéricas turdetanas de los constructores del “oppidum” y las romanas, fundamentalmente cerámicas de cocina, de uso común y cerámicas de lujo como “terra sigillatas” de los pobladores de una pujante ciudad romana que pervivió durante más de cuatro siglos en el Salto de la Mora.

Asimismo se pueden contemplar otros objetos como monedas, adornos en bronce y hueso (“acus crinalis”, agujas para sujetar el pelo, sobre todo), utensilios en hierro y elementos constructivos como tégulas, ladrillos o ímbrices (tejas).

La exposición dispone, finalmente, de un video elaborado desde un “drone” con cámara de alta definición que nos ofrece espectaculares imágenes aéreas del yacimiento”.

Espectacular imagen capturada del video que nos ha hecho con su drone Alfredo Ortega y que podrá verse en el C.I.H.U.

Espectacular imagen capturada del video que nos ha hecho con su drone Alfredo Ortega y que podrá verse en el C.I.H.U.

Datos de la exposición: CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE LA HISTORIA DE UBRIQUE (C.I.H.U.)

Plaza de San Juan s/n

Teléfono 956 922397

Teléfono de la Oficina de Turismo 956 464900

“Oppidum,gestión cultural y arqueológica” obtiene dos licitaciones de obras relacionadas con Ocuri

El Instituto de Empleo y Desarrollo Tecnológico y Socioeconómico (IEDT) de la Diputación de Cádiz ejecutó a mediados de este verano una serie de concursos de obras menores relacionadas con el yacimiento arqueológico de Ocuri (Ubrique, Cádiz).

En concreto han sido tres las acciones puestas en licitación, incluidas en el proyecto “Cádiz, origen de las culturas” que es financiado en gran parte por fondos europeos FEDER (Programa Operativo Feder Andalucía 2007-2013). El primero de ellos tiene como objetivo la realización de un video en el que se realizará una reconstrucción virtual en 3D de varias de las principales estructuras arqueológicas del yacimiento a través de técnicas digitales e informáticas de última generación. Dicha actuación ha sido encomendada a la empresa malagueña IHMAN (Interfaces Hombre Máquina Avanzados S.L.) que ya se encuentra en la fase de digitalización y desarrollo de los modelados y renders. Este video se proyectará, una vez terminado y aprobado, en la Sala de Audiovisuales del propio yacimiento, inaugurado oficialmente en junio pasado con un ciclo de conferencias sobre Ocuri.

Conferencia con la que se inauguró la Sala de Audiovisuales de Ocuri en junio de 2014. En la foto la concejala de Cultura, Dª Josefina Herrera y el arqueólogo Luis Javier Guerrero.

Conferencia con la que se inauguró la Sala de Audiovisuales de Ocuri en junio de 2014. En la foto la concejala de Cultura, Dª Josefina Herrera y el arqueólogo Luis Javier Guerrero.

Las otras dos acciones son la puesta en valor del yacimiento y una exposición sobre el mismo a instalar en el Centro de la Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.) sito en la antigua ermita de San Juan de Letrán de esta población de la sierra de Cádiz.

En el marco de la prevista re-apertura al público del yacimiento, era necesaria la reposición y modernización de la señalética y la cartelería informativa e interpretativa de la ciudad romana, toda vez que la mayoría de los carteles y señales que se instalaron en el año 2000 con el programa “Arqueosierra” han sido destruidos o han quedado obsoletos. La nueva cartelería no sólo será más moderna, sino que incorporará nuevas tecnologías como los códigos “QR” (Quick Response) que son utilizados por los “smartphones” (móviles inteligentes) que tan populares se han hecho últimamente. Estos códigos “QR” al ser leídos por los móviles redireccionarán al navegador hacia una nueva página web del yacimiento (que ya se está desarrollando) y accionarán un audio explicativo de la estructura concreta que se esté visitando en ese momento. Se realizarán mejoras en los itinerarios y seguridad interna del yacimiento y también se dotará a la Sala de Audiovisuales de nueva cartelería interpretativa para que sirva de introducción a la visita de la ciudad romana.

Cartel de obra en la entrada del yacimiento de

Cartel de obra en la entrada del yacimiento de Ocuri  (Foto: Jesús Román).

La última de las acciones proyectadas por el IEDT es una exposición sobre la historia y los hallazgos del yacimiento arqueológico desde su descubrimiento a finales del siglo XVIII por D. Juan Vegazo hasta las últimas intervenciones en la restauración de la Muralla Ciclópea que están a punto de finalizar. Esta exposición mostrará a través de carteles interpretativos, medios audiovisuales y piezas arqueológicas lo que sabemos en el estado actual de nuestros conocimientos sobre este importante yacimiento arqueológico ubriqueño. Para ello, hemos incorporado a nuestro equipo a la restauradora Miriam García Llamas que supervisará el cuidado de las piezas a exponer en las vitrinas del San Juan. Entre las novedades que se presentarán estarán unas réplicas a tamaño real de las dos famosas inscripciones (una de ellas perdida…) que se hallaron en el foro de Ocuri en 1795, dedicadas a los emperadores Antonino Pío y Commodo por los decuriones de las “Res Pvblica Ocvritanorum”, además de la recientemente restaurada ara de la sacerdotisa del culto imperial Postumia hallada en el mismo lugar en 1823 y que actualmente se conserva en el C.I.H.U.

Entrada del Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.) con nuestro cartel de obra (Foto: Jesús Román).

Entrada del Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (C.I.H.U.) con nuestro cartel de obra (Foto: Jesús Román).

Nos complace, por tanto, anunciar que estas dos acciones han sido concedidas por parte del IEDT a nuestra empresa, “Oppidum, gestión cultural y arqueológica, mediante la oportuna licitación, por lo que esperamos seguir trabajando, con la colaboración del Ayuntamiento de Ubrique, en la mejora, acondicionamiento y puesta en valor de la ciudad romana de Ocuri y en el estudio, investigación y difusión del mismo.

Actos vandálicos contra el Patrimonio Arqueológico de la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz)

En la mañana del día 14 de Junio de 2014 el equipo arqueológico que estamos desarrollando la intervención de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea de la ciudad íbero-romana de Ocuri, situada en el Salto de la Mora de Ubrique, nos hemos llevado la desagradable sorpresa de encontrarnos con varias estructuras arqueológicas de este importante yacimiento de la Sierra de Cádiz, pintados con un spray amarillo fosforescente. Igualmente se han cebado con nuestra excavación donde han desmontado todas nuestras tiranteces, hilos de cuadrícula, hincos y cintas de precaución. Algunos de los perfiles también han sufrido destrozos, aunque en éste último caso, de menor importancia.
Cómo es obvio, nuestro estupor ha ido en aumento a medida que hemos ido subiendo desde el Mausoleo, la estructura más afectada con pintadas en todas las caras visibles y en las jambas de la falsa puerta que hoy sirve de entrada, hasta el interior del yacimiento. Prácticamente todas las estructuras emergidas han sufrido daños. En la muralla se ha pintarraqueado la pequeña estructura del vano de entrada que estaba en proceso de documentación, mientras que en unos de los muros de la puerta se ha pintado una “N” al revés.

Fotografía del Mausoleo romano de

Fotografía del Mausoleo romano de Ocuri donde se aprecian las pintadas (Foto: Jesús Román).

Vista del interior de la muralla con las pintadas sobre el lateral del vano de entrada.

Vista del interior de la muralla con las pintadas sobre el lateral del vano de entrada.

En la cisterna nº 1, ubicada al Este del recinto de entrada, se ha pintado sobre los muros posiblemente ibéricos la palabra “POL” y en el interior de la cisterna una marca que podría ser una “T”. En la llamada “Casa de Vegazo”, seguramente parte de uno de los templos de la ciudad romana y que domina por el sur el Foro, se ha dibujado un cuadrado a modo de ventana y en las termas se ha visto afectada la cisterna cubierta situada junto a ellas.

Pintada en la Cisterna nº 1

Pintada en la Cisterna nº 1

Los hechos se han puesto, oportunamente por parte del Ayuntamiento, en conocimiento de la Guardia Civil, que ha reconocido el yacimiento, comprobando “in situ” los destrozos y hemos quedado a la espera de que el SEPRONA se haga cargo del asunto.

Pintada en el interior de la Cisterna nº 1 sobre el

Pintada en el interior de la Cisterna nº 1 sobre el “opus signinum”.

No es la primera vez que el yacimiento sufre actos vandálicos, hace años que se destruyeron todos los carteles informativos e interpretativos que allí pusimos a comienzos de este siglo con el programa “Arqueosierra”, pero si es la primera vez que lo hacen mientras estamos trabajando en el yacimiento. No solo nosotros, sino también un Taller de Empleo de turismo y jardinería dedicado al yacimiento. Y creo que este hecho no es casual…
En mis casi 35 años de arqueólogo, nunca me he sentido tan “vigilado”, tan “observado” e incluso tan “cuestionado” por personas que dicen defender el patrimonio, pero que, curiosamente, carecen de conocimientos profesionales o académicos sobre el mismo. Personas que han llegado incluso a dudar, en público y en privado, de mi capacidad como arqueólogo…no siendo ninguno arqueólogo, historiador, restaurador o de profesión cualificada relacionada con el Patrimonio. Esto no tendría para mí mayor importancia, sino fuera por lo que ha pasado hoy…
Parece que hay una especie de “Mano Negra” que no quiere que se recupere el yacimiento de Ocuri. Hay algunas personas interesadas en que este yacimiento no salga para adelante, que no se vuelva a poner en valor, que no se consolide, que no se restaure, que no se abra de nuevo al público, que no sea una fuente o recurso generador de cultura y de riqueza…

La pintada enmarcando una supuesta

La pintada enmarcando una supuesta “ventana” en la llamada “Casa de Vegazo”, construida sobre los restos de uno de los templos romanos.

Tengo este convencimiento y tengo que decir también que lo de esta mañana no me termina de sorprender del todo… A lo largo de estos tres meses de intervención, entre nosotros, el equipo de arqueólogos que lo estamos dando todo por este yacimiento, hemos comentado más de una vez el temor a que “algo” pasara cualquier día, a que llegáramos una mañana a la excavación y nos encontráramos con una desagradable sorpresa.

No deja de resultar significativo que haya pasado ahora, con la excavación muy avanzada, con dos fines de semana en el que el Ayuntamiento ha programado todo tipo de actos culturales y lúdicos en torno al yacimiento, entre los que se encuentran tres conferencias (una de ellas a mi cargo…), un taller de vestimentas romanas, un “convivium” (cena con alimentos y bebidas típicas romanas) en el Bar del yacimiento, una obra de teatro clásico en el Centro de Recepción, más el fin de semana final de junio con los actos de la Vª Bajada a Ocuri desde Benaocaz por la calzada romana, que incluye desfiles de centurias de legionarios romanos, mercados, actuaciones en la calle, etc… (el enlace a las actividades en la web de Ayuntamiento: http://ayuntamientoubrique.es/noticias/cultura-y-fiestas/1503-v-bajada-romana-a-ocuri.html ).

Cartel del triptico informativo sobre la Vª Bajada de

Cartel del triptico informativo sobre la Vª Bajada de Ocuri, precisamente con el Mausoleo de fondo…(Foto: Ayuntamiento de Ubrique)

No deja tampoco de ser significativo y yo soy testigo directo de primera mano pues estoy vinculado a este yacimiento desde 1987, que estos actos vandálicos se produzcan cuando hay un equipo de gobierno (sea del color que sea…) que, tras años de abandono por gobiernos municipales anteriores, se esté preocupando a conciencia y con una apuesta decidida por poner en valor de nuevo el yacimiento, invertir sobre él y ponerlo en uso cultural y turístico…incluso dejándose la piel en él si es preciso…

Pintada sobre el muro de cubierta de la Cisterna situada junto a las Termas de

Pintada sobre el muro de cubierta de la Cisterna situada junto a las Termas de Ocuri.

Harto significativo todo, incluso el que las pintadas sean supuestamente “simbólicas” como ha dado a entender un medio de comunicación local y que supuestamente se hayan hecho sobre “paredes reconstruidas”…algo que no es cierto ni en la muralla, ni en la cisterna nº 1, ni en la “Casa de Vegazo”, ni en la cisterna junto a las termas…donde las piedras son originales. Este mismo medio (la Revista del Mediodía de la Sierra de Cádiz) es el que habla de “simbolismo”…Y nos preguntamos ¿Qué simbolismo puede haber en un acto de barbarie de tal magnitud?…¿Porqué se deduce esto de las pintadas?…¿Acaso no es obra de un descerebrado y estamos hablando de una mente “perversa”?…Muchas preguntas me surgen…muchas…demasiadas.
Quizás el autor de las fotos que aparecen en este medio (las nuestras son del co-director de nuestra excavación Jesús Román…) podría explicarnos porqué ha deducido que son “simbólicas”… Yo no lo veo…Claro que, quizás, antes debería explicar también ¿qué hacía antes de las 9 de la mañana en un yacimiento en obras al que está prohibido acceder sin autorización y debidamente señalizado?…¿A qué supuestos “trabajos de limpieza agrícola” que estaba “comprobando” se refiere este señor…(que sepamos solo se están realizando trabajos silvícolas, que no agrícolas, por parte del Taller de Empleo…) y ¿porqué se arroga el derecho de “comprobar” no sé qué cosas? Y, sobre todo, ¿quién le ha dado permiso para estas “comprobaciones”?…¿Tiene alguna facultad, profesión o mandamiento que le cualifique para “comprobar” el trabajo de los demás?…No sé, a lo mejor resulta que está por encima de la autoridad del director de este Taller de Empleo o incluso por encima del mismísimo Servicio Andaluz de Empleo que lo financia y controla…no lo sé…todo pudiera ser…lo que está claro es que me surgen muchas preguntas, muchas…demasiadas…

HIncos, tiranteces, cintas de precaución de la zona en excavación arrancados y tirados...

Hincos, tiranteces, cintas de precaución de la zona en excavación arrancados y tirados…

Al hilo de esto me viene a la cabeza, sin saber porqué, los varios casos de miembros de “retenes forestales” de apagafuegos que en este país han quemado montes para que así los contrataran de bomberos…algo que desgraciadamente ha aparecido ya muchas veces en los medios de comunicación…o también la de los bomberos “pirómanos”, que incendian lo que sea para poder lucirse en su sofocación, atraídos por la supuesta “belleza” del incendio…algo que también por desgracia, no es un mero oximorón, sino una cruda realidad…

Nuestra realidad es que hay alguien que no quiere que el yacimiento de Ocuri salga adelante…y a veces me avergüenzo de vivir en un país como el nuestro…

Publicada una página de Facebook con el “Diario de Excavaciones en Ocuri (Ubrique)”

Conscientes de su compromiso con la sociedad y con la necesaria información que ésta demanda en la actualidad en las tareas financiadas con fondos públicos, el equipo técnico de Oppidum, gestión Cultural y Arqueológica, compuesto por los arqueólogos Luis Javier Guerrero Misa y Jesús Román Román y el arquitecto técnico Manuel J. Castro Rodríguez, encargados de la dirección y ejecución de la actividad arqueológica de control de movimientos de tierras y apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea de la ciudad íbero-romana de Ocuri (Salto de la Mora, Ubrique, Cádiz), hemos decidido publicar una página en el medio de red social “Facebook” para informar de manera continuada de los progresos de dicha intervención arqueológica. Como hemos expresado en la introducción de ésta página. “Queremos que a través de esta página el público en general y los ubriqueños en particular sean patícipes, en primera fila, de nuestra intervención arqueológica de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea” de esta importante ciudad íbero-romana de la Sierra de Cádiz. Día a día daremos noticias del progreso de nuestra intervención y relataremos, sin emplear demasiados tecnicismos, los principales acontecimientos que se produzcan, anécdotas, problemas que surjan, etc… También daremos difusión a nuestros trabajos anteriores sobre las excavaciones y la puesta en valor de Ocuri.

Tareas de limpieza previa en la zona de la entrada de la Muralla Ciclópea de

Tareas de limpieza previa en la zona de la entrada de la Muralla Ciclópea de Ocuri (Ubrique, Cádiz), en los primeros días de abril de 2014 ( Foto: Oppidum, gestión cultural y arquelogica).

En estos primeros días de abril de 2014, una vez iniciada oficialmente la intervención arqueológica, autorizada por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, hemos estado realizando amplias tareas de limpieza en todos los sectores de la muralla, tanto aquellos afectados por el derrumbe parcial ocurrido en mayo de 2012, como en el resto de los sectores, sobre todo zona del vano de entrada a la ciudad romana. La financiación de las obras corre a cargo, íntegramente, del Excmo. Ayuntamiento de Ubrique, que ha prestado una inestimable colaboración en la puesta en marcha de la obra. Asimismo, colabora con nosotros la arqueóloga ubriqueña María Campos y el módulo de jardinería del Taller de Empleo “Entorno de Ocuri”, dedicado al embellecimiento del entorno del yacimiento y de su centro de recepción.

INICIADA LA INTERVENCIÓN ARQUEOLÓGICA DE APOYO A LA RESTAURACIÓN DE LA MURALLA CICLÓPEA DE “OCURI” (UBRIQUE, CÁDIZ)

El pasado día 7 de Abril, tras algunos meses de retraso por problemas presupuestarios, iniciamos la intervención arqueológica de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea de la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz). El proyecto, autorizado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y financiado íntegramente por el Ayuntamiento de Ubrique, es codirigido por quién esto escribe y el arqueólogo Jesús Román Román, ambos miembros de la Asociación “Papeles de Historia”.

La intervención consta de dos fases de actuación bien diferenciadas. En la primera, que acabamos de iniciar, se van a limpiar las vegetaciones y los derrubios caídos en los últimos años las zonas que se excavaron entre los años 2000 a 2003, reactivándose los antiguos perfiles y preparando todo el sector del interior de la muralla caída para su restauración. Una vez realizada la limpieza se desescombrará toda la zona derruida y se procederá a un meticuloso trabajo de numeración y documentación (en dibujo y fotografía) de las grandes piedras ciclópeas movidas por la vegetación intrusiva para proceder a su desmontaje ordenado. Tras esta operación se intentará eliminar las grandes raíces que han ocasionado el derrumbe y se instalará un sistema de drenaje de aguas para impedir el embolsamiento en las zonas interiores e impedir nuevos procesos erosivos.

Limpieza del perfil Oeste de la zona interior de la Muralla Ciclópea de

Limpieza del perfil Oeste de la zona interior de la Muralla Ciclópea de Ocuri (Ubrique) en los primeros días de intervención (Foto: Luis Javier Guerrero).

En la segunda fase, que se ha adjudicado a una empresa constructora de la localidad de reconocida experiencia, se volverá a montar las grandes piedras ciclópeas en su lugar de origen y se trabarán para impedir su desplazamiento. Este proceso será el más complicado y difícil de la intervención pues el porte y peso de algunas piedras es impresionante. Al mismo tiempo, toda el área afectada en la zona noroccidental de la muralla, así como el vano de entrada, que aún conserva los arranques de las pilastras que flanqueaban la puerta y varios de los escalones originales, será consolidada y restaurada.

Como ya expusimos en este mismo blog, afortunadamente, los dibujos y fotografías que se tomaron en la excavación del año 2003 y las que se hicieron en 2004 para un primer malogrado proyecto de restauración que no consiguió finalmente suficiente financiación, nos van a permitir ahora su correcta restauración pues sabemos la ubicación exacta de cada una de las grandes piedras ciclópeas.
Por tanto, recordamos que el objetivo principal de esta intervención arqueológica de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea de Ocuri, es conseguir la total estabilización de la estructura muraria, eliminando no solo los peligros derivados de la acción bioturbadora de las plantas intrusivas y del ganado circundante, sino eliminando además las posibles presiones físicas y mecánicas que los sedimentos acumulados en su trasdós han venido ocasionándole en los últimos siglos, tras su “taponamiento” intencionado en el siglo XVIII.

Su posterior consolidación debe ir pareja a un proceso de nueva “puesta en valor” para su posterior inclusión en las visitas turísticas guiadas, que el Ayuntamiento quiere potenciar a corto plazo, al ser un elemento estructural imprescindible que nos ha suministrado una importantísima y valiosa información sobre el devenir histórica de esta notable ciudad íbero-romana de la Sierra de Cádiz.

Identificada una nueva moneda de la ceca de “OQVRI” en un Foro Numismático de Internet

Recientemente se ha subido una entrada al Foro Numismático por internet OMNI mostrándonos una nueva moneda posiblemente acuñada en la ciudad romana de Ocuri (SAlto de la Mora en la Sierra de Benalfí, Ubrique). Como muchos sabréis hasta hace muy poco tiempo no se tenía constancia de amonedaciones ibero-romanas en este importante yacimiento de la sierra gaditana. Sin embargo, a partir de la identificación de una moneda erróneamente atribuida por Villaronga (en su imprescindible estudio “Corpus Nummum Hispaniae ante Augusti Aetatem” de 1994) como perteneciente a la ciudad de Iptuci (Cabezo de Hortales, Prado del Rey), el investigador portugués Marques de Faria  (1995) concluyó que la moneda en cuestión se diferenciaba sobradamente de las iptucitanas y que claramente pertenecía a Ocuri. En 1996 los numismáticos Saez y Blanco, autores del libro sobre “Las monedas de la Bética Romana. Vol I: Conventus Gaditanus”,  recopilaron de nuevo la clasificación de Villaronga con la moneda erróneamente identificada entre las de “Iptuci”, pero expresaron sus dudas en cuanto a su asignación a esta ceca, al no tener leyenda que lo acreditara y ser su reverso muy diferente. Además, incidieron en el hecho de que la cabeza varonil había sido descrita como “barbada”, algo en lo que no estaban de acuerdo. Sin embargo, fueron excesivamente prudentes y no se atrevieron a sacarla de la lista de las iptucitanas, por lo que terminaron catalogándola como “dudosa”, y no se atrevieron a adjudicársela a Ocuri. En 2001, la eminente arqueóloga y numismática Mª Paz García-Bellido en su “Diccionario de cecas y pueblos hispánicos”, la recoge de nuevo y, siguiendo a M. de Faria, la atribuye a Ocuri por la leyenda del reverso, especificando la importancia de la ciudad, de sus restos arqueológicos, sus epígrafes (“Res publica Ocuritanorum”) y la circunstancia de su buena comunicación viaria mediante calzadas aún conservadas. Identifica la cabeza del anverso como de Ba’al Hammon, por lo que la considera barbada. La cercanía y buena comunicación entre ambas ciudades explicaría, en su opinión, las similitudes. En 2010 nuestro amigo, el profesor y arqueólogo Giacomo Gillani, publicó en nuestro Papeles de Historia nº 6 un artículo denominado “El nombre de la ciudad romana de Ocuri en fuentes epigráficas y numismáticas” y en él volvió a recoger los estudios realizados hasta entonces sobre dicha moneda, confirmando lo enunciado por Marques de Faria y por Mª Paz García-Bellido, quedando hasta ahora como la única moneda identificada con claridad como perteneciente a la ceca ocuritana. La moneda también es importante, como afirma Gillani, para establecer con claridad el topónimo Ocuri (con una sola “erre”, no siguiendo el desgraciado error perpetuado por Hübner en el Corpus Inscriptionum Latinarum II). De esta moneda, de la que se desconoce su paradero, solo tenemos una fotografía y un dibujo sacado a partir de ella que se ha repetido varias veces.

Dibujo de la moneda de

Dibujo de la moneda de Ocuri publicada por Mª Paz García-Bellido en 2001.

De ahí, que al percatarnos (gracias a nuestro compañero de Papeles de Historia Manolo Castro) de la aparición en este foro numismático de una segunda moneda similar a la descrita originariamente por Villaronga, nos pusiéramos en contacto con el moderador del mismo para intentar contactar con el poseedor de la moneda (con nick “Numit” en este foro) y ver si podríamos estudiarla directamente. En este punto, quiero decir que he sido tratado en todo momento con gran cordialidad por el moderador del foro y le doy las gracias públicamente por dejarme usar las fotografías de la moneda que presentó “Numit” a su comunidad. En tanto podamos estudiarla mejore y con el permiso explícito de este foro, voy a describiros la nueva moneda que, al parecer, fue comprada en el mercado del coleccionismo a un particular y estaba sin identificar hasta que la posteó su comprador. En principio, se trataría de un  semis de bronce con un módulo de 17 mm y un peso de 3,28 gramos (la de Villaronga tiene un diámetro de 16 mm y un peso de 3,80 gramos), algo pequeño para un semis pero mayor que un quadrans (cuadrante). Parece encontrarse en buen estado (BC), conservando la pátina. En el anverso presenta cabeza varonil mirando a la derecha y con diadema, posiblemente barbada, mientras que en su reverso presenta una grafila de puntos desplazada del cuño original por lo que no está completa, dejando campo abierto a su derecha, que encierra una láurea que a su vez engloba una clava  (o maza de Hércules)  y un creciente lunar con punto central o glóbulo, escoltado por dos pequeñas estrellas de cinco puntas a izquierda y derecha, también con glóbulo central. Debajo de la clava o maza aparece la leyenda OQVR, con la V y la R unidas en nexo.

Anverso de la nueva moneda atribuida a

Anverso de la nueva moneda atribuida a Ocuri y publicada en el foro n umismático OMNI (foto del autor del post en este foro, Numit, tratada digitalmente para su protección por mí).

Reverso de la nueva moneda atribuida a

Reverso de la nueva moneda atribuida a Ocuri y publicada en el foro n umismático OMNI (foto del autor del post en este foro, Numit, tratada digitalmente para su protección por mí).

En apariencia es la misma tipología que la moneda de Villaronga, si bien hay algunas diferencias. En la nueva se aprecia muy bien la grafila de puntos, mientras que en la primera se adivinaba su existencia, pero nadie la había descrito. Es más aquí aparece también en el anverso tras la cabeza (en la primera parece ir delante de la cabeza). En cuanto a la figura que hemos interpretado como clava, siguiendo la descripción de su poseedor, en la moneda de Villaronga se  identificó como un “bastón con nudos”, un elemento muy poco frecuente en las amonedaciones hispánicas, algo que nos había hecho pensar, en algún momento, en temas relacionados con los agrimensores (al parecernos más bien una cuerda con nudos que se usaba en los rituales de cimentación de edificios y/o fundación de colonias). Todo ello sin paralelos en otras monedas hispánicas, lo cual hacía aún más improbable esta línea de interpretación, que abandonamos hace tiempo. García-Bellido la identificó como un cetro, algo también muy raro en las hispánicas como elemento aislado. Sin embargo, en la nueva moneda no aparecen estos nudos y de ahí que pueda identificarse como maza, aunque somos conscientes de que la mayoría de las figuras de clavas en este tipo de monedas aparecen en el anverso, delante o detrás de la cabeza de Hércules. Otro factor a tener en cuenta para confirmar esta identificación es la gran longitud de la figura y que parece de igual grosor en casi todo el cuerpo, cuando lo habitual es que la clava sea más gruesa en su zona superior y de menor tamaño. Esta falta de engrosamiento y que esté en posición horizontal y no vertical nos inclinan a tener que dejar sin confirmar taxativamente qué es esta figura hasta que no podamos analizarla de otra forma, si bien, de momento, la interpretación como clava la consideramos la más plausible. A su favor tiene que, si se tratara efectivamente de una clava hercúlea, el reverso estaría en plena consonancia con algunos tipos de Carteia (San Roque), si bien aquí la clava está engrosada en su parte distal como hemos dicho antes. Hay al menos dos tipos fechables en la segunda mitad del siglo II a.C. En este punto debemos decir que en las excavaciones realizadas por nosotros entre 1998 y 2003 (algunas publicadas en pdf en este mismo blog) fueron las monedas de Carteia las más abundantes, sobre todo en la entrada de la muralla ciclópea, algo que es muy significativo de la posible interrelación de ambas ciudades que estuvieron unidas por una calzada (la Corduba-Carteia). En lo referente a otras figuras del reverso es importante resaltar que los crecientes son elementos feno-púnicos muy habituales, aunque no tanto los que llevan punto o glóbulo en su centro, como algunos tipos de Bailo (Baelo, Tarifa), casi siempre asociados a estrellas, si bien no iguales a las de Ocuri. En este sentido resulta llamativo el paralelo con una moneda de Asido (Medina Sidonia) que representa la misma configuración de creciente con glóbulo escoltado por dos estrellas (en este caso de siete puntas). La diferencia es que en la ocuritana el creciente es hacia arriba, mientras que en la asidonense es hacia abajo y está en el anverso sobre una figura de toro parado. Por otro lado las estrellas con glóbulo central son muy características de las emisiones de Malaka (Málaga), aunque se diferencien en el mayor número de puntas de estas estrellas. De hecho aún no hemos encontrado paralelos de estrellas de tan solo cinco puntas en otras cecas hispánicas. El anverso es el mismo tipo y posiblemente el mismo cuño, con rostro de nariz afilada y potente mandíbula, posiblemente barbada. El hecho de que lleve o no barba es importante, pues según sea de una forma u otra , se podría atribuir bien a  al dios fenicio-púnico Ba’al Hammon que aparece en las monedas de Iptuci con las que se había asociado hasta ahora, bien a Hércules, lo cual reforzaría la aparición de la clava en el reverso. Lo mismo ocurre con la leyenda “OQVR” que es idéntica en tipo, caracteres, nexo y posición en ambas monedas. En definitiva, creemos que la aparición de esta segunda moneda con leyenda “OQVR”, es un hito importante en la investigación de los orígenes y evolución histórica de la ciudad romana de Ubrique, aunque aún no hayamos podido estudiarla directamente. De hecho, no solo estaría confirmando la presencia de una ceca hispánica en nuestra ciudad íbero-romana, que demostraría a su vez la fuerte presencia púnica o neopúnica en la población ocuritana (y su interrelación con otras ciudades de influencia púnica), sino que, igualmente, apoyaría el topónimo de nuestra ciudad, Ocuri.

Presentado el nuevo logotipo de la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz)

En el marco de las diferentes acciones de promoción, recuperación y nueva puesta en valor del yacimiento ubriqueño de Ocuri, el ayuntamiento de esta localidad ha presentado el nuevo logotipo que le dará imagen a partir de ahora. El acto se desarrolló el pasado día 13 de agosto de 2013 en la sala de prensa del ayuntamiento y estuvo presentado por la concejala de cultura Dª Josefina Herrera. Al acto asistimos como colaboradores quién esto os escribe y el arqueólogo Jesús Román. El nuevo logotipo se ha inspirado en una pieza singular, una pequeña cabeza en bronce (apenas 2,5 cms de altura) que representa posiblemente una figura relacionada con el dios Mercurio, o bien un “amorcillo” o erote, tocado con una especie de sombrero o gorro con doble punta. Pertenece a la Colección Municipal y fue hallado en las excavaciones de la Muralla Ciclópea de Ocuri en la campaña de 2003, dirigida por Luis Javier Guerrero Misa. Este adorno, exvoto o aplique de bronce fue publicado en la revista Papeles de Historia nº 6, en el artículo denominado “La Muralla Ciclópea de Ocuri (Salto de la Mora, Ubrique): orígenes, fases constructivas y propuestas de interpretación”  y en el cuál ya aparecía una fotografía del mismo.

Pequeño bronce hallado en la Muralla Ciclópea de Ocuri (Fotografía: Luis Javier Guerrero)

Pequeño bronce hallado en la Muralla Ciclópea de Ocuri (Fotografía: Luis Javier Guerrero)

Para esta pieza, que hemos fechado entre el siglo I y II después de Cristo por la unidad estratigráfica en la que apareció y por los materiales arqueológicos que están relacionados con ella, aún no hemos encontrado paralelos, lo que acusa su singularidad. El gorro o sombrero de doble punta, con cinta intermedia, podría parecerse al típico “petaso” grecorromano encajado en la pequeña pieza para no darle salientes. Si fuera así, podría relacionarle con el dios Mercurio. Incluso en los lados de la cara tiene dos “plumas” o “trenzas” que podrían ser las alas características de este dios, colocados de esta forma igualmente para no dar salientes a la pieza. El lugar del hallazgo, en la propia entrada de la muralla, tendría también sentido, ya que como todo el mundo sabe el Mercurio romano era el dios del comercio y el protector de los viajeros. El hecho de que su parte trasera sea cóncava da pie también a que pensemos en que fuera un aplique o un adorno, incluso de una coraza militar, ya que no podemos olvidar que la muralla debió tener un pequeño destacamento de guardia, como así lo atestiguan los numerosos fragmentos de armas (puñales, restos de espadas, puntas de flecha) que en la muralla han aparecido. Otro argumento para relacionarlo con esta divinidad es que normalmente las representaciones de “erotes” o “amorcillos” no suelen llevar ni gorros, ni sombreros. No obstante, aún es objeto de estudio.

En cuanto al logotipo, el diseño es de Carlos Pizano, responsable de la web del ayuntamiento de Ubrique, con la colaboración de Eduardo Calvo que es quién ha vectorizado la pieza. Se ha enmarcado la figura en un círculo de tipo monetal con grafila incluida, lo que la hace muy atractiva e identificativa plenamente. Nos parece todo un acierto y un excelente trabajo gráfico que creemos que va a identificar con claridad a la ciudad romana. En el nombre de la ciudad se ha usado la tipografía mayúscula y la grafía más romana posible (con cambio de la u castellana actual por la v latina original).

Nuevo logotipo de la ciudad romana de

Nuevo logotipo de la ciudad romana de Ocuri.

Hasta ahora la ciudad romana de Ocuri contaba con un logotipo identificativo dentro de la Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos, que era un capitel toscano con el inicio de un fuste de columna lisa. Este logotipo fue diseñado, al igual que la mayoría de los primeros yacimientos puestos en valor en la mencionada Ruta, por el equipo que trabajó en la Mancomunidad de Municipios Sierra de Cádiz entre 1997 y 2007. En el diseño de Ocuri, en concreto, colaboramos los arqueólogos Luis Cobos, José María Gener y yo mismo. Como imagen corporativa llevaba el fondo azul de Europa (ya que las obras fueron, en parte, subvencionadas con fondos europeos), las letras en blanco (por los pueblos de la sierra) y las figuras de los logotipos en gris, como la caliza que predomina en nuestra sierra. La práctica desaparición de la Ruta Arqueológica, de la que espero poder hablar algún día…, lo había dejado en desuso.

Anterior ogotipo de la ciudad romana de Ocuri en el marco de la Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos.

Anterior ogotipo de la ciudad romana de Ocuri en el marco de la Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos.

En cuanto a las actividades relacionadas con el yacimiento, informaros que estamos a la espera de que se apruebe por parte del Pleno del Ayuntamiento de Ubrique la modificación presupuestaria correspondiente a la financiación de las excavaciones de apoyo a la restauración de la muralla ciclópea, ya que en un principio solo se había presupuestado la obra civil. Esperemos que no se alargue mucho tiempo más el inicio de las mismas, puesto que los permisos correspondientes se tienen desde hace algunos meses. Al hilo de todo esto, la concejala de cultura ha anunciado un nuevo plan de puesta en valor del yacimiento que reemplace los elementos interpretativos, de señalética y de mobiliario que han sido destruidos por desaprensivos en estos últimos años. Esperemos también que el comienzo del Taller de Empleo de Ocuri, previsto para los próximos meses, ayude a que el yacimiento recobre el esplendor que tenía a principios de este siglo…

Dª Josefina Herrera, concejal de cultura, y Luis Javier Guerrero en el acto de presentación del nuevo logotipo (Foto: Jesús Román).

Dª Josefina Herrera, concejal de cultura, y Luis Javier Guerrero en el acto de presentación del nuevo logotipo (Foto: Jesús Román).

La ciudad romana de “Ocuri” y la revista científica “El Nuevo Miliario”

Aprovecho la polémica suscitada en los últimos días en los medios locales de Ubrique para subir un artículo que escribí a mediados del 2011 sobre mis investigaciones en la ciudad romana de Ocuri en la prestigiosa revista científica “El Nuevo Miliario”.

Tal y como la definen los miembros de su Consejo de Redacción, El Nuevo Miliario “es un boletín bianual dedicado al estudio de las vías romanas, la historia de los caminos y otros temas de geografía histórica” que se publica desde el año 2005. Es una revista de carácter científico que, aunque su temática central sea el estudio de los caminos de la Antigüedad, suele publicar también estudios arqueológicos sobre yacimientos romanos y medievales, sobre todo aquellos integrados en alguno de los itinerarios antiguos. Es heredera de una mítica publicación de finales del siglo pasado, “El Miliario Extravagante”, la magna obra de un humanista, lamentablemente ya fallecido hace algunos años, Gonzalo Arias, que dedicó gran parte de su vida a estudiar, descubrir e inventariar las vías romanas. Su boletín fue durante casi cuarenta años la única publicación periódica especializada en el estudio de los itinerarios romanos, aunque sus páginas dieron cabida a otros temas de geografía histórica y arqueología.

De ahí que “El Nuevo Miliario” se iniciara tras la desaparición de Gonzalo Arias, tratando de mantener vivo su espíritu, difundiendo las últimas aportaciones al conocimiento de la red viaria antigua de las Península Ibérica y las investigaciones sobre geografía antigua. No obstante, su difusión entre el gran público es muy limitada, aunque no entre el ámbito universitario y científico, ya que funciona fundamentalmente a través de suscripciones. En su página web, zona de descargas, podéis encontrar y bajaros aquellos números que están agotados, el resto se puede pedir por correo electrónico. El enlace es : http://www.elnuevomiliario.eu/

A instancias de uno de los miembros de su consejo de redacción, nuestro amigo el profesor Giacomo Gillani, fui invitado a participar con un breve artículo sobre “Ocuri”, algo a lo que accedí gustosamente, por lo que en el Nº 12 de la revista, correspondiente a junio de 2011, se publicó el mismo. Se tituló “Aportaciones al conocimiento, orígenes y desarrollo de la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz)” y en el mismo intenté dar una serie de breves pinceladas sobre lo que hasta ahora conocemos de la ciudad romana de la que es heredera, probablemente, la actual Ubrique. No hay que olvidar que sustentamos, desde hace algún tiempo, que la ciudad de Ocuri estuvo vinculada fuertemente con la ciudad romana de “Carteia” (San Roque, Cádiz) y ésta a su vez fue destino final de uno de los caminos más importantes de la Bética, la vía “Corduba-Carteia”.

Portada (modificada con el artículo de Ocuri) de la revista “El Nuevo Miliario” nº 12

Al menos nadie negará que Ocuri está conectada directamente con otras ciudades romanas de la Sierra como son “Iptuci” (Cabezo de Hortales, Prado del Rey) y “Lacilbula” (Cortijo de Clavijo, Grazalema), algo que es fácilmente reconocible por los tramos de calzadas que aún se conservan, los más destacados los de la “Trocha” de Ubrique a Benaocaz, los de la Manga de Villaluenga y los de la Ribera del Gaidovar (Grazalema).

Pasado ya más de un año de su publicación, he decidido subir el artículo a mi Blog para que pueda así tener la mayor difusión posible y ayude al gran público a entender algo mejor esas ruinas en las que, esperamos, poder intervenir en los próximos meses para restaurar esa parte derrumbada de su impresionante Muralla Ciclópea. Os daremos cumplida cuenta desde aquí mismo.

Este es el artículo: Ocuri en el Nuevo Miliario

 

 

 

Presentado a Cultura el Proyecto de Restauración de la Muralla Ciclópea de “Ocuri” (Ubrique, Cádiz)

El pasado día 21 de diciembre se presentó ante la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en Cádiz el proyecto de restauración de la muralla ciclópea de la ciudad romana de “Ocuri” (Ubrique, Cádiz). Como muchos de ustedes sabrán, a finales del mes de mayo se produjo un derrumbe parcial en el Sector Noroeste de la muralla ocuritana debido a diversos factores erosivos tanto naturales como antrópicos, que la llevaban afectando desde hacía bastantes años. Fundamentalmente estos mismos factores, que afectaban a toda la muralla conservada, son los mismos que ya nos obligaron a intervenir arqueológicamente en los años 2001 y 2003. En aquellas dos fases de excavación y consolidación, ambas publicadas tanto en los Anuarios Arqueológicos de Andalucía como en nuestra revista “Papeles de Historia”, conseguimos estabilizar gran parte de la muralla que se había convertido en una especie de represa de tierra al final de un gran cono de deyección de derrubios que ejercían una tremenda presión sobre los bloques ciclópeos. Tras el “destaponamiento” de esta represa por la antigua puerta monumental de la misma y la excavación casi completa del Sector Nordeste, se procedió a consolidar este lienzo Nordeste que sigue hoy día intacto. Sin embargo, el Sector Noroeste solo pudo ser excavado parcialmente por su trasdós ya que dos enormes lentiscos habían crecido entre las piedras ciclópeas, de modo que las propias raíces y troncos se habían convertido en apoyo de los bloques, dificultando la propia excavación y convirtiéndose además en sostén de la propia muralla.

En 2004 se preparó un proyecto de intervención que ya contaba con la eliminación  de los lentiscos, el desmonte de la muralla y su posterior re-montaje. Desgraciadamente ese mismo año se acabó la financiación del programa “Arqueosierra” y el yacimiento ha estado sin mantenimiento arqueológico desde entonces. Años de pasar el ganado por encima de la muralla (aunque parezca increíble las cabras y las vacas de la explotación ganadera de Santa Lucía han seguido subiendo a por el verde pasto del Foro de la ciudad), de expansiones de los dos lentiscos, de escorrentías de todos estos años y de la presión mecánica de la parte de derrubios que quedaron sin excavar, propiciaron finalmente su desplome y su posterior derrumbe.

Fotografía lateral del derrumbe en la muralla ciclópea de Ocuri (Foto: Jesús Román)

Fotografía lateral del derrumbe en la muralla ciclópea de Ocuri (Foto: Jesús Román)

Afortunadamente, los dibujos y fotografías que se tomaron en 2003 y 2004 para el proyecto que no consiguió la financiación, nos van a permitir ahora su correcta restauración y, una vez eliminados los lentiscos y la tierra que presiona el trasdós, la restitución de los bloques a sus lugares originales y su posterior consolidación.

El proyecto se haya dividido en dos, uno eminentemente de obra civil y acción restauradora, elaborado por el arquitecto municipal D. José Manuel Romero, y el segundo de intervención arqueológica de apoyo a esa restauración y que hemos firmado mi compañero Jesús Román y el que esto os escribe.

El objetivo principal de esta intervención arqueológica puntual de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea es conseguir la total estabilización de la estructura muraria, eliminando no solo los peligros derivados de la acción bioturbadora de las plantas intrusivas y del ganado circundante, sino eliminando además las posibles presiones físicas y mecánicas que los sedimentos acumulados en su trasdós pudieran ocasionarle. Se pretende, por tanto, evitar más desplomes y derrumbes de los lienzos conservados de la muralla, evitando todos los posibles agentes que hasta ahora se han conjugado para afectar su estabilidad.

La financiación del proyecto corre a cargo del Ayuntamiento de Ubrique y desde aquí queremos expresar con rotunda claridad que, al igual que otras veces hemos denunciado la desidia y el desinterés de nuestros políticos por el Patrimonio Histórico y Arqueológico, en esta ocasión hemos encontrado un enorme interés y una preocupación sincera por la conservación del patrimonio histórico no solo en el alcalde, sino, sobre todo, en la concejala de cultura de la actual corporación, Dª Josefina Herrera. Gracias al tesón y a los desvelos de la concejala se ha podido buscar la financiación adecuada y la presentación de este proyecto de restauración ante Cultura de la Junta (que no puede aportar financiación ante los consabidos recortes…), por lo que queremos agradecerle desde aquí su eficaz trabajo y su apoyo.

Esperemos que tras las fiestas navideñas y una vez conseguido el permiso de Cultura podamos acometer esta tarea, de la que iremos dando cuenta desde estas mismas páginas, y se pueda recuperar, en su esplendor conservado, este magnífico monumento que ha cumplido ya más de 2000 años…

Urge la restauración de la Muralla Ciclópea de “Ocuri”, tras el derrumbe parcial de uno de sus lienzos

El pasado fin de semana se produjo el derrumbe parcial del lienzo derecho de la Muralla Ciclópea de la ciudad romana de “Ocuri” (Ubrique, Cádiz). Era algo que iba a pasar tarde o temprano y que he denunciado varias veces desde que en 2004 dejamos el yacimiento. La última vez fue aquí, en estas mismas páginas, hace tan solo unos meses. Escribir esto para alguien que ha luchado por la recuperación para la sociedad de este increíble yacimiento serrano, no es fácil. No hay nada que pueda consolarme en estos momentos de triste pérdida de una importante parte del patrimonio arqueológico serrano, que llega, además, en un momento económico tan lamentable como el que estamos viviendo.

Sin embargo, para ser justos, creo que debo explicar, siquiera someramente aquí, el proceso que seguimos, en su momento, para paliar esta previsible desgracia, porque este lienzo de muralla estaba “condenado” desde hacía años, desde que supimos que no se iba a ejecutar la “Tercera Fase de consolidación y restauración” de la muralla.

Como saben los lectores de este modesto Blog, a partir de 1998 nos hicimos cargo de las obras de puesta en valor, dotación de infraestructura turística e interpretación, así como de las intervenciones arqueológicas de este impresionante yacimiento ubriqueño, enclavado sobre el pequeño macizo calizo de la Sierra del Benalfi, que domina en altitud al actual casco urbano de Ubrique. Desde el principio, comprobamos el estado de peligro de derrumbe que corría una de sus infraestructuras más destacada, la “Muralla Ciclópea”.  La muralla estaba soportando una presión descomunal ejercida por un enorme cono de deyección que se había formado desde la primera de las terrazas de la ciudad hacia la parte inferior, donde la muralla actuaba como si fuera la pantalla de una “presa”, pero en lugar de agua, de miles de toneladas de tierra y escombros. El acusado desnivel entre esta primera terraza y la propia muralla agravaba aún más esta situación.

Esta situación de acumulación de depósitos se había producido por el “taponamiento” de la muralla en el siglo XIX, tras ser abandonado el cultivo de vides que su descubridor, Juan Vegazo, había impuesto para, paralelamente, excavar la ciudad. Sus sucesores comenzaron a usar el yacimiento como encerradero de ganado (vacas, cabras y hasta cerdos) y así se usó el magnífico Mausoleo/Columbario y se cerró con piedras la puerta de la muralla que, seguramente, fue desmochada (Vegazo la vio más completa, con las columnas en sus antas). Este taponamiento artificial convirtió, como he dicho antes, a la muralla en una presa de tierra. A todo ello, la muralla se había inundado de vegetación intrusiva, alguna ya centenaria, como dos enormes lentiscos que habían echado sus raíces en el interior de la propia estructura ciclópea. Uno de ellos, situado en el lienzo derecho, estaba ejerciendo una labor muy destructiva en la muralla, e incluso había desplazado ya varios bloques calizos, quedando otros, prácticamente en el “aire” y sujetos por las propias raíces de lentisco.

Vista oblicua de la Muralla Ciclópea de “Ocuri” durante los trabajos de 2003. Al fondo, los dos inmensos lentiscos (Foto: Luis Javier Guerrero).

En 1999, conseguimos limpiar los paramentos ciclópeos exteriores de la muralla y documentarlos (gracias a la buena labor de Kiko Higueras-Milena) y en el año 2001 se inició la “Primera Fase de Consolidación y Restauración de la Muralla Ciclópea”, que codirigimos con Susana Ruiz y en el que logramos el “destaponamiento” de la puerta y el alivio de la presión ejercida por el cono de deyección, mediante la excavación de gran parte de la zona intramuros.

En 2003 se realizó la segunda fase, con el descubrimiento de los escalones de acceso a la puerta, las estancias del cuerpo de guardia que guardaba la muralla y, lo más importante, una construcción anterior a la propia muralla, una vivienda de los primeros pobladores de “Ocuri”, con unas cerámicas protohistóricas, únicas en la provincia y que permitieron datar el origen de la ciudad (a mediados del siglo VI a.C.).

Vista del lienzo de muralla afectado por la vegetación intrusiva durante las obras de 2003. Observese el tamaño y porte de los lentiscos (Foto: Luis Javier Guerrero).

Sin embargo, la tercera fase, aunque se realizó su proyecto, con intervención de arquitecto y restaurador, nunca pudo ejecutarse por falta de financiación y la terminación del programa Arqueosierra, impulsado por la Mancomunidad de Municipios Sierra de Cádiz y el ayuntamiento de Ubrique y que hasta entonces había financiado todas las intervenciones a través del INEM y la Consejería de Gobernación. Esta fase implicaba ya, para 2004, la tala controlada del mencionado lentisco y la reposición de los bloques ciclópeos a su lugar de origen, lo cual requería el empleo de medios mecánicos semipesados.

Detalle del lienzo afectado, con los sillares almohaillados y el enorme lentisco a su lado (Foto: Luis Javier Guerrero, 2003).

La no intervención durante estos casi nueve años, el continuo paso del ganado (sobre todo de las persistentes cabras…), las escorrentías de los fenómenos hídricos de todos estos años que ha favorecido la pérdida de la escasa tierra que había entre los bloques calizos y el proceso de degradación del mismo lentisco, ha terminado por causar esta desgracia.

Lejos de seguir con los lamentos (como los de Rodrigo Caro en su famosa “Canción a las Ruinas de Itálica” que tan certeramente me ha recordado mi hermano Juan Antonio), lo que es urgente es que las distintas administraciones implicadas, el Ayuntamiento (propietario del yacimiento), la Diputación de Cádiz (con su financiación de programas culturales y turísticos) y la Consejería de Cultura (que es la competente en la materia y en la autorización de los trabajos) se pongan de acuerdo y se elabore un Plan Integral de Recuperación del yacimiento (que lamentablemente no es BIC todavía, a pesar de que se inició su expediente de declaración en 1995…) y de Restauración y Consolidación definitiva de la Muralla Ciclópea de “Ocuri”. Es algo inexcusable, urgente y absolutamente necesario para evitar males aún mayores…

Los bloques ciclópeos calizos derrumbados del lienzo derecho de la Muralla Ciclópea de Ocuri (Foto: Jesús Román Román).

Otra fotografía de principios del siglo XX de las inscripciones “Ocuritanas”.Ésta vez en el “Catálogo Monumental de España. Provincia de Cádiz”

Hace escasos días, el Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC ha presentado a la comunidad científica y al público en general una página Web en la que se ha plasmado una de las iniciativas más importantes para catalogar y, por ende, intentar salvaguardar el rico legado histórico artístico de nuestra nación. Se trata del llamado “Catalogo Monumental de España”, una obra que se inició a principios del siglo XX y que pasó por diversos avatares, con mayor o menor fortuna, hasta su finalización a principios de los años sesenta del siglo pasado.

En ella intervinieron tanto historiadores del arte, académicos de la Historia y arqueólogos de reconocido prestigio como periodistas y aficionados de menor talla cultural y científica, que hicieron que el Catálogo fuera muy desigual. El proyecto en sí sufrió todo tipo de retrasos y problemas que, en el año 2010, la historiadora del CSIC Amelia López-Yarto Elizalde,  detalló  y analizó en un volumen titulado “El catálogo monumental de España: (1900-1961)”. En palabras de su autora “Este proyecto, muy progresista en su momento y científicamente muy ambicioso, no fue un éxito; no se catalogaron todas las provincias, la calidad fue muy desigual y se publicaron muy pocos. El análisis de la documentación encontrada en varios archivos ha hecho posible conocer paso a paso el desarrollo del proyecto y poner de manifiesto las circunstancias por las que fracasaron las intenciones de sus promotores”(López-Yarto, 2010).

La mayor parte de las fotografías y textos del catálogo, dividido por provincias, se han conservado en el Laboratorio de Arte y Arqueología de la Universidad Central, en Madrid, y ahora es cuando el CSIC, tras un arduo trabajo de restauración y digitalización, ha decidido difundirlos digitalmente a través de su biblioteca Tomás Navarro Tomás.

La provincia de Cádiz le fue encomendada al historiador y arqueólogo Enrique Romero de Torres, hermano del famoso pintor y director del Museo de Córdoba, el 26 de marzo de 1907 con una subvención de 800 pesetas y con un plazo de doce meses de ejecución. Sabemos que tuvo problemas con las autoridades eclesiásticas y militares de la provincia gaditana para desarrollar su actividad catalogadora (y sobre todo fotográfica) y tuvo incluso que intervenir  el Ministro de Gracia y Justicia para que se le facilitara el trabajo. El resultado fueron 11 volúmenes, lujosamente encuadernados, tres de texto y 8 de fotografías que se entregaron en Madrid el 22 de julio de 1909.

Desgraciadamente, los tres tomos de texto se han perdido, aunque gran parte del mismo se publicó en 1934 por el Ministerio de Instrucción Pública de la República. Sin embargo, los 8 volúmenes de fotografías gaditanas habían permanecido inéditos hasta ahora, y tras el trabajo del CSIC se pueden descargar en formato pdf desde la propia web de la Biblioteca Tomás Navarro Tomás.

Es aquí, en el primer volumen dedicado a la arqueología, donde hemos encontrado una nueva fotografía de las dos inscripciones de Ocuri (Sierra de Benalfí o Salto de la Mora, Ubrique) que se llevaron al Museo de Cádiz en 1889, tras ser aserradas de sus cipos. Como sabeís existen escasos documentos fotográficos de estas importantes inscripciones ubriqueñas.

Fotografía de las dos incripciones ocuritanas incluidas por Enrique Romero de Torres en el "Catálogo Monumental de España: Provincia de Cádiz"

En la fotografía, hecha en un patio en mitad del gran desorden producido por una obra, suponemos que en el propio museo, ambas inscripciones se ven con claridad, si bien al estar fotografiadas frontalmente no se aprecian bien todos los caracteres epigráficos (es mucho mejor la fotografía que publiqué en el post anterior en el que la luz es rasante y oblicua y resalta esos caracteres). Sí se ve mucho mejor una especie de marco, posiblemente metálico, que contornea toda la inscripción de Antonio Pío (hoy perdida en el propio museo) y que podría ser un elemento procedente del propio corte de la inscripción de su cipo. Proceso del que aún hoy tampoco sabemos cómo se ejecutó. También se ven mejor las huellas de los reiterados  intentos de destruir la inscripción, en el caso de la mayor (la de Antonino Pío), realizados por los sucesores de Juan Vegazo a mediados del siglo XIX, según nos contó el erudito Mateos Gago (Opúsculos, 1887) para que la gente dejara de visitar el viñedo donde se encontraban y no estropearan la cosecha (Guerrero, 2006. Artículo sobre Vegazo en Papeles de Historia nº 5). Prácticamente la mitad de la misma se encuentra casi “borrada” por el piqueteado de la piedra (no por los supuestos “efectos del agua salada de Cádiz” como, erróneamente, aventuró Fray Sebastián de Ubrique).

No obstante, en la de Cómmodo, una vez más se lee, sin lugar a dudas, el gentilicio de los habitantes de la ciudad romana del Benalfí…”OCURITANORUM”…

Dejamos aquí, por el momento, este interesante documento histórico y seguiremos tras la pista de estas fotografías pues ya sabemos donde se encuentran depositados los originales de Enrique Romero de Torres y es muy posible que haya algunas más. Será nuestra próxima investigación y os mantendremos informados de los progresos.

La página del Catálogo Moumental de España es ésta:  http://biblioteca.cchs.csic.es/digitalizacion_tnt/index.html

Publicada en Internet una fotografía inédita, de finales del siglo XIX, de los epígrafes de “Ocuri”

Recientemente en una base de datos sobre epigrafía del imperio romano, con sede en Alemania, se ha hecho pública una fotografía, inédita hasta ahora, de las inscripciones del siglo II d.C. de “Ocuri” (Ubrique). En la fotografía se pueden apreciar las dos inscripciones honoríficas dedicadas por la “Res Publica Ocuritanorum” (La República o gobierno local del municipio romano de Ocuri) a los emperadores Antonino Pío, fechada en el 141 d.C., y Commodo, de fecha incierta pero en torno al 185-89 d.C. aproximadamente, tras ser “aserradas” de sus correspondientes cipos. Esta base de datos está dedicada al CIL (“Corpus Inscriptionum Latinarum”) y muy posiblemente tenga originales del propio Hübner, el epigrafista alemán que consagró su vida a recopilar todas las inscripciones de la Hispania romana y de sus seguidores.

Hasta hace muy poco solo teníamos como información de este hecho, la dada por Fray Sebastián de Ubrique en su libro de 1944 sobre la villa serrana y en la que se afirmaba que esta acción de cortar los epígrafes, se realizó por orden del alcalde de Villaluenga, Antonio Segovia y del notario de Ubrique Antonio Guerrero.

A juicio de nuestro compañero de Papeles de Historia, Antonio Morales, experto en la masonería de finales del siglo XIX y principios del XX, al menos uno de ellos podría ser miembro de una logia masónica. Por ello, a veces, hemos pensado que les movió un afán de preservar la historia y cultura locales, dado que la educación, la cultura y la igualdad entre las personas y los pueblos, eran parte intrínseca de su acción política.

No obstante, lo cierto es que desde finales del siglo XIX, el conservador/Director del Museo Arqueológico de Cádiz, Dº Francisco de Asís Vera y Chilier, había hecho numerosas gestiones para que se trajeran a Cádiz ambas inscripciones y se ha publicado un amplio epistolario entre el arqueólogo gaditano y el fraile jesuita Fidel Fita, eminente epigrafista y miembro de la Real Academia de la Historia (de la que terminaría siendo Presidente en 1912). Hay que tener en cuenta que el museo se había establecido oficialmente tan solo dos años antes y Vera buscaba tener todos los restos epigráficos posibles para una de sus salas.

En varias de estas cartas, Vera le habla a Fita de los problemas y “sinsabores” que su empeño en traerse las inscripciones al museo gaditano le habían causado. En una de ellas le comenta que serían los alcaldes de Grazalema y Ubrique quienes las llevarían al museo. En otra fechada el 17 de marzo de 1889, afirma que el diputado provincial por Grazalema le había comunicado que en breve serían trasladadas al museo ambas inscripciones de Ubrique. Finalmente, en la misiva fechada el 15 de mayo de 1889 le comunica a Fita la buena nueva de que las lápidas de Ubrique ya están en Cádiz y de que fue muy laboriosa su extracción de “la roca”. También le anuncia que le enviará calcos para que proceda a su trascripción, no siendo la única vez que se lo pide, pues también consta en otras cartas remitidas a Fita, que Vera le había enviado antes fotografías de las lápidas, antes de su bajada desde el yacimiento, para que volviera a transcribirlas, pues suponemos que Vera notaba que algo andaba mal con la trascripción publicada por Hübner en el CIL. Recordemos que el alemán no quiso subir al Salto de la Mora, desde Ubrique, para ver “in situ” los epígrafes, porque el “guía” ubriqueño le pidió “una cantidad desorbitada de dinero”, por lo que terminó aceptando lo dicho por la Academia de la Historia un siglo antes y perpetuando de esta forma, el flagrante error de las dos “erres”…

Fotografía de finales del siglo XIX con los dos epigrafes conmemorativos de la ciudad de "Ocuri" a los emperadores Antonino Pío y Commodo

En junio de 1890, Vera vuelve a recordarle a Fidel Fita que en abril le había enviado fotografías de las inscripciones y le vuelve a pedir su “interpretación de las lápidas de Ubrique”. En octubre de 1891 vuelve a escribirle a Fita con mención expresa de la fotografía de las inscripciones y le pide que se publiquen en el Boletín de la Real Academia de la Historia. Como Fita parece seguir dando la callada por respuesta, en febrero de 1892, Vera vuelve a insistirle en lo mismo y en que, además, quiere publicar las inscripciones de Ubrique entre otras de Bornos, Hasta Regia, etc…

Desconozco si Fita le respondía a Vera, pues parece que sus respuestas (si es que las hubo…) no se han conservado (o encontrado hasta el momento), lo cierto es que Fita no le hizo caso y la fotografía de los epígrafes no se publicó en el Boletín de la Academia, quizás porque ya se habían publicado a principios del siglo XIX o…quizás…porque no se quería transcribir el nuevo calco o lo que la fotografía mostraba con claridad…que la Real Academia estaba equivocada (y por tanto también Hübner y el CIL…) y la ciudad no se llamaba “Ocurri”, sino “Ocuri”…(¡!).

La fotografía que ahora se ha rescatado, ¿podría ser la enviada por Vera a Fita?. ¿Cómo ha llegado a Alemania?. De momento, no lo sabemos, aunque hemos escrito a la base de datos alemana a ver si nos pueden aclarar su procedencia… Está claro que la foto, hecha con luz solar rasante, para acentuar los caracteres epigráficos, se tomó en un patio “muy andaluz”, con macetas de geranios de fondo, pero no podemos saber por ello si está tomada en Ubrique o en Cádiz. Hay que tener en cuenta que el museo gaditano de entonces, 1889, no se encontraba donde ahora, ni siquiera en la instalación que precedió al actual, sino en otro lugar diferente…quizás éste lugar tuviera ese patio…

Lo que queda muy claro en la fotografía es como en ambos epígrafes se ve claramente el nombre  “OCURITANORUM”… No hay duda alguna (podéis ampliarla al cliquear sobre la fotografía). Incluso la he pasado a negativo y aún se ve mejor.

En fin, seguiremos investigando todos estos nuevos datos y también lo que pasó con una de las inscripciones, la de mayor tamaño y dedicada a Antonino Pío, que desapareció misteriosamente del Museo de Cádiz en pleno siglo XX…

El epistolario entre Vera y Fita puede consultarse en el portal del Archivo Histórico de la Provincia de Castilla de la Compañía de Jesús…