INICIADA LA INTERVENCIÓN ARQUEOLÓGICA DE APOYO A LA RESTAURACIÓN DE LA MURALLA CICLÓPEA DE “OCURI” (UBRIQUE, CÁDIZ)

El pasado día 7 de Abril, tras algunos meses de retraso por problemas presupuestarios, iniciamos la intervención arqueológica de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea de la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz). El proyecto, autorizado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y financiado íntegramente por el Ayuntamiento de Ubrique, es codirigido por quién esto escribe y el arqueólogo Jesús Román Román, ambos miembros de la Asociación “Papeles de Historia”.

La intervención consta de dos fases de actuación bien diferenciadas. En la primera, que acabamos de iniciar, se van a limpiar las vegetaciones y los derrubios caídos en los últimos años las zonas que se excavaron entre los años 2000 a 2003, reactivándose los antiguos perfiles y preparando todo el sector del interior de la muralla caída para su restauración. Una vez realizada la limpieza se desescombrará toda la zona derruida y se procederá a un meticuloso trabajo de numeración y documentación (en dibujo y fotografía) de las grandes piedras ciclópeas movidas por la vegetación intrusiva para proceder a su desmontaje ordenado. Tras esta operación se intentará eliminar las grandes raíces que han ocasionado el derrumbe y se instalará un sistema de drenaje de aguas para impedir el embolsamiento en las zonas interiores e impedir nuevos procesos erosivos.

Limpieza del perfil Oeste de la zona interior de la Muralla Ciclópea de

Limpieza del perfil Oeste de la zona interior de la Muralla Ciclópea de Ocuri (Ubrique) en los primeros días de intervención (Foto: Luis Javier Guerrero).

En la segunda fase, que se ha adjudicado a una empresa constructora de la localidad de reconocida experiencia, se volverá a montar las grandes piedras ciclópeas en su lugar de origen y se trabarán para impedir su desplazamiento. Este proceso será el más complicado y difícil de la intervención pues el porte y peso de algunas piedras es impresionante. Al mismo tiempo, toda el área afectada en la zona noroccidental de la muralla, así como el vano de entrada, que aún conserva los arranques de las pilastras que flanqueaban la puerta y varios de los escalones originales, será consolidada y restaurada.

Como ya expusimos en este mismo blog, afortunadamente, los dibujos y fotografías que se tomaron en la excavación del año 2003 y las que se hicieron en 2004 para un primer malogrado proyecto de restauración que no consiguió finalmente suficiente financiación, nos van a permitir ahora su correcta restauración pues sabemos la ubicación exacta de cada una de las grandes piedras ciclópeas.
Por tanto, recordamos que el objetivo principal de esta intervención arqueológica de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea de Ocuri, es conseguir la total estabilización de la estructura muraria, eliminando no solo los peligros derivados de la acción bioturbadora de las plantas intrusivas y del ganado circundante, sino eliminando además las posibles presiones físicas y mecánicas que los sedimentos acumulados en su trasdós han venido ocasionándole en los últimos siglos, tras su “taponamiento” intencionado en el siglo XVIII.

Su posterior consolidación debe ir pareja a un proceso de nueva “puesta en valor” para su posterior inclusión en las visitas turísticas guiadas, que el Ayuntamiento quiere potenciar a corto plazo, al ser un elemento estructural imprescindible que nos ha suministrado una importantísima y valiosa información sobre el devenir histórica de esta notable ciudad íbero-romana de la Sierra de Cádiz.

Conferencia sobre la aportación de la Arqueología al conocimiento de la Frontera Cristiano-Nazarí

Este próximo jueves, 16 de enero de 2014, participaré en II ciclo de conferencias que ha organizado la Asociación de Amigos del Archivo de Jerez (bajo el epígrafe “Caminando por la Historia. La frontera en las fuentes documentales”) con la conferencia que he titulado “Aportación arqueológica al conocimiento de la Frontera y la Repoblación de la Sierra de Cádiz: los casos de Benaocaz y Archite”. El acto se celebrará en el Salón que la ONCE tiene en Jerez, en la calle Gaitán, a las 20,00 horas.

A pesar de que hace ya algunos años que no intervengo arqueológicamente en Benaocaz, para mí fue todo un orgullo que este pasado verano el Ayuntamiento de esta preciosa villa de la Sierra de Cádiz me invitara a dar el “Pregón” de sus fiestas de verano. Fue una noche especial y muy entrañable para mí y quiero aprovechar para agradecer a su alcalde, Juan Mangana, y a su teniente de alcalde, Ana Belén García, los detalles que tuvieron conmigo. Benaocaz fue la razón por la que mi devenir profesional terminara por decantarse por la sierra gaditana. La primera vez que pisé tierras benaocaceñas fue en 1978, mientras aún era estudiante en la Facultad de Historia de Sevilla y ya colaboraba con el incipiente grupo de estudiantes y licenciados que el entonces conservador (y luego director) del Museo Arqueológico de Sevilla, Fernando Fernández, organizó para poder desarrollar una primaria “arqueología de urgencia”. En  esos años grupos espeleológicos de Sevilla (ETES) y Jerez (GIEX) habían comenzado a explorar las cavidades y simas de la sierra gaditana y en las de Benaocaz, se hallaron algunas con restos arqueológicos de época neolítica. Acompañé al ETES durante varios años en sus exploraciones en las denominadas “Simas de la Veredilla”  de Benaocaz (ver en este mismo blog mi entrada sobre este tema) y, junto con mi buen amigo Juan José Ventura, realizamos el control arqueológico de las mismas. Ambos aprendimos mucho de estas simas y pasamos momentos inolvidables y muy emocionantes cuando descubríamos salas repletas de restos neolíticos, pero también tuvimos momentos de bastante peligro en su interior, tanto que estuve a punto de perder la vida en una de ellas, la S-6.

Cuando acabé la carrera, mi catedrático de Arqueología, Don Manuel Pellicer, me sugirió que realizara la “Carta Arqueológica de Benaocaz”, dada mi vinculación al término, como memoria de licenciatura (las antiguas “tesinas”) y así durante más de dos años lo prospecté, ya con permiso de la recién creada Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (tras recibir las transferencias de competencias desde Madrid en 1984). Fruto de ello fue mi publicación sobre la Carta Arqueológica de Benaocaz y como consecuencia directa de ella mi primera intervención arqueológica en la sierra, en el despoblado de Archite, donde se pudo documentar parte de una vivienda, con un hogar, y de una calle empedrada. La cantidad de cerámicas, algunas casi completas, tanto nazaríes, como cristianas de primeros del siglo XVI, que pudimos recoger en los dos sondeos, nos permitió fechar esa parte del despoblado y nos sugirió hipótesis sobre las posibles causas de su abandono a mediados del siglo XVI.

Luego seguirían mis intervenciones en el Peñón Gordo, en la Tireta y, sobre todo, en el Barrio Alto (también llamado turísticamente “Barrio Nazarí”) de Benaocaz.

Vista de la entrada al Barrio Alto de Benaocaz desde el Este en el año 2000 (Foto: Luis Javier Guerrero)

Vista de la entrada al Barrio Alto de Benaocaz desde el Este en el año 2000 (Foto: Luis Javier Guerrero)

El Barrio Alto de Benaocaz estuvo a punto de ser prácticamente destruido en 1987. El Ayuntamiento había encargado a los Servicios Técnicos de la Diputación el planeamiento y ejecución de una carretera de circunvalación del pueblo para poder expandirse hacia su zona alta y comunicar los extremos del mismo por una vía rápida que descongestionara las estrechas calles del centro de la villa. Esta obra afectaba de lleno al antiguo barrio alto, por entonces totalmente despoblado, además de a un puente y una fuente (El Tejar). Las obras se iniciaron en agosto de 1987 y tras ser avisado por un vecino de Benaocaz, me personé en el lugar de las primeras demoliciones y, a base de interrumpir el trabajo de los maquinistas, conseguí que pararan. Tras conversaciones con el entonces alcalde, Carlos Ramírez Gago, que accedió a escuchar mis argumentos y tras discutir con el arquitecto enviado por Diputación, denuncié los hechos ante la Delegación Provincial de Cultura que paralizó oficialmente la obra. Se realizó una reunión entre Ayuntamiento, Diputación y Cultura y se acordó que se hicieran una serie de sondeos arqueológicos y de estudios paramentales de los restos del Barrio, que desafortunadamente no estaba incluido dentro del Conjunto Histórico-Artístico hecho unos años antes desde Madrid, para comprobar la antiguedad y valía del mismo. Como dato curioso comentaré que los servicios técnicos de la Diputación habían clasificado a la mayoría de los restos de viviendas de los siglos XVI al XVIII como “cochineras”, “huertos” o “basureros” (sic). Algunas de estas “cochineras” aún tenían pilastras en sus portadas e incluso una un claro resto de haber tenido un escudo nobiliario en su fachada…

Fue así, como tras casi seis meses de excavaciones en distintos lugares del barrio y de estudiar el tipo de construcciones e incluso del empedrado de sus calles pudimos demostrar que el barrio había sido una parte importante de la villa, que se había originado en época tardorromana, que había sido habitado en época nazarí y ampliado en época moderna, tras su repoblación con vecinos cristianos en el siglo XVI y hasta su despoblamiento a finales del siglo XIX o principios del XX. Un barrio que conservaba, empero, un trazado urbanístico bajomedieval, con empedrados originales y con viviendas que pudieron estar “fortificadas” para afrontar los duros momentos del asalto final cristiano y que, luego, albergó casas señoriales, algunas de gran porte, como el llamado “Casinejo”. Unos años después se consiguió ampliar la delimitación del conjunto histórico-artístico de modo que incluyera el barrio, paradójicamente el más antiguo de la población.

Aunque la obra de circunvalación quedó paralizada, nunca se terminó de hacer el proyecto de rehabilitación integral del barrio que, tras las excavaciones, propusimos, y no fue hasta el año 2000 cuando, ya integrados en el proyecto de la “Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos”, volvimos a actuar sobre el Barrio Alto, al que ya se llamaba “Nazarí”. Durante dos campañas se limpió, se consolidaron muros, se apuntalaron otros y ,sobre todo, se desescombró gran parte del barrio, con toneladas de basuras, enseres, chatarra, etc…eliminados de las antiguas viviendas. A la calle principal se la dotó de saneamiento y de cableado eléctrico en una obra que se hizo con un control arqueológico riguroso y exquisito del antiguo empedrado que era fotografiado, dibujado y numerado piedra a piedra antes de las acometidas y restituido a su lugar y posición originales tras la colocación de tuberías y cables. Igualmente se realizó la señalización del mismo y se instalaron carteles interpretativos de la historia y características principales del barrio y algunas casas significativas. Luego hubo un par de Talleres de Empleo que siguieron las labores de limpieza y consolidación de zonas en mal estado, pero desde el año 2006 el barrio ha quedado de nuevo paralizado y su estado a día de hoy es lamentable, aunque me consta que el actual Ayuntamiento trabaja para intentar que no quede en el olvido de las administraciones que pueden invertir en él. Aún no todo está perdido…

Evidentemente, todas estas actuaciones arqueológicas han aportado datos importantísimos y desconocidos hasta ahora de aspectos cotidianos y, a veces, no tan cotidianos de la vida en la Frontera y en la posterior Repoblación cristiana de la sierra y, sobre todo, han aportado nuevas perspectivas para la investigación de un período histórico que aún nos es muy desconocido. Aquí la Arqueología aún tiene mucho que decir, tanto por sí misma, como en tareas de apoyo a otras fuentes del conocimiento de nuestra Historia, como son las documentales y archivísticas. De todo esto, espero poder hablar en la conferencia del próximo jueves.

Cartel de la Conferencia organidaza por la Asociación de Amigos del Archivo de Jerez

Cartel de la Conferencia organidaza por la Asociación de Amigos del Archivo de Jerez

Como actividad paralela a la conferencia sobre Archite y Benaocaz, la Asociación, con el respaldo del Ayuntamiento de Benaocaz, organizará una visita guiada al pueblo el próximo sábado 18 de enero, donde podrá visitarse el Ayuntamiento, su rico y aún poco conocido Archivo, que se remonta a los inicios del siglo XVI, el Barrio Alto o Nazarí, el Museo Histórico y el Centro de Interpretación sobre el Barrio Alto y la vida en la frontera, en el que también tuve la oportunidad de participar en la elaboración de sus contenidos y que, lamentablemente, se encuentra cerrado al público.

Puede consultarse el itinerario y precios en la web de la Asociación: http://amigosarchivojerez.com/?p=1365

Los castillos medievales de la “Línea del Guadalete” (Jerez-Ronda, 1810-1812)

Muchas personas no saben que el estado ruinoso de muchos de los castillos, fortalezas y torres-vigías que conformaron durante los siglos XIII al XV la denominada “Frontera Castellano-Nazarí”, entre los reinos de Castilla y Granada, no se debe a la conquista de éste por los Reyes Católicos, sino a otro importante devenir histórico de diferente naturaleza.

Tras la caída de Ronda en mayo de 1485, todas las fortalezas que aún se encontraban en manos nazaríes se rindieron, quedando algunas en excelentes condiciones, por lo que durante los años siguientes muchas de ellas fueron reutilizadas, otras incluso fueron restauradas, por lo que estuvieron en funcionamiento durante bastante tiempo. A principios del siglo XIX aún había algunas que tenían guarniciones militares.

Sin embargo, cuando en enero de 1810 las tropas napoleónicas invadieron Andalucía y los restos del ejército español se refugiaron en la ciudad de Cádiz y ésta quedó sitiada, las antiguas fortalezas medievales, algunas con origen ibérico y/o romano, tomaron de nuevo un inesperado protagonismo. Así, viendo el mariscal Soult que la caída de Cádiz no iba ser fácil y estando amenazadas sus líneas logísticas y de comunicación entre Jerez, Sevilla y Málaga por los focos sublevados en la Serranía de Ronda y la Sierra de Cádiz (con extensión hacia el Campo de Gibraltar que estaba bajo influencia británica), se vio obligado a implantar una estrategia de control militar del territorio mucho más férrea, con la reutilización castral de las antiguas fortalezas medievales, surgiendo así lo que se denominó como la “Línea del Guadalete”. En ella ambos bandos se repartieron las fortalezas que se adaptaron a las nuevas armas de fuego (aspilleras y troneras) y de bombardeo (sobre todo con rampas para los cañones), se restauraron y se transformaron para sus nuevos cometidos. Incluso, como en algunos casos del lado francés, se construyeron nuevas fortificaciones, torres o murallas como en Ronda, Arcos, Bornos o Villamartín que se incorporaron a la línea de defensa y control. Por tanto, la mayoría de ellas fueron usados no solo como puntos de control territorial y afianzamiento y protección de las líneas de comunicación (vitales para los franceses que temían permanentemente ser “embolsados” por la retaguardia) y de logística, sino también como centros de mando, de acuartelamiento y de almacenamiento de la impedimenta y de las provisiones.

Mapa de los reconocimientos de los ingenieros franceses sobre la "Línea del Guadalete" (Cartoteca del Ejército, Madrid).

Mapa de los reconocimientos de los ingenieros franceses sobre la “Línea del Guadalete” (Cartoteca del Ejército, Madrid).

Esta “Línea del Guadalete” coincide geoespacialmente con el límite más occidental de la antigua frontera entre la Corona de Castilla y el Reino Nazarí de Granada. Y no es casualidad ya que la línea recorre gran parte del curso de este río, marcando en su margen izquierdo una serie de terrazas sobre la campiña alta, tanto de Jerez como de Sevilla, que fue denominada como “La Banda Morisca”, mientras que parte de su margen derecho está delimitado por las sierras calizas del relieve penibético en nuestra comarca, así que realmente es una frontera geográfica que divide zonas bien caracterizadas una de otra. Una frontera que algunos han clasificado como de tipo “cadena”, en donde había no solo fortalezas a ambos lados, sino torres vigías de comunicación visual entre ellas y plazas fuertes tras ellas que aseguraban la administración de hombres y recursos, Jerez, Sevilla o Morón en el lado castellano y Ronda y Antequera en el caso granadino.

En general la defensa del emplazamiento se basaba en una mezcla de dos elementos claves, el relieve orográfico y la poliorcética aplicada a éste, conformándose un binomio defensivo entre la orografía natural y las murallas que hacían inexpugnable las villas o pueblos y las fortalezas. Aunque todo no fueron aspectos bélicos en la vida cotidiana de la frontera, ya que también tenían funciones de intercambio comercial lícito, como los llamados puertos secos, donde se podía comerciar entre cristianos y musulmanes.

Una zona, nuestra comarca, que ha sido “frontera” muchas veces, no solo en la Edad Media, sino incluso antes, entre visigodos y bizantinos, entre “conventus iuridicus” romanos, entre zonas de influencia fenicio-púnicas y célticas, y, muy posiblemente, en la Prehistoria Reciente. La orografía, el relieve y hasta los tipos de suelos diferencian muy bien esta marcada línea geográfica.

Vista del Castillo de Fatetar (Espera, Cádiz) con su inmensa torre del Homenaje (Foto: Manuel J. Castro).

Vista del Castillo de Fatetar (Espera, Cádiz) con su inmensa torre del Homenaje (Foto: Manuel J. Castro).

Durante los años de ocupación y guerra contra los franceses, esta frontera volvió a renacer, siendo un elemento imprescindible tanto a nivel estratégico como táctico en las acciones militares entre 1810 y 1812 para ambas partes en conflicto. Trescientos años después de haber quedado inutilizada durante la fase inicial de la Guerra de Granada, la antigua frontera cristiano-nazarí volvió a reinstaurarse, adaptándose a los nuevos retos militares de una convulsa época que terminó cambiando el destino de España como nación independiente y destruyendo, total o parcialmente, a muchos de estos castillos.

Restos de la torre-vigía francesa de "El Bujedillo" en las cercanías de Bornos, Cádiz). (Foto: Luis Javier Guerrero).
Restos de la torre-vigía francesa de “El Bujedillo” en las cercanías de Bornos, Cádiz. (Foto: Luis Javier Guerrero).

Como ya dimos cuenta en este mismo blog, mientras los compañeros de la Asociación “Papeles de Historia” realizábamos nuestras investigaciones sobre la Guerra de la Independencia en la Sierra de Cádiz, que desembocaron en la publicación de nuestro libro “Estudios sobre la Guerra de la Independencia Española en la Sierra de Cádiz” (Consejería de Gobernación y Justicia. Junta de Andalucía. Córdoba, 2012), Manuel Castro Rodríguez y quién esto escribe elaboramos un capítulo sobre la reutilización de estos castillos medievales y su importante contribución al desarrollo militar de la contienda. Un año después, decidimos, ampliar ese capítulo con nuevas aportaciones, ilustraciones, cartografías y documentos del Archivo Histórico Nacional y enviarlo al XXXVI Premio “Manuel Corchado” sobre investigación histórico-arqueológica en arquitectura militar, que la prestigiosa Asociación de Amigos de los Castillos de España convoca anualmente.

Tuvimos de esta forma la oportunidad de ganar esta edición  con el trabajo que titulamos “La línea del Guadalete: los castillos castellano-nazaríes de la sierra de Cádiz durante la Guerra de la Independencia”, premio del que también dimos cuenta en este blog. En el premio estaba incluido la publicación del trabajo de investigación en la revista oficial de esta asociación de ámbito nacional.

Hace un par de meses he recibido un ejemplar de la revista “Castillos de España” (numero doble 171-172. Madrid, 2013), en el que viene publicado este trabajo. En él, se describen, de forma pormenorizada, cada uno de los castillos que se vieron involucrados en la contienda, su estado de conservación y las reparaciones que tanto tropas francesas como españolas, ejecutaron para reforzar sus líneas de defensa.

Portada del nº 171-72 de la Revista "Castillos de España", donde aparece nuestro artículo sobre la "Línea del Guadalete".

Portada del nº 171-72 de la Revista “Castillos de España”, donde aparece nuestro artículo sobre la “Línea del Guadalete”.

Como esta revista es difícil de encontrar, salvo si se es asociado, hemos decidido escanear el artículo y publicarlo aquí en formato pdf. Quiero pedir disculpas, no obstante, ante la mala calidad del pdf producido y a la escasa calidad de las ilustraciones que ya estaban con poco contraste en el original.

Por último expresa nuestro sincero agradecimiento a la Junta Directiva de la Asociación de Amigos de los Castillos por esta publicación y por todas las atenciones que tuvieron con nosotros el año pasado. Por si alguien le interesa, aquí está su web, donde tienen una importantísima base de datos con cerca de 10.000 castillos, fortalezas, torres y murallas de toda la península (http://www.castillosasociacion.es/).

La descarga del artículo aquí: La linea del Guadalete

El rey José I Bonaparte volverá a El Bosque (Cádiz) este fin de semana

Este fin de semana, del 22 al 24 de Noviembre, la localidad de El Bosque (Cádiz) volverá a recrear los hechos históricos que hace 200 años la convirtieron en municipio independiente de las Cuatro Villas de la Sierra de Cádiz. Por cuarto año consecutivo, la Asociación Histórico Cultural “Villa de El Bosque”, con la participación del Ayuntamiento bosqueño y de diversas empresas de este pueblo blanco, escenificará durante tres días diversas representaciones del levantamiento y posterior represión de los franceses sobre los habitantes de aquella pequeña localidad en febrero de 1810. Asaltada, ocupada y retomada varias veces durante casi dos años, El Bosque se convertiría en municipio independiente por un decreto de la Regencia, aún sitiada en Cádiz, como premio a su esfuerzo de resistencia al invasor.

Históricamente parece incuestionable que este pequeño pueblo fue el primero en levantarse en armas contra los franceses en Andalucía, que había sido invadida el mes anterior con un descalabro de las tropas españolas que tuvieron que retirarse hasta Cádiz, donde serían sitiadas durante más de dos años. La ocupación de la Sierra de Cádiz y la Serranía de Ronda fue siempre muy difícil para las tropas napoleónicas y de hecho los franceses tuvieron que rodearla, más que ocuparla, a través de una línea de puntos fuertes, castillos medievales reutilizados y puntos de control que se denominó la “Línea del Guadalete”, entre Jerez de la Frontera y Ronda, su plaza fuerte en la serranía. Durante dos años las “partidas españolas”, compuestas por antiguos soldados españoles “dispersos” y “guerrilleros” (que luego serían militarizados), mantuvieron en jaque a un importante número de tropas invasoras. De hecho,  la Regencia establecida en Cádiz imulsó, abasteció y dirigió las operaciones militares en la sierra para así “aliviar” el férreo cerco de la capital gaditana. Personalmente creo que sin el levantamiento de la sierra y su sacrificio durante esos dos aciagos años, posiblemente Cádiz hubiera caído, con lo que la guerra hubiera tenido un desarrollo muy diferente…

Si alguien quiere saber más sobre la Guerra de la Independencia en la Sierra de Cádiz, le sugiero que se descargue nuestro libro sobre la misma que hace dos años nos publicó la Consejería de Gobernación y Justicia en este enlace de este mismo blog : https://oppidumgestionarqueologica.wordpress.com/2012/03/02/nuestro-libro-sobre-la-guerra-de-la-independencia-en-la-sierra-de-cadiz-en-descarga-gratuita/

Este año la novedad consiste en la representación del paso del rey José I Bonaparte por la villa de El Bosque, hecho que ocurrió en la noche del 27 al 28 de febrero de 1810, tan solo 14 días después de la emboscada de los bosqueños a los franceses y de la brutal represión de éstos sobre la población al día siguiente. Debido a ello, la villa estaba casi desierta y el rey y su comitiva pasaron la noche en ella, para posteriormente dirigirse a Zahara de la Sierra. Igualmente, como ocurrió en la representación del año pasado, actuará el guerrillero Andrés Ortíz de Zarate alias “El Pastor”, un controvertido personaje de la época que fue uno de los pilares de la insurreción serrana. Además, aparte de los desfiles de las tropas napoleónicas y de los “guerrilleros” españoles, con “El Pastor” a la cabeza, habrá otras representaciones sobre vida cotidiana de la época, representación de la jura de la Constitución de 1812 (la famosa “Pepa”), bailes y danza del “fuego”, una representación de los “Desastres de la Guerra” (inspirada en los aguafuertes de Goya), mercadillo, concierto con el “Himno del Centenario”, etc…

Cartel de la IVª Recreación Histórica de la Villa de El Bosque con la llegada del rey José I.

Cartel de la IVª Recreación Histórica de la Villa de El Bosque con la llegada del rey José I.

La recreación se iniciará este viernes 22 de noviembre de 2013 con la presentación oficial de la misma por parte de la Alcaldesa Dª Inmaculada Gil López y el presidente de la A.H.C. Villa de El Bosque, D. Antonio Domínguez Durán. El pregón lo dará el ex-párroco de El Bosque,  D. Graciano Catalán Bono, incansable luchador por los derechos de los trabajadores. Será precedido por una recreación infantil y el desfile de las tropas francesas. Para aquellos que os interese conocer parte de nuestra historia, ver cómo lo celebra un pueblo de la sierra gaditana, acogedor como pocos, disfrutar de estos días de fiesta y degustar su impresionante gastronomía, os invitamos a que visitéis este fin de semana esta pueblo blanco, entrada del Parque Natural de la Sierra de Grazalema. Aquí tenéis el programa oficial. ¡Os esperamos!…

Frontal del Tríptico de la IVª Recreación Histórica Villa de ElBosque

Frontal del Tríptico de la IVª Recreación Histórica Villa de ElBosque

Trasera del Tríptico de la IVª Recreación Histórica Villa de ElBosque

Trasera del Tríptico de la IVª Recreación Histórica Villa de ElBosque

Identificada una nueva moneda de la ceca de “OQVRI” en un Foro Numismático de Internet

Recientemente se ha subido una entrada al Foro Numismático por internet OMNI mostrándonos una nueva moneda posiblemente acuñada en la ciudad romana de Ocuri (SAlto de la Mora en la Sierra de Benalfí, Ubrique). Como muchos sabréis hasta hace muy poco tiempo no se tenía constancia de amonedaciones ibero-romanas en este importante yacimiento de la sierra gaditana. Sin embargo, a partir de la identificación de una moneda erróneamente atribuida por Villaronga (en su imprescindible estudio “Corpus Nummum Hispaniae ante Augusti Aetatem” de 1994) como perteneciente a la ciudad de Iptuci (Cabezo de Hortales, Prado del Rey), el investigador portugués Marques de Faria  (1995) concluyó que la moneda en cuestión se diferenciaba sobradamente de las iptucitanas y que claramente pertenecía a Ocuri. En 1996 los numismáticos Saez y Blanco, autores del libro sobre “Las monedas de la Bética Romana. Vol I: Conventus Gaditanus”,  recopilaron de nuevo la clasificación de Villaronga con la moneda erróneamente identificada entre las de “Iptuci”, pero expresaron sus dudas en cuanto a su asignación a esta ceca, al no tener leyenda que lo acreditara y ser su reverso muy diferente. Además, incidieron en el hecho de que la cabeza varonil había sido descrita como “barbada”, algo en lo que no estaban de acuerdo. Sin embargo, fueron excesivamente prudentes y no se atrevieron a sacarla de la lista de las iptucitanas, por lo que terminaron catalogándola como “dudosa”, y no se atrevieron a adjudicársela a Ocuri. En 2001, la eminente arqueóloga y numismática Mª Paz García-Bellido en su “Diccionario de cecas y pueblos hispánicos”, la recoge de nuevo y, siguiendo a M. de Faria, la atribuye a Ocuri por la leyenda del reverso, especificando la importancia de la ciudad, de sus restos arqueológicos, sus epígrafes (“Res publica Ocuritanorum”) y la circunstancia de su buena comunicación viaria mediante calzadas aún conservadas. Identifica la cabeza del anverso como de Ba’al Hammon, por lo que la considera barbada. La cercanía y buena comunicación entre ambas ciudades explicaría, en su opinión, las similitudes. En 2010 nuestro amigo, el profesor y arqueólogo Giacomo Gillani, publicó en nuestro Papeles de Historia nº 6 un artículo denominado “El nombre de la ciudad romana de Ocuri en fuentes epigráficas y numismáticas” y en él volvió a recoger los estudios realizados hasta entonces sobre dicha moneda, confirmando lo enunciado por Marques de Faria y por Mª Paz García-Bellido, quedando hasta ahora como la única moneda identificada con claridad como perteneciente a la ceca ocuritana. La moneda también es importante, como afirma Gillani, para establecer con claridad el topónimo Ocuri (con una sola “erre”, no siguiendo el desgraciado error perpetuado por Hübner en el Corpus Inscriptionum Latinarum II). De esta moneda, de la que se desconoce su paradero, solo tenemos una fotografía y un dibujo sacado a partir de ella que se ha repetido varias veces.

Dibujo de la moneda de

Dibujo de la moneda de Ocuri publicada por Mª Paz García-Bellido en 2001.

De ahí, que al percatarnos (gracias a nuestro compañero de Papeles de Historia Manolo Castro) de la aparición en este foro numismático de una segunda moneda similar a la descrita originariamente por Villaronga, nos pusiéramos en contacto con el moderador del mismo para intentar contactar con el poseedor de la moneda (con nick “Numit” en este foro) y ver si podríamos estudiarla directamente. En este punto, quiero decir que he sido tratado en todo momento con gran cordialidad por el moderador del foro y le doy las gracias públicamente por dejarme usar las fotografías de la moneda que presentó “Numit” a su comunidad. En tanto podamos estudiarla mejore y con el permiso explícito de este foro, voy a describiros la nueva moneda que, al parecer, fue comprada en el mercado del coleccionismo a un particular y estaba sin identificar hasta que la posteó su comprador. En principio, se trataría de un  semis de bronce con un módulo de 17 mm y un peso de 3,28 gramos (la de Villaronga tiene un diámetro de 16 mm y un peso de 3,80 gramos), algo pequeño para un semis pero mayor que un quadrans (cuadrante). Parece encontrarse en buen estado (BC), conservando la pátina. En el anverso presenta cabeza varonil mirando a la derecha y con diadema, posiblemente barbada, mientras que en su reverso presenta una grafila de puntos desplazada del cuño original por lo que no está completa, dejando campo abierto a su derecha, que encierra una láurea que a su vez engloba una clava  (o maza de Hércules)  y un creciente lunar con punto central o glóbulo, escoltado por dos pequeñas estrellas de cinco puntas a izquierda y derecha, también con glóbulo central. Debajo de la clava o maza aparece la leyenda OQVR, con la V y la R unidas en nexo.

Anverso de la nueva moneda atribuida a

Anverso de la nueva moneda atribuida a Ocuri y publicada en el foro n umismático OMNI (foto del autor del post en este foro, Numit, tratada digitalmente para su protección por mí).

Reverso de la nueva moneda atribuida a

Reverso de la nueva moneda atribuida a Ocuri y publicada en el foro n umismático OMNI (foto del autor del post en este foro, Numit, tratada digitalmente para su protección por mí).

En apariencia es la misma tipología que la moneda de Villaronga, si bien hay algunas diferencias. En la nueva se aprecia muy bien la grafila de puntos, mientras que en la primera se adivinaba su existencia, pero nadie la había descrito. Es más aquí aparece también en el anverso tras la cabeza (en la primera parece ir delante de la cabeza). En cuanto a la figura que hemos interpretado como clava, siguiendo la descripción de su poseedor, en la moneda de Villaronga se  identificó como un “bastón con nudos”, un elemento muy poco frecuente en las amonedaciones hispánicas, algo que nos había hecho pensar, en algún momento, en temas relacionados con los agrimensores (al parecernos más bien una cuerda con nudos que se usaba en los rituales de cimentación de edificios y/o fundación de colonias). Todo ello sin paralelos en otras monedas hispánicas, lo cual hacía aún más improbable esta línea de interpretación, que abandonamos hace tiempo. García-Bellido la identificó como un cetro, algo también muy raro en las hispánicas como elemento aislado. Sin embargo, en la nueva moneda no aparecen estos nudos y de ahí que pueda identificarse como maza, aunque somos conscientes de que la mayoría de las figuras de clavas en este tipo de monedas aparecen en el anverso, delante o detrás de la cabeza de Hércules. Otro factor a tener en cuenta para confirmar esta identificación es la gran longitud de la figura y que parece de igual grosor en casi todo el cuerpo, cuando lo habitual es que la clava sea más gruesa en su zona superior y de menor tamaño. Esta falta de engrosamiento y que esté en posición horizontal y no vertical nos inclinan a tener que dejar sin confirmar taxativamente qué es esta figura hasta que no podamos analizarla de otra forma, si bien, de momento, la interpretación como clava la consideramos la más plausible. A su favor tiene que, si se tratara efectivamente de una clava hercúlea, el reverso estaría en plena consonancia con algunos tipos de Carteia (San Roque), si bien aquí la clava está engrosada en su parte distal como hemos dicho antes. Hay al menos dos tipos fechables en la segunda mitad del siglo II a.C. En este punto debemos decir que en las excavaciones realizadas por nosotros entre 1998 y 2003 (algunas publicadas en pdf en este mismo blog) fueron las monedas de Carteia las más abundantes, sobre todo en la entrada de la muralla ciclópea, algo que es muy significativo de la posible interrelación de ambas ciudades que estuvieron unidas por una calzada (la Corduba-Carteia). En lo referente a otras figuras del reverso es importante resaltar que los crecientes son elementos feno-púnicos muy habituales, aunque no tanto los que llevan punto o glóbulo en su centro, como algunos tipos de Bailo (Baelo, Tarifa), casi siempre asociados a estrellas, si bien no iguales a las de Ocuri. En este sentido resulta llamativo el paralelo con una moneda de Asido (Medina Sidonia) que representa la misma configuración de creciente con glóbulo escoltado por dos estrellas (en este caso de siete puntas). La diferencia es que en la ocuritana el creciente es hacia arriba, mientras que en la asidonense es hacia abajo y está en el anverso sobre una figura de toro parado. Por otro lado las estrellas con glóbulo central son muy características de las emisiones de Malaka (Málaga), aunque se diferencien en el mayor número de puntas de estas estrellas. De hecho aún no hemos encontrado paralelos de estrellas de tan solo cinco puntas en otras cecas hispánicas. El anverso es el mismo tipo y posiblemente el mismo cuño, con rostro de nariz afilada y potente mandíbula, posiblemente barbada. El hecho de que lleve o no barba es importante, pues según sea de una forma u otra , se podría atribuir bien a  al dios fenicio-púnico Ba’al Hammon que aparece en las monedas de Iptuci con las que se había asociado hasta ahora, bien a Hércules, lo cual reforzaría la aparición de la clava en el reverso. Lo mismo ocurre con la leyenda “OQVR” que es idéntica en tipo, caracteres, nexo y posición en ambas monedas. En definitiva, creemos que la aparición de esta segunda moneda con leyenda “OQVR”, es un hito importante en la investigación de los orígenes y evolución histórica de la ciudad romana de Ubrique, aunque aún no hayamos podido estudiarla directamente. De hecho, no solo estaría confirmando la presencia de una ceca hispánica en nuestra ciudad íbero-romana, que demostraría a su vez la fuerte presencia púnica o neopúnica en la población ocuritana (y su interrelación con otras ciudades de influencia púnica), sino que, igualmente, apoyaría el topónimo de nuestra ciudad, Ocuri.

Conferencia y exposición sobre la Memoria Histórica en Setenil de las Bodegas (Cádiz)

El pasado sábado 5 de Octubre tuve la ocasión de presentar la Exposición sobre nuestro “Proyecto de Investigación, digitalización y difusión de la Represión Franquista en las Sierras de Cádiz y Ronda” en la bella localidad serrana de Setenil de las Bodegas (Cádiz). El acto que presidió el alcalde de Setenil, Cristóbal Rivera,  contó con la presencia de la concejal de Cultura, Rocío Ruiz, el arqueólogo, afincado en Setenil, Jesús López y el presidente de la Asociación Papeles de Historia, Manuel Castro.  La exposición estará expuesta en el Salón de Plenos del ayuntamiento de Setenil hasta el próximo domingo 13 de Octubre.

Presentación del acto: de izquierda a derecha, la concejal de Cultura, Rocío Ruiz, el arqueólogo Jesús López, Luis Javier Guerrero y el alcalde de Setenil, Cristóbal Rivera. (Foto. Manuel Castro).

Presentación del acto: de izquierda a derecha, la concejal de Cultura, Rocío Ruiz, el arqueólogo Jesús López, Luis Javier Guerrero y el alcalde de Setenil, Cristóbal Rivera. (Foto. Manuel Castro).

Además de inaugurarse la exposición itinerante que ya hemos llevado a varios pueblos serranos (en total 11 paneles explicativos) y que seguirá su periplo por otros pueblos en los próximos meses, presentamos el libro que sobre este proyecto hemos editado desde Papeles de Historia y que ha sido financiado por el Ministerio de Presidencia.

Aspecto de la exposición sobre el proyecto de recuperación de la Memoria Histórica en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Setenil (Foto: Manuel Castro).

Aspecto de la exposición sobre el proyecto de recuperación de la Memoria Histórica en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Setenil (Foto: Manuel Castro).

El acto terminó con una conferencia sobre los aspectos más relevantes de nuestra investigación, en la que resaltamos por un lado la inmensa labor de digitalización, con más de 140.000 fotografías realizadas en los tres últimos años, en los archivos nacionales, provinciales, militares y municipales y las intervenciones arqueológicas de prospección, localización y excavación de fosas de represaliados durante la Guerra Civil y el franquismo.

Conferencia sobre el proyecto de investigación sovre la represión franquista en las Sierras de Cádiz y Ronda (Foto: Manuel Castro).

Conferencia sobre el proyecto de investigación sobre la represión franquista en las Sierras de Cádiz y Ronda (Foto: Manuel Castro).

A nivel personal me fue muy gratificante volver, siquiera por unas horas, a un pueblo al que debo mucho. Setenil ha sido un lugar que literalmente cambió mi vida y al que le debo mi vuelta a la arqueología activa después de algunos años apartado de ella. Durante 1996 y 1997 realicé en las laderas del río Guadalporcún o Setenil una serie de intervenciones arqueológicas de urgencia causadas por la construcción de un aparcamiento que literalmente  cambiaron todo lo que se conocía de Setenil (que no era mucho) hasta entonces. La presencia de un núcleo poblacional continuado desde el Neolítico Final en las cuevas y abrigos que rodean el cañón con amplios meandros que el río talló en la roca calco-arenítica hasta nuestros días, con escasos hiatus en esta dinámica, quedó demostrada en aquellas excavaciones. Uno de los hitos más importante fue demostrar la fuerte presencia romana, sobre todo de los siglos IV al VI d.C, que hasta entonces era desconocida en el casco urbano de Setenil.

Expo Setenil 2

Otro aspecto de la exposición itinerante sobre el proyecto de investigación de la Memoria Histórica de la Asociación “Papeles de Historia” que estará en Setenil de las Bodegas (Cádiz) hasta el 13 de Octubre (Foto: Manuel Castro).

Como estos trabajos se publicaron en nuestro Papeles de Historia nº 4, no tuvieron demasiada difusión fuera del ámbito local, por lo que prometo reproducir próximamente en estas mismas páginas el resultado y las conclusiones a las que llegamos.

Presentado el nuevo logotipo de la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz)

En el marco de las diferentes acciones de promoción, recuperación y nueva puesta en valor del yacimiento ubriqueño de Ocuri, el ayuntamiento de esta localidad ha presentado el nuevo logotipo que le dará imagen a partir de ahora. El acto se desarrolló el pasado día 13 de agosto de 2013 en la sala de prensa del ayuntamiento y estuvo presentado por la concejala de cultura Dª Josefina Herrera. Al acto asistimos como colaboradores quién esto os escribe y el arqueólogo Jesús Román. El nuevo logotipo se ha inspirado en una pieza singular, una pequeña cabeza en bronce (apenas 2,5 cms de altura) que representa posiblemente una figura relacionada con el dios Mercurio, o bien un “amorcillo” o erote, tocado con una especie de sombrero o gorro con doble punta. Pertenece a la Colección Municipal y fue hallado en las excavaciones de la Muralla Ciclópea de Ocuri en la campaña de 2003, dirigida por Luis Javier Guerrero Misa. Este adorno, exvoto o aplique de bronce fue publicado en la revista Papeles de Historia nº 6, en el artículo denominado “La Muralla Ciclópea de Ocuri (Salto de la Mora, Ubrique): orígenes, fases constructivas y propuestas de interpretación”  y en el cuál ya aparecía una fotografía del mismo.

Pequeño bronce hallado en la Muralla Ciclópea de Ocuri (Fotografía: Luis Javier Guerrero)

Pequeño bronce hallado en la Muralla Ciclópea de Ocuri (Fotografía: Luis Javier Guerrero)

Para esta pieza, que hemos fechado entre el siglo I y II después de Cristo por la unidad estratigráfica en la que apareció y por los materiales arqueológicos que están relacionados con ella, aún no hemos encontrado paralelos, lo que acusa su singularidad. El gorro o sombrero de doble punta, con cinta intermedia, podría parecerse al típico “petaso” grecorromano encajado en la pequeña pieza para no darle salientes. Si fuera así, podría relacionarle con el dios Mercurio. Incluso en los lados de la cara tiene dos “plumas” o “trenzas” que podrían ser las alas características de este dios, colocados de esta forma igualmente para no dar salientes a la pieza. El lugar del hallazgo, en la propia entrada de la muralla, tendría también sentido, ya que como todo el mundo sabe el Mercurio romano era el dios del comercio y el protector de los viajeros. El hecho de que su parte trasera sea cóncava da pie también a que pensemos en que fuera un aplique o un adorno, incluso de una coraza militar, ya que no podemos olvidar que la muralla debió tener un pequeño destacamento de guardia, como así lo atestiguan los numerosos fragmentos de armas (puñales, restos de espadas, puntas de flecha) que en la muralla han aparecido. Otro argumento para relacionarlo con esta divinidad es que normalmente las representaciones de “erotes” o “amorcillos” no suelen llevar ni gorros, ni sombreros. No obstante, aún es objeto de estudio.

En cuanto al logotipo, el diseño es de Carlos Pizano, responsable de la web del ayuntamiento de Ubrique, con la colaboración de Eduardo Calvo que es quién ha vectorizado la pieza. Se ha enmarcado la figura en un círculo de tipo monetal con grafila incluida, lo que la hace muy atractiva e identificativa plenamente. Nos parece todo un acierto y un excelente trabajo gráfico que creemos que va a identificar con claridad a la ciudad romana. En el nombre de la ciudad se ha usado la tipografía mayúscula y la grafía más romana posible (con cambio de la u castellana actual por la v latina original).

Nuevo logotipo de la ciudad romana de

Nuevo logotipo de la ciudad romana de Ocuri.

Hasta ahora la ciudad romana de Ocuri contaba con un logotipo identificativo dentro de la Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos, que era un capitel toscano con el inicio de un fuste de columna lisa. Este logotipo fue diseñado, al igual que la mayoría de los primeros yacimientos puestos en valor en la mencionada Ruta, por el equipo que trabajó en la Mancomunidad de Municipios Sierra de Cádiz entre 1997 y 2007. En el diseño de Ocuri, en concreto, colaboramos los arqueólogos Luis Cobos, José María Gener y yo mismo. Como imagen corporativa llevaba el fondo azul de Europa (ya que las obras fueron, en parte, subvencionadas con fondos europeos), las letras en blanco (por los pueblos de la sierra) y las figuras de los logotipos en gris, como la caliza que predomina en nuestra sierra. La práctica desaparición de la Ruta Arqueológica, de la que espero poder hablar algún día…, lo había dejado en desuso.

Anterior ogotipo de la ciudad romana de Ocuri en el marco de la Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos.

Anterior ogotipo de la ciudad romana de Ocuri en el marco de la Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos.

En cuanto a las actividades relacionadas con el yacimiento, informaros que estamos a la espera de que se apruebe por parte del Pleno del Ayuntamiento de Ubrique la modificación presupuestaria correspondiente a la financiación de las excavaciones de apoyo a la restauración de la muralla ciclópea, ya que en un principio solo se había presupuestado la obra civil. Esperemos que no se alargue mucho tiempo más el inicio de las mismas, puesto que los permisos correspondientes se tienen desde hace algunos meses. Al hilo de todo esto, la concejala de cultura ha anunciado un nuevo plan de puesta en valor del yacimiento que reemplace los elementos interpretativos, de señalética y de mobiliario que han sido destruidos por desaprensivos en estos últimos años. Esperemos también que el comienzo del Taller de Empleo de Ocuri, previsto para los próximos meses, ayude a que el yacimiento recobre el esplendor que tenía a principios de este siglo…

Dª Josefina Herrera, concejal de cultura, y Luis Javier Guerrero en el acto de presentación del nuevo logotipo (Foto: Jesús Román).

Dª Josefina Herrera, concejal de cultura, y Luis Javier Guerrero en el acto de presentación del nuevo logotipo (Foto: Jesús Román).

Exposición itinerante sobre la investigación de la represión franquista en las sierras de Ronda y Cádiz

El pasado día 18 de julio, la Asociación Papeles de Historia, a la que pertenezco, inauguró en Jimena de la Frontera (Cádiz) la exposición sobre el trabajo de investigación de la represión franquista en las comarcas de las sierras de Cádiz y Ronda. Se puede ver la noticia en este enlace: http://www.papelesdehistoria.org/2013/07/21/presentados-en-jimena-de-la-frontera-la-exposicion-y-el-catalogo-sobre-represion-en-las-sierras-de-ronda-y-cadiz.html.

Esta exposición es el resultado de un proyecto de investigación sobre nuestra memoria histórica que la Asociación Papeles de Historia lleva realizando en los últimos tres años y su objetivo es la divulgación de los resultados obtenidos en la consulta de las fuentes archivísticas pertenecientes a la Serranía de Ronda y de la Sierra de Cádiz en los archivos locales, provinciales, nacionales y militares.  Este proyecto de investigación se complementa con la elaboración de una base de datos basada en un programa de software libre para la difusión de los datos más relevantes descubiertos en esta tarea investigadora y que puede consultarse, de forma aún provisional, en la página web de nuestra asociación. En ella se expondrán los documentos más relevantes y algunos de los expedientes a encausados por los tribunales franquistas.

En referencia a la exposición, se trata de exposición pública, de carácter itinerante, integrada por una selección documental y material de lo investigado y realizada sobre soportes enrollables, facilmente transportables y de mínimo mantenimiento. La idea es contribuir a recuperar la historia de los hechos represivos acaecidos en la  Sierra de Cádiz, Serranía de Ronda y el valle del Genal tras la sublevación militar del 18 de julio de 1936 y la recuperación de la memoria personal de las víctimas del franquismo. En total son once paneles más una lona publicitaria exterior que ocupan un espacio mínimo.

Este proyecto pretende documentar la identidad de todas las personas represaliadas sometidas a la red de la justicia sublevada en la comarca de la Serranía de Ronda, la mayoría de las cuales pagaron con cárcel, cuando no con su vida,  su identificación con el régimen republicano, legalmente vigente, y que fue derribado a partir de un golpe de Estado que derivó en una cruenta guerra civil y una sistemática represión.

La elección de la comarca rondeña obedece a la necesidad de documentar el fenómeno represivo en el ámbito contiguo al que fue objeto de investigación en un primer proyecto desarrollado hace dos años sobre la sierra gaditana. Esta elección se debe a un hecho geográfico claro: la Sierra de Cádiz tradicionalmente ha estado relacionada y en gran medida ha dependido de la Serranía de Ronda desde tiempo inmemorial, con la ciudad de Ronda como centro de referencia administrativo, político, económico y social.  Además, ante el avance de las tropas sublevadas por la Sierra de Cádiz, el éxodo republicano se dirigió en primer término a Ronda y su serranía, cuyos comités aseguraron un refugio temporal a los huidos de sus pueblos de origen. Centenares de naturales de la Sierra de Cádiz convivieron durante meses en los núcleos de la Serranía de Ronda, hasta la caída de este territorio en manos rebeldes, ya entrado el año 1937.

La exposición se complementa con un catálogo/libro que recoge las principales imágenes, textos y cuadros estadísticos utilizados para la ejecución de los once paneles integrantes de la exposición itinerante. Consta de 80 páginas, profusamente ilustradas y ha sido publicado gracias a una subvención del Ministerio de Presidencia, al igual que la propia exposición.

Cartel de la exposición sobre la investigación de la Memoria Histórica en las sierras de Cádiz y Ronda

Cartel de la exposición sobre la investigación de la Memoria Histórica en las sierras de Cádiz y Ronda

 

Además de los 19 municipios de la Sierra gaditana investigados el año pasado, los municipios de la Serranía de Ronda que han sido objeto de investigación durante este año han sido los siguientes: Ronda, Arriate, Montejaque, Benaoján, Cortes de la Frontera, Gaucín, Jimera de Líbar, Benalauría, Benarrabá, Algatocín, Benadalid, Genalguacil, Jubrique, Igualeja, Cartajima, Atajate, Alpandeire,  Júzcar, Faraján; Parauta y Pujerra.

El próximo domingo 28 de julio se inaugurará la exposición en el municipio de Parauta (Málaga) y el día 2 de Agosto en el de Pujerra (málaga). En los próximos meses se pretende seguir exponiéndolos en los municipios de la comarca que nos lo soliciten.

 

Presentada la colección “Historia de Ubrique”

El pasado viernes 28 de junio tuve el honor de presentar el primer tomo de la nueva colección que sobre la “Historia de Ubrique” va a ir publicando en los próximos años la Editorial Tréveris con la colaboración de los investigadores integrantes de la Asociación Papeles de Historia. Este ambicioso proyecto de difusión histórica, que hemos gestado poco a poco en los últimos meses, estará compuesto, inicialmente, por 16 volúmenes que abarcarán desde la Prehistoria a la Edad Contemporánea de la carismática población serrana. Además habrá temas tratados de forma transversal, como la industria de la piel, el movimiento obrero o la masonería ubriqueña.

Los autores que publicarán en la colección “Historia de Ubrique” son todos miembros de la Asociación Papeles de Historia, que se fundó en 1985. Cada autor escribirá sobre su línea de investigación histórica, aunque las publicaciones no seguirán un orden cronológico. A mí me corresponden, lógicamente, los tomos de prehistoria, protohistoria y Edad Antigua, colaborando en otros libros según la temática propuesta…

El primer libro publicado de esta colección, que hará el nº 12 dentro de ella, es “La Primera República. Ubrique, 1873”, obra del historiador Fernando Sígler, y es fruto de una minuciosa investigación en la que se han consultado distintas fuentes primarias, sobre todo en el Archivo Histórico Municipal, el Provincial e incluso el Histórico nacional, aunque los datos más novedosos proceden del Municipal que conserva una importante colección de documentos oficiales de la época.

Juan Carrasco, responsable de la editorial, junto al autor, Fernando Sígler, y un servidor el inicio de la presentación (Foto: Jesús Román)

Juan Carrasco, responsable de la editorial, junto al autor, Fernando Sígler, y un servidor el inicio de la presentación (Foto: Jesús Román)

 

Como bien dice Fernando Sígler en el prólogo de su obra, “en sus intensos once meses de vida, en el año 1873, este régimen conoció dos etapas de crisis institucional en este municipio, la primera al proclamarse la República, con la coexistencia de dos gobiernos locales, uno con la corporación posesionada el año anterior y otro constituido como junta revolucionaria, y la segunda con motivo del movimiento cantonalista, al calor de los acontecimientos desarrollados en la capital de la provincia con el liderazgo del dirigente republicano federalista Fermín Salvochea”. Además, en la obra se analizan también los dos procesos electorales desarrollados en este mismo año, los comicios generales para la elección de diputados a Cortes Constituyentes y las elecciones municipales convocadas en principio para la renovación del cuerpo capitular, así como otros aspectos interesantes del periodo como son el movimiento cantonalista, el dominio de la propiedad rústica del Duque de Osuna, la Desamortización y sus consecuencias en el municipio, la industria y el auge del curtido, el telégrafo, la luz y el primer reloj público, los conflictos sociales, la enseñanza o la Feria de la Primera República.

Cartel anunciador del acto de presentación del libro sobre la 1ª República en Ubrique

Cartel anunciador del acto de presentación del libro sobre la 1ª República en Ubrique

El libro termina con un amplio anexo documental que incluye bibliografía, fuentes de archivo, fuentes hemerográficas, etc… A medida que la colección baya saliendo a la luz, iremos dando cuenta desde este blog.

Si alguien está interesado en su compra puede dirigirse directamente a la página de compras on-line de la editorial Tréveris:  http://sierradegrazalema.com/index.php

 

 

 

 

 

 

Fiesta de las Cruces de Mayo y “Crujía de gamones” 2013 en Ubrique (Cádiz)

La localidad de Ubrique se prepara para la celebración de una de sus citas festivas más singular, declarada de Interés Turístico de Andalucía,  la Fiesta de las Cruces de Mayo y “Crujía de gamones”, que al igual que el pasado año presenta importantes novedades en cuanto a su formato y programación.

Además de diversos actos festivos (concursos, mercadillos, desfiles, representaciones teatrales, etc),  que podéis consultar en la web del ayuntamiento (http://www.ayuntamientoubrique.es/index.php/noticias/cultura-y-fiestas/1120-fiesta-de-las-cruces-de-mayo-y-qcrujia-de-gamonesq-2013.html), os resalto aquí los actos culturales en los que participan varios compañeros de la Asociación “Papeles de Historia”.

Así,  el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique   “San Juan de Letrán” (CIHU) acogerá diferentes muestras expositivas sobre la Guerra de la Independencia en Ubrique mientras que en el I.E.S. Maestro Francisco Fatou se desarrollarán una serie de conferencias que versarán sobre dicha temática.

Cartel oficial de la Fiesta de las Cruces de Mayo y "crujía" de gamones de Ubrique (2013)

Cartel oficial de la Fiesta de las Cruces de Mayo y “crujía” de gamones de Ubrique (2013)

Del 26 de abril al 5 de mayo

Exposición “Selección de documentos sobre Ubrique, al final de la Guerra de la Independencia”. Reproducción de documentos del Archivo Mpal. de Ubrique, Archivo Municipal de Benaocaz, Archivo Histórico Provincial de Cádiz y Archivo Histórico Nacional. En el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique “San Juan de Letrán” (CIHU). Horario: de martes a sábado: de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 hs; domingos y festivos: de 10:00 a 14:00 hs; lunes: cerrado.

Exposición “La moda de 1812”. Colección en la que se muestra la indumentaria perteneciente a la burguesía y las clases populares de la época: profesionales, comerciantes, artesanos, trabajadores del mercado, vendedores ambulantes, gente del espectáculo y majos. En el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique “San Juan de Letrán” (CIHU).

Montaje audiovisual sobre “Ubrique al final de la Guerra de la Independencia”. Proyección periódica durante las visitas a la exposición. Guión: Fernando Sígler Silvera. Aplicación multimedia: Juan Carrasco Soto (Editorial Tréveris). Duración: 10 minutos. En el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique “San Juan de Letrán” (CIHU).

Martes, 30 de abril

Conferencia “La función de los castillos de la Sierra de Cádiz y la Serranía de Ronda durante la Guerra de la Independencia” a cargo de Manuel J. Castro Rodríguez, Arquitecto Técnico, Licenciado en Antropología y miembro de la Asociación Papeles de Historia. Duración: 40 minutos. A las 19:00 hs en el I.E.S. Maestro Francisco Fatou.

Conferencia “Ubrique hace 200 años. Avance de una investigación de archivo” a cargo de Fernando Sígler Silvera, Doctor en Historia y miembro de la Asociación Papeles de Historia. Duración: 40 minutos.

Jueves, 2 de mayo

Conferencia “Aspectos de la Guerra de la Independencia en la Serranía de Ronda” a cargo de Francisco Siles Guerrero, Licenciado en Historia y miembro de Takurunna (anuario de estudios sobre Ronda y la Serranía). Duración: 40 minutos.A las 19:30 hs en el I.E.S. Maestro Francisco Fatou.

Esperamos que sean de vuestro interés…

En el 200 aniversario de su muerte. Miguel Olivares Guerrero, arquitecto neoclásico

Por Manuel J. Castro Rodríguez. Arquitecto Técnico y Antropólogo.

Asociación Papeles de Historia.

Trazar la historia de la Arquitectura Neoclásico nos remite a apellidos de sobra conocidos como Ventura Rodríguez, Olaguibel, Hann en el ámbito peninsular o Cayón o Benjumeda a nivel provincial, teniendo que detenernos hoy en el 200 aniversario de la muerte de uno de sus autores más desconocidos en nuestro contexto geográfico.

Nos referimos a Miguel Diego Narciso Olivares, más conocido como Miguel Olivares Guerrero, ubriqueño,  nacido en septiembre 1748, que se tituló como Arquitecto en la Real Academia de San Fernando de Madrid en 1787 y que fue el tercer español en recibir los méritos de su profesión por la Academia de San Luca de Roma en 1792, no sin antes haber pasado por todos los niveles que su profesión requería como delineante, aparejador o maestro de obras.  Meritoriamente en unos casos, polemizado y censurado en otros, fue continuador o responsable en general de las obras de otros, comenzó como “delineador” de Cayón en Cádiz con 18 años tras realizar sus estudios básicos en la Real Academia de San Fernando, en paralelo a Benjumeda, su más directa competencia con el tiempo.

1 ermita de san pedro

Portada de la ubriqueña ermita de San Pedro

Gracias a trabajar con Cayón, participó en obras de interés, de tal forma que fue el proyectista de la cúpula de la Iglesia Colegial de Jerez, por lo que en base a esta experiencia es nombrado Aparejador de esta obras en 1772, ascendiendo gracias a los méritos contraídos en la ejecución de estas obras a Maestro Mayor a la muerte de Juan de Pina en 1778, aunque posteriormente obligado a renunciar a este cargo “mirando a su honor” por cuestiones de economía en la obra en 1783.

Portada de la recién restaurada ermita de San Juán de Letrán de Ubrique

Portada de la recién restaurada ermita de San Juán de Letrán de Ubrique

Este suceso no hace que Cayón pierda la confianza en él y consigue que sea Maestro Mayor de la Catedral de Cádiz ese mismo año, trabajando con constancia en las obras, proyectando distintos elementos ornamentales. Inmerso en ellas el Cabildo le obliga a obtener el grado académico profesional de Arquitecto por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando para continuar en ella. Así que se ve obligado a marchar para cumplir con la normativa dictada.

El nombramiento de Académico de Mérito en febrero de 1787 avala su capacidad, con un  proyecto inspirando en el Panteón de Agripa de Roma titulado “Panteón para un señor grande y su familia”, pero a pesar del título conseguido en 1790 por disputas con otros arquitectos de la obra de la Catedral es relegado por orden del benefactor catedralicio Carlos V a arquitecto constructor, ejecutando en ella frontispicios, testeros de la fachada, las bóvedas y las torres sin completarlas.

Proyecto de Panteón

Proyecto de Panteón

En su madurez decide hacer a su costa, su “grand tour” con el objetivo de conseguir el nombramiento de la Academia de San Luca de Roma y gracias a la bella factura de su “Proyecto para un mausoleo” en septiembre de 1792. Este nuevo título no implicó que fuera requerido mayormente en proyectos privados, de hecho son escasos sus trabajos para particulares como la casa de los Pazos de Miranda en Cádiz proyectada en 1795, la ermita de San Pedro de 1801 o la Iglesia del San Juan de Letrán, en Ubrique, pudiéndose observar un estricto cumplimiento de las normas y los cánones de su época.

Proyecto de mausoleo

Proyecto de mausoleo

Sensible con la Historia, en un momento en el que Vegazo estaba realizando su particular labor arqueológica de la ciudad ibero romana de Ocuri realiza un interesante estudio en planta y alzado del mausoleo que hizo en marzo de 1801. Igual que este y dispersos en los Archivos aparecen de vez en cuando documentación de interés que proporciona datos valiosos en la vida de este arquitecto como testamentos,  informes en juicios entre particulares, o dictámenes asociados a propiedades de la Iglesia.

Alzado y planta del Mausoleo romano de Ocuri realizado en 1801 y que se conserva en la Real Academia de la Historia (Madrid)

Alzado y planta del Mausoleo romano de Ocuri realizado en 1801 y que se conserva en la Real Academia de la Historia (Madrid)

Aprovechamos esta efemérides para recordar a este artista injustamente olvidado.

La ciudad romana de “Ocuri” y la revista científica “El Nuevo Miliario”

Aprovecho la polémica suscitada en los últimos días en los medios locales de Ubrique para subir un artículo que escribí a mediados del 2011 sobre mis investigaciones en la ciudad romana de Ocuri en la prestigiosa revista científica “El Nuevo Miliario”.

Tal y como la definen los miembros de su Consejo de Redacción, El Nuevo Miliario “es un boletín bianual dedicado al estudio de las vías romanas, la historia de los caminos y otros temas de geografía histórica” que se publica desde el año 2005. Es una revista de carácter científico que, aunque su temática central sea el estudio de los caminos de la Antigüedad, suele publicar también estudios arqueológicos sobre yacimientos romanos y medievales, sobre todo aquellos integrados en alguno de los itinerarios antiguos. Es heredera de una mítica publicación de finales del siglo pasado, “El Miliario Extravagante”, la magna obra de un humanista, lamentablemente ya fallecido hace algunos años, Gonzalo Arias, que dedicó gran parte de su vida a estudiar, descubrir e inventariar las vías romanas. Su boletín fue durante casi cuarenta años la única publicación periódica especializada en el estudio de los itinerarios romanos, aunque sus páginas dieron cabida a otros temas de geografía histórica y arqueología.

De ahí que “El Nuevo Miliario” se iniciara tras la desaparición de Gonzalo Arias, tratando de mantener vivo su espíritu, difundiendo las últimas aportaciones al conocimiento de la red viaria antigua de las Península Ibérica y las investigaciones sobre geografía antigua. No obstante, su difusión entre el gran público es muy limitada, aunque no entre el ámbito universitario y científico, ya que funciona fundamentalmente a través de suscripciones. En su página web, zona de descargas, podéis encontrar y bajaros aquellos números que están agotados, el resto se puede pedir por correo electrónico. El enlace es : http://www.elnuevomiliario.eu/

A instancias de uno de los miembros de su consejo de redacción, nuestro amigo el profesor Giacomo Gillani, fui invitado a participar con un breve artículo sobre “Ocuri”, algo a lo que accedí gustosamente, por lo que en el Nº 12 de la revista, correspondiente a junio de 2011, se publicó el mismo. Se tituló “Aportaciones al conocimiento, orígenes y desarrollo de la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz)” y en el mismo intenté dar una serie de breves pinceladas sobre lo que hasta ahora conocemos de la ciudad romana de la que es heredera, probablemente, la actual Ubrique. No hay que olvidar que sustentamos, desde hace algún tiempo, que la ciudad de Ocuri estuvo vinculada fuertemente con la ciudad romana de “Carteia” (San Roque, Cádiz) y ésta a su vez fue destino final de uno de los caminos más importantes de la Bética, la vía “Corduba-Carteia”.

Portada (modificada con el artículo de Ocuri) de la revista “El Nuevo Miliario” nº 12

Al menos nadie negará que Ocuri está conectada directamente con otras ciudades romanas de la Sierra como son “Iptuci” (Cabezo de Hortales, Prado del Rey) y “Lacilbula” (Cortijo de Clavijo, Grazalema), algo que es fácilmente reconocible por los tramos de calzadas que aún se conservan, los más destacados los de la “Trocha” de Ubrique a Benaocaz, los de la Manga de Villaluenga y los de la Ribera del Gaidovar (Grazalema).

Pasado ya más de un año de su publicación, he decidido subir el artículo a mi Blog para que pueda así tener la mayor difusión posible y ayude al gran público a entender algo mejor esas ruinas en las que, esperamos, poder intervenir en los próximos meses para restaurar esa parte derrumbada de su impresionante Muralla Ciclópea. Os daremos cumplida cuenta desde aquí mismo.

Este es el artículo: Ocuri en el Nuevo Miliario

 

 

 

Presentado a Cultura el Proyecto de Restauración de la Muralla Ciclópea de “Ocuri” (Ubrique, Cádiz)

El pasado día 21 de diciembre se presentó ante la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en Cádiz el proyecto de restauración de la muralla ciclópea de la ciudad romana de “Ocuri” (Ubrique, Cádiz). Como muchos de ustedes sabrán, a finales del mes de mayo se produjo un derrumbe parcial en el Sector Noroeste de la muralla ocuritana debido a diversos factores erosivos tanto naturales como antrópicos, que la llevaban afectando desde hacía bastantes años. Fundamentalmente estos mismos factores, que afectaban a toda la muralla conservada, son los mismos que ya nos obligaron a intervenir arqueológicamente en los años 2001 y 2003. En aquellas dos fases de excavación y consolidación, ambas publicadas tanto en los Anuarios Arqueológicos de Andalucía como en nuestra revista “Papeles de Historia”, conseguimos estabilizar gran parte de la muralla que se había convertido en una especie de represa de tierra al final de un gran cono de deyección de derrubios que ejercían una tremenda presión sobre los bloques ciclópeos. Tras el “destaponamiento” de esta represa por la antigua puerta monumental de la misma y la excavación casi completa del Sector Nordeste, se procedió a consolidar este lienzo Nordeste que sigue hoy día intacto. Sin embargo, el Sector Noroeste solo pudo ser excavado parcialmente por su trasdós ya que dos enormes lentiscos habían crecido entre las piedras ciclópeas, de modo que las propias raíces y troncos se habían convertido en apoyo de los bloques, dificultando la propia excavación y convirtiéndose además en sostén de la propia muralla.

En 2004 se preparó un proyecto de intervención que ya contaba con la eliminación  de los lentiscos, el desmonte de la muralla y su posterior re-montaje. Desgraciadamente ese mismo año se acabó la financiación del programa “Arqueosierra” y el yacimiento ha estado sin mantenimiento arqueológico desde entonces. Años de pasar el ganado por encima de la muralla (aunque parezca increíble las cabras y las vacas de la explotación ganadera de Santa Lucía han seguido subiendo a por el verde pasto del Foro de la ciudad), de expansiones de los dos lentiscos, de escorrentías de todos estos años y de la presión mecánica de la parte de derrubios que quedaron sin excavar, propiciaron finalmente su desplome y su posterior derrumbe.

Fotografía lateral del derrumbe en la muralla ciclópea de Ocuri (Foto: Jesús Román)

Fotografía lateral del derrumbe en la muralla ciclópea de Ocuri (Foto: Jesús Román)

Afortunadamente, los dibujos y fotografías que se tomaron en 2003 y 2004 para el proyecto que no consiguió la financiación, nos van a permitir ahora su correcta restauración y, una vez eliminados los lentiscos y la tierra que presiona el trasdós, la restitución de los bloques a sus lugares originales y su posterior consolidación.

El proyecto se haya dividido en dos, uno eminentemente de obra civil y acción restauradora, elaborado por el arquitecto municipal D. José Manuel Romero, y el segundo de intervención arqueológica de apoyo a esa restauración y que hemos firmado mi compañero Jesús Román y el que esto os escribe.

El objetivo principal de esta intervención arqueológica puntual de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea es conseguir la total estabilización de la estructura muraria, eliminando no solo los peligros derivados de la acción bioturbadora de las plantas intrusivas y del ganado circundante, sino eliminando además las posibles presiones físicas y mecánicas que los sedimentos acumulados en su trasdós pudieran ocasionarle. Se pretende, por tanto, evitar más desplomes y derrumbes de los lienzos conservados de la muralla, evitando todos los posibles agentes que hasta ahora se han conjugado para afectar su estabilidad.

La financiación del proyecto corre a cargo del Ayuntamiento de Ubrique y desde aquí queremos expresar con rotunda claridad que, al igual que otras veces hemos denunciado la desidia y el desinterés de nuestros políticos por el Patrimonio Histórico y Arqueológico, en esta ocasión hemos encontrado un enorme interés y una preocupación sincera por la conservación del patrimonio histórico no solo en el alcalde, sino, sobre todo, en la concejala de cultura de la actual corporación, Dª Josefina Herrera. Gracias al tesón y a los desvelos de la concejala se ha podido buscar la financiación adecuada y la presentación de este proyecto de restauración ante Cultura de la Junta (que no puede aportar financiación ante los consabidos recortes…), por lo que queremos agradecerle desde aquí su eficaz trabajo y su apoyo.

Esperemos que tras las fiestas navideñas y una vez conseguido el permiso de Cultura podamos acometer esta tarea, de la que iremos dando cuenta desde estas mismas páginas, y se pueda recuperar, en su esplendor conservado, este magnífico monumento que ha cumplido ya más de 2000 años…

El Bosque volverá a ser ocupado por las tropas francesas este fin de semana…

Este próximo fin de semana se va a realizar la IIIª Recreación Histórica de la Villa de El Bosque, organizada por la Asociación Histórico-Cultural Villa de El Bosque y elAyuntamiento de El Bosque (Cádiz). Este año tendrá como lema especial el de Lugar de eterna memoria…, por ser la primera población de la Sierra que se levantó contra las tropas napoleónicas. El año pasado El Bosque celebró su bicentenario como municipio independiente gracias al reconocimiento que se le dió a la villa tras los combates que sus habitantes mantuvieron contra las fuerzas invasoras francesas.

La III Recreación Histórica tendrá lugar los días 23, 24 y 25 de noviembre de 2012 y en ella intervendrán  más de 100 recreantes que representarán diferentes escenas en conmemoración de los hechos que tuvieron lugar hacer 200 años.  Durante todo el fin de semana, las calles lucirán como a comienzos del siglo XIX, sus habitantes, ataviados a la época, recrearan la vida de sus antepasados y habrá numerosas actividades.Este año se van a incorporar muchas novedades, con nuevas escenas y nuevos personajes, como el famoso guerrillero Andrés Ortíz de Zárate, alias “El Pastor”, uno de los primeros líderes del levantamiento de la Sierra de Cádiz y Serranía de Ronda contra los franceses, protagonista además del cartel.

Cartel oficial de la IIIª Recreación Histórica Villa de El Bosque (Cádiz)

También se representaran una serie de cuadros vivos con escenas inspiradas el los grabados “Los desastres de la Guerra” de Francisco de Goya. Además este año se cubre la tarde-noche del sábado con diferentes representaciones, entre ellas la Danza del Fuego y el rescate de las mujeres bosqueñas a cargo de “El Pastor” y sus guerrilleros.

El domingo 25 de noviembre culminará un fin de semana cargado de historia, con la representación del ataque de las tropas imperiales francesas a El Bosque en mayo 1810, la petición del Villazgo a la Junta de Regencia y la concesión del mismo el 28 de noviembre de 1811. Culminará así la celebración del 201 aniversario de El Bosque como municipio independiente.

Siguiendo el lema de los organizadores de este fin de semana de recreación histórica, os emplazo a “venid a la III Recreación Histórica Villa de El Bosque, en la Sierra de Cádiz, venid a vivirla con nosotros…”.

 

 

Conferencia sobre la “Guerra de la Independencia en la Sierra de Cádiz” el día 9 de noviembre en Prado del Rey

El próximo viernes, 9 de noviembre, se celebrará en Prado del Rey (Cádiz) un acto enmarcado en el programa “Recuperando nuestra Historia”, que desde esta primavera viene realizando la Asociación Cultural de Estudios Iptucitanos de esta localidad serrana. En dicho acto tengo el honor de intervenir con la conferencia titulada “Aspectos generales, apuntes y aportaciones al estudio de la Guerra de la Independencia en la Sierra de Cádiz (1810-1812) ”. Esta charla intentará seguir la línea de difusión y divulgación del libro que, desde la Asociación “Papeles de Historia” y con el amparo de la antigua consejería de Gobernación y Justicia de la Junta (que tras la remodelación del gobierno ha pasado a denominarse de Administración Local y Relaciones Institucionales), publicamos a principios de este año y del que hemos dado cuenta ya varias veces en este blog. El acto tendrá lugar en la Calle Peatonal, a las 20,00 horas, en la sede de la Asociación Cultural “Vela y Mora” de Prado del Rey.

Cartel anunciador de la conferencia del 9 de noviembre en Prado del Rey (Cádiz)

La Asociación Cultural de Estudios Iptucitanos, cuyo símbolo identificativo es una moneda de la ciudad íbero-romana de “Iptuci” (Cabezo de Hortales), se constituyó en julio del año pasado, con el objetivo de ir recuperando la Historia de este bello pueblo serrano, fundado en 1768 como colonia por el el asistente-corregidor de Sevilla Pablo de Olavide en el marco de las llamadas “nuevas poblaciones carolinas” (Carlos III).Su trazado urbanístico corresponde, por tanto, a las configuraciones en damero características de estas nuevas colonias, al que se une la típica arquitectura de los Pueblos Blancos. Lamentablemente, como consecuencia de los sucesos de la llamada “Revolución de Octubre”, en 1934, se perdieron, quemados, todos los archivos…de ahí que sea meta principal de esta asociación la recuperación de la historia del pueblo.

En consecuencia, desde su fundación, la Asociación ha realizado diversos actos culturales, incluyendo conferencias sobre la Guerra de la Independencia y la jura de la Constitución de 1812 (“La Pepa”) y por una exitosa recreación histórica en agosto de este año en el que intervinieron unas 1.000 personas. Se ha iniciado también una amplia labor recopilatoria de documentos sobre Prado que se quieren exponer, próximamente, en un libro.

Desde aquí no solo agradecerles su amable invitación, que he aceptado tanto en mi nombre como en el de la Asociación Papeles de Historia, sino desearles que consigan sus objetivos en la recuperación de la historia y el patrimonio de Prado del Rey, algo en lo que nos tendrán siempre a su lado porque acciones de este tipo son más que elogiables en los tiempos tan duros que corren…

Presentado el libro de Francisco Siles “La Historia de Zahara a través de los documentos y la Historiografía”

El pasado día 26 de Octubre de 2012 se presentó en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Zahara de la Sierra el libro de nuestro buen amigo, el historiador Francisco Siles Guerrero, titulado “La Historia de Zahara a través de los documentos y la historiografía”. Este libro, que se va a convertir en referencia obligada para cualquier historiador que quiera tratar la historia de Zahara y la comarca,  es fruto, meditado y madurado,  de una larga y ardua labor de recopilación bibliográfica y documental que se inició hace ya más de una década con el proyecto Arqueosierra en nuestra comarca. Francisco Siles se inició como documentalista de este proyecto y fue un apoyo imprescindible para las tareas arqueológicas que realizamos durante esos años. Sin sus recopilaciones bibliográficas, documentales y su continuo “buceo” en los Archivos Locales. Provinciales y Estatales, gran parte de nuestra tarea como arqueólogos hubiera quedado mermada. Siles, además, ha madurado como historiador durante estos años y, aparte de sus publicaciones en aspectos históricos de la Sierra de Cádiz y la Serranía de Ronda, ha seguido investigando e interpretando esas investigaciones, como demuestra en este libro.

Portada del libro “La Historia de Zahara a través de los documentos y la historiografía” de Francisco Siles

Publicado por la Editorial “La Serranía” que dirigen Jose Manuel Dorado e Isabel Sánchez, editorial que se ha convertido en referencia, en los últimos años, en cuanto a la publicación de guías de los Parques Naturales, Senderismo, Guías de Viajeros y, en lo que a nosotros respecta, en Historia de las sierras gaditanas y malagueñas, el libro es de una edición cuidada y diría que hasta “preciosista”, consta de 445 páginas y contiene numerosas fotografías, grabados y láminas. Cuenta con un exhaustivo índice onomástico y toponímico de gran utilidad. Ha sido prologado por mi compañero y amigo Luis Cobos, arqueólogo que ha excavado la Villa Medieval de Zahara, su antigua iglesia de Santa María de la Mesa (también antigua mezquita nazarí) y ha restaurado sus murallas a lo largo de más de 15 años. Como decía Luis Cobos en la presentación, el trabajo de Francisco Siles fue siempre un sustento y un apoyo firme para esa otra documentación que él extraía de la tierra, la documentación arqueológica en sí. Documento arqueológico y documento escrito se complementan y se yuxtaponen así, para dar sólidas bases para una interpretación histórica integral.

El principal objetivo de este libro es, por tanto, ayudar a conocer la historia de Zahara a través de sus fuentes primigenias, de los textos originales, y para ello cada capítulo va precedido de un estudio introductorio basado en los datos que aporta la documentación histórica y arqueológica, y las más recientes investigaciones realizadas en archivos.

Como dice su editor, “se trata, en definitiva, de ofrecer a los investigadores y a todos los interesados y, por qué no, curiosos, un vademécum, una guía para aproximarse a una villa con una rica historia y, lo que es más importante, un pueblo con ansia e inquietud por conocer su pasado.”  Es un viaje por el tiempo que nos lleva desde los vestigios de la Edad Antigua a los últimos años del Antiguo Régimen, desde la Zahara nazarí (Sajrat Abbad) hasta el ocaso del régimen señorial en el siglo XIX.

El autor, Francisco Siles (centro), durante la presentación del libro, junto al arqueólogo Luis Cobos y el editor José Manuel Dorado.

Puede consultarse cómo adquirir el libro poniendose en contacto directamente con la Editorial “La Serranía” en su página web : http://www.laserrania.org   o en la siguiente dirección:

Editorial La Serranía, S.L.
C/ Tomilla, 55
29400 RONDA (Málaga)
Telf. 952 87 22 01

Campo de Trabajo para la exhumación de represaliados de la Guerra Civil en el Marrufo (Jerez de la Fra, Cádiz)

El verano pasado tuvimos la oportunidad de colaborar los miembros de la Asociación “Papeles de Historia” con la Asociación “Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar” en la localización de las fosas comunes existentes en la Finca “El Marrufo”, término de Jerez de la Frontera, pero en las cercanías de Jimena, Alcalá de los Gazules y Cortes de la Frontera (Málaga). Se realizaron tanto prospecciones arqueológicas superficiales como varios sondeos arqueológicos que ayudaron a la identificación de las zonas en donde más probablemente se hallen los represaliados republicanos. Aparte de la localización de decenas de casquillos de balas y de puntas de balas, tanto de armas cortas como de fusiles, dimos con dos zonas concretas en las que aparecieron restos humanos inhumados.

Tareas de prospección arqueológica superficial para localizar las fosas comunes de represaliados durante la Guerra Civil en El Marrufo en el verano de 2011 (Foto: Luis Javier Guerrero)

Durante esta primavera se han realizado nuevas prospecciones y sondeos con técnicas de perforación geoarqueológicas y finalmente el próximo 2 de julio se iniciará una amplia fase de excavación para localizar, identificar y exhumar a estas víctimas de nuestra Guerra Civil y que podrían ser, en principio, varios centenares, procedentes de muchos pueblos de la Sierra de Cádiz y del Campo de Gibraltar. Las actuaciones arqueológicas durarán dos meses y serán dirigidas por nuestro compañero Jesús Román Román.

La organización correrá a cargo de la Asociación de familiares de represaliados por el franquismo de La Sauceda y El Marrufo, con la colaboración del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar y Papeles de Historia, y se realizará en la forma de un campo de trabajo de voluntarios de toda España y cuya finalidad será la de proceder a la exhumación arqueológica de las fosas comunes de la Guerra Civil allí existentes.

Vista del amojonamiento de piedras que correspondían con una de las fosas localizadas en el verano de 2011 y que ahora será excavada (Foto: Luis Javier Guerrero).

Como información complementaria os copiamos lo expuesto por los organizadores:

La excavación se ha dividido en dos fases de desarrollo:
1ª Fase: excavación consecutivas de las fosas 1 y 2. Las fosas se excavarán individualmente y de forma consecutiva, iniciándose los trabajos por la Fosa 1, continuando posteriormente con la Fosa 2.
2ª fase: Sondeos.
Objetivos específicos:
– Excavación arqueológica de las fosas localizadas en el anterior proyecto e identificación de los cuerpos de represaliados.
– Registro, documentación y análisis de campo de cada enterramiento realizado.
– Relacionar los datos aportados por las fuentes bibliográficas y documentales así como los testimonios orales con los datos obtenidos durante el proceso de excavación.
– Estudio antropológico/Identificación de las víctimas.
– Sondeos arqueológicos en aquellas áreas donde potencialmente pudieran existir fosas comunes.
– Reparación y reconocimiento histórico.
Horario de trabajo:
Lunes a viernes. Mañana: 8.00-14.00 horas. Tarde: 17-20.30 horas (descansos intermedios programados). Domingos: libres.
Actividades complementarias:
Se contemplan salidas programadas (normalmente los sábados) de carácter lúdico-cultural a algunas localidades del entorno: Jimena de la Frontera, Alcalá de los Gazules, Cortes de la Frontera, Algar, Castellar, Ubrique. Igualmente se contemplan la realización de rutas por el Parque Natural de Los Alcornocales.
Descripción del alojamiento:
Dónde se duerme: En la propia finca de El Marrufo, en un espacio habilitado para tal fin.
Dónde se come: Desayuno, almuerzo y cena: Zona habilitada en la finca El Marrufo.
Material y documentación básica:
Material necesario: Saco de dormir, sábanas, botas de montaña o calzado para andar, repelente de insectos, protector solar de alta graduación, ropa cómoda, muy fresca y de color claro, chaqueta fina para la noche y pantalón largo. Bañador, toalla y chanclas. Crema para después del sol y cremas para aliviar las picaduras.
Documentación obligatoria: DNI, tarjeta sanitaria y otros seguros médicos si las tiene.

Por último si queréis participar en alguno de los turnos podéis dirigiros a:

Contacto con los organizadores:
Telf.  635 496 290  (Andrés Rebolledo, Coordinador del proyecto).
fosamarrufo@gmail.com
http://www.foroporlamemoria.net

XXXVI Concurso de Investigación Histórico Arqueológica Premio «Manuel Corchado» 2012

El pasado día 1 de junio, el jurado del XXXVI Premio “Manuel Corchado” sobre investigación histórico-arqueológica en arquitectura militar, otorgó el mismo, por unanimidad, al trabajo que mi buen amigo y compañero Manuel J. Castro Rodríguez y el que ésto escribe presentamos a esta edición de 2012. Nuestro trabajo se titulaba “La línea del Guadalete: los castillos castellano-nazaríes de la sierra de Cádiz durante la Guerra de la Independencia” y abordaba la reutilización de los antiguos castillos de la frontera con el reino de Granada por los bandos contendientes durante la Guerra de la Independencia de la que celebramos su Bicentenario en estos momentos. Trescientos años después de haber quedado inutilizada durante la fase inicial de la Guerra de Granada, la antigua frontera cristiano-nazarí volvió a reinstaurarse, adaptándose a los nuevos retos militares de una convulsa época que terminó cambiando el destino de España como nación independiente.

Este trabajo, fruto del realizado a su vez para nuestro libro sobre la Guerra de la Independencia en la Sierra de Cádiz y que ya hemos comentado aquí, intenta demostrar el importante papel geoestratégico y de control del territorio que los antiguos castillos bajomedievales volvieron a jugar durante este primer gran conflicto de la Edad Contemporánea en nuestra comarca. Se describen, de forma pormenorizada, cada uno de los castillos que se vieron involucrados, su estado de conservación y las reparaciones que tanto tropas francesas como españolas, ejecutaron para reforzar sus lineas de defensa. Fueron usados no solo como puntos de control territorial y afianzamiento de las líneas de comunicación (vitales para los franceses que temían permanentemente ser “embolsados” por la retaguardia), sino también como centros de mando, de acuartelamiento y de almacenamiento de la impedimenta y provisiones.

El premio “Manuel Corchado” de investigación histórico-arqueológica fue instituido por este importante historiador madrileño, de origen manchego,poco antes de su muerte en 1980 y actualmente son sus hijas las que siguen su tradición en homenaje a la ingente obra de su padre, financiándolo, algo poco usual en estos tiempos que corren.

Momento de la entrega del premio “Manuel Corchado 2012” (Foto: Mª José Arnaiz)

El dia 6 de junio de 2012, el que esto suscribe (y en representación de Manuel J. Castro) recibió el premio correspondiente a esta XXXVI edición en la sede de la Asociación Española de Amigos de los Castillos (A.E.A.C.), sita en la calle Prado nº 26 de Madrid, de manos de su vicepresidente (y presidente del jurado calificador) D. Amador Ruibal.

La Asociación Española de Amigos de los Castillos (AEAC), de la que fue miembro destacado Manuel Corchado Sobrino, se encarga anualmente de convocar, organizar y fallar el concurso, uno de los de mayor tradición y prestigio de España en lo referente a castellología.

Luis Javier Guerrero con tres de los miembros del Jurado del XXXVI Premio sobre Investigación Histórica-Arqueológica en Arquitectura Militar (Foto: Mª José Arnaiz).

El Jurado estuvo presidido por el Vicepresidente II de la A.E.A.C. y Director de la revista “Castillos de España”, don Amador Ruibal, y cuatro miembros más de la Junta Directiva: los directores de las secciones “Documentación” doña Aúrea de la Morena; de “Investigación Castellológica” don José Miguel Muñoz; de “Biblioteca” don Pablo Schnell y de “Viajes Culturales” don Jorge Jiménez Esteban.

El original premiado ha quedado en poder de la Sección de Documentación de la A.E.A.C., que lo publicará en un próximo número de la revista “Castillos de España”.

Urge la restauración de la Muralla Ciclópea de “Ocuri”, tras el derrumbe parcial de uno de sus lienzos

El pasado fin de semana se produjo el derrumbe parcial del lienzo derecho de la Muralla Ciclópea de la ciudad romana de “Ocuri” (Ubrique, Cádiz). Era algo que iba a pasar tarde o temprano y que he denunciado varias veces desde que en 2004 dejamos el yacimiento. La última vez fue aquí, en estas mismas páginas, hace tan solo unos meses. Escribir esto para alguien que ha luchado por la recuperación para la sociedad de este increíble yacimiento serrano, no es fácil. No hay nada que pueda consolarme en estos momentos de triste pérdida de una importante parte del patrimonio arqueológico serrano, que llega, además, en un momento económico tan lamentable como el que estamos viviendo.

Sin embargo, para ser justos, creo que debo explicar, siquiera someramente aquí, el proceso que seguimos, en su momento, para paliar esta previsible desgracia, porque este lienzo de muralla estaba “condenado” desde hacía años, desde que supimos que no se iba a ejecutar la “Tercera Fase de consolidación y restauración” de la muralla.

Como saben los lectores de este modesto Blog, a partir de 1998 nos hicimos cargo de las obras de puesta en valor, dotación de infraestructura turística e interpretación, así como de las intervenciones arqueológicas de este impresionante yacimiento ubriqueño, enclavado sobre el pequeño macizo calizo de la Sierra del Benalfi, que domina en altitud al actual casco urbano de Ubrique. Desde el principio, comprobamos el estado de peligro de derrumbe que corría una de sus infraestructuras más destacada, la “Muralla Ciclópea”.  La muralla estaba soportando una presión descomunal ejercida por un enorme cono de deyección que se había formado desde la primera de las terrazas de la ciudad hacia la parte inferior, donde la muralla actuaba como si fuera la pantalla de una “presa”, pero en lugar de agua, de miles de toneladas de tierra y escombros. El acusado desnivel entre esta primera terraza y la propia muralla agravaba aún más esta situación.

Esta situación de acumulación de depósitos se había producido por el “taponamiento” de la muralla en el siglo XIX, tras ser abandonado el cultivo de vides que su descubridor, Juan Vegazo, había impuesto para, paralelamente, excavar la ciudad. Sus sucesores comenzaron a usar el yacimiento como encerradero de ganado (vacas, cabras y hasta cerdos) y así se usó el magnífico Mausoleo/Columbario y se cerró con piedras la puerta de la muralla que, seguramente, fue desmochada (Vegazo la vio más completa, con las columnas en sus antas). Este taponamiento artificial convirtió, como he dicho antes, a la muralla en una presa de tierra. A todo ello, la muralla se había inundado de vegetación intrusiva, alguna ya centenaria, como dos enormes lentiscos que habían echado sus raíces en el interior de la propia estructura ciclópea. Uno de ellos, situado en el lienzo derecho, estaba ejerciendo una labor muy destructiva en la muralla, e incluso había desplazado ya varios bloques calizos, quedando otros, prácticamente en el “aire” y sujetos por las propias raíces de lentisco.

Vista oblicua de la Muralla Ciclópea de “Ocuri” durante los trabajos de 2003. Al fondo, los dos inmensos lentiscos (Foto: Luis Javier Guerrero).

En 1999, conseguimos limpiar los paramentos ciclópeos exteriores de la muralla y documentarlos (gracias a la buena labor de Kiko Higueras-Milena) y en el año 2001 se inició la “Primera Fase de Consolidación y Restauración de la Muralla Ciclópea”, que codirigimos con Susana Ruiz y en el que logramos el “destaponamiento” de la puerta y el alivio de la presión ejercida por el cono de deyección, mediante la excavación de gran parte de la zona intramuros.

En 2003 se realizó la segunda fase, con el descubrimiento de los escalones de acceso a la puerta, las estancias del cuerpo de guardia que guardaba la muralla y, lo más importante, una construcción anterior a la propia muralla, una vivienda de los primeros pobladores de “Ocuri”, con unas cerámicas protohistóricas, únicas en la provincia y que permitieron datar el origen de la ciudad (a mediados del siglo VI a.C.).

Vista del lienzo de muralla afectado por la vegetación intrusiva durante las obras de 2003. Observese el tamaño y porte de los lentiscos (Foto: Luis Javier Guerrero).

Sin embargo, la tercera fase, aunque se realizó su proyecto, con intervención de arquitecto y restaurador, nunca pudo ejecutarse por falta de financiación y la terminación del programa Arqueosierra, impulsado por la Mancomunidad de Municipios Sierra de Cádiz y el ayuntamiento de Ubrique y que hasta entonces había financiado todas las intervenciones a través del INEM y la Consejería de Gobernación. Esta fase implicaba ya, para 2004, la tala controlada del mencionado lentisco y la reposición de los bloques ciclópeos a su lugar de origen, lo cual requería el empleo de medios mecánicos semipesados.

Detalle del lienzo afectado, con los sillares almohaillados y el enorme lentisco a su lado (Foto: Luis Javier Guerrero, 2003).

La no intervención durante estos casi nueve años, el continuo paso del ganado (sobre todo de las persistentes cabras…), las escorrentías de los fenómenos hídricos de todos estos años que ha favorecido la pérdida de la escasa tierra que había entre los bloques calizos y el proceso de degradación del mismo lentisco, ha terminado por causar esta desgracia.

Lejos de seguir con los lamentos (como los de Rodrigo Caro en su famosa “Canción a las Ruinas de Itálica” que tan certeramente me ha recordado mi hermano Juan Antonio), lo que es urgente es que las distintas administraciones implicadas, el Ayuntamiento (propietario del yacimiento), la Diputación de Cádiz (con su financiación de programas culturales y turísticos) y la Consejería de Cultura (que es la competente en la materia y en la autorización de los trabajos) se pongan de acuerdo y se elabore un Plan Integral de Recuperación del yacimiento (que lamentablemente no es BIC todavía, a pesar de que se inició su expediente de declaración en 1995…) y de Restauración y Consolidación definitiva de la Muralla Ciclópea de “Ocuri”. Es algo inexcusable, urgente y absolutamente necesario para evitar males aún mayores…

Los bloques ciclópeos calizos derrumbados del lienzo derecho de la Muralla Ciclópea de Ocuri (Foto: Jesús Román Román).

Conferencias sobre la “Guerra de la Independencia en la Sierra de Cádiz” durante la celebración de la “Crujida de Gamones” de Ubrique

El Ayuntamiento de Ubrique (Cadiz) ha organizado durante los días 26 de Abril al 6 de Mayo una serie de actos culturales y festivos con motivo de la peculiar fiesta  de las Cruces de Mayo y de la “Crujida de Gamones” (Fiesta de Interés Turístico de Andalucía). Varios miembros de la Asociación “Papeles de Historia” vamos a participar en estos actos impartiendo varias conferencias sobre la Guerra de la Independencia en la Sierra de Cádiz con motivo de la celebración del Bicentenario de la conclusión de la misma y de la Constitución de 1812 (la “Pepa”), así como realizando una exposición y un audiovisual sobre documentos de la época de la invasión napoleónica que se va a exponer en el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (CIHU), sito en la restaurada ermita de San Juan de Letrán.

En concreto, quién esto escribe impartirá una conferencia el día 2 de mayo, a las 20,00 horas, en el IES Maestro Francisco Fatou, con el título “Significado de la Guerra de la Independencia y sus principales acciones bélicas en la Sierra de Cádiz”, mientras que el compañero Fernando Sígler impartirá al día siguiente, en el mismo horario y lugar, otra con el título “Aspectos de la Guerra de la Independencia en Ubrique”.

Como trasfondo durante todos estos días se expondrán una “Selección de documentos sobre la Guerra de la Independencia en Ubrique”, que proceden del Archivo Municipal de Ubrique, del Archivo Histórico Provincial de Cádiz y del Archivo Municipal de Benaocaz. La exposición contará con la proyección de un audiovisual con guión de Fernando Sígler y realización técnica de Juan Carrasco Soto (Editorial Tréveris S.L.).

Cartel anunciador de los Actos Culturales y Festivos editado por el Ayuntamiento de Ubrique

Además se celebrarán diversos juegos infantiles, mercadillos, concursos, representaciones teatrales y musicales, de marionetas, degustaciones típicas e incluso el desfile de las tropas francesas de la Agrupación de Recreación Histórica del Bicentenario de El Bosque (Cádiz). En esta página del Ayuntamiento podéis descargaros el trípticvo con toda la información:

http://www.ayuntamientoubrique.es/index.php/noticias/cultura-y-fiestas/614-fiesta-de-las-cruces-de-mayo-y-crujia-de-gamones-2012.html

El horario de la Exposición en el CIHU es: de martes a sábado: de 11:00 a 14:00 hs y de 16:00 a 19:00 hs; domingo: de 11:00 a 14:00 hs; lunes: cerrado.

¡Os invitamos a todos a venir a Ubrique!