La sacerdotisa augustal Postumia Honorata regresó a la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz)

El pasado sábado, 11 de marzo, la sacerdotisa augustal Postumia Honorata, natural de Barbesula (en la desembocadura del río Guadiaro, San Roque, Cádiz), hija de Cayo Postumio Optato, regresó por unas horas al que fuera su lugar de consagración sacerdotal, a la ciudad romana de Ocuri, donde vivió, desarrolló su actividad religiosa y seguramente murió en la segunda mitad del siglo II después de Cristo.

Debemos este feliz acontecimiento recreacionista a la Asociación Cultural Romanos de Ubrique, organización sin ánimo de lucro que  nació con la intención de poner en valor el patrimonio histórico cultural de la Sierra de Cádiz, con especial énfasis en el yacimiento de Ocuri (Ubrique). Su colaboración, cada vez más activa, con el Ayuntamiento de Ubrique en potenciar, dinamizar y mejorar las visitas guiadas a la ciudad romana, ha dado un paso más hacia adelante incorporando pequeñas escenas de recreación histórica de lo que debió ser la vida cotidiana en dicha ciudad. Escenas representadas por los voluntarios y asociados con gran brillantez en este pasado fin de semana y que demuestran el gran trabajo de estudio y documentación que hay detrás de ellas.

Postumia en el foro

La sacerdotisa de los cultos imperiales, Postumia Honorata, reaparece en el Foro de la ciudad romana de Ocuri (Ubrique, Cádiz). Fotografía de Luis Rodríguez “Elalemán”.

La aparición de la sacerdotisa en lo alto del foro de Ocuri , tras salir de lo que hoy son las ruinas de la Casa de Juan Vegazo, el descubridor del yacimiento a finales del siglo XVIII, que muy posiblemente estuviera construida sobre uno de los templos romanos, dicen que fue espectacular. Postumia (Paqui Viruez) asombró a los asistentes volviendo a su lugar de residencia casi 2000 años después de su muerte, narrando su historia, su vida y los merecimientos que hicieron que su padre, con aprobación de los decuriones municipales, le erigiera una estatua con su correspondiente pedestal honorífico en el foro ocuritano. Acto en el que, según consta en la inscripción, hoy día restaurada, conservada y expuesta en el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique (San Juan de Letrán), se dio un banquete público en su honor.

La jornada siguió con una serie de combates entre los legionarios de la Décima y un grupo de guerreros íberos, recientemente incorporados a la asociación, así como diversos desfiles y maniobras, como la famosa “testudo” (tortuga) defensiva. También se efectuaron actos junto al Mausoleo de Ocuri, donde se realizaron ofrendas en honor a los difuntos.

Combate 1

Combate en el Foro de Ocuri (Fotografía de Luis Rodríguez “Elalemán”)

Combate 2

Otro aspecto del combate en el Foro ocuritano (Foto Luis Rodríguez “Elalemán”)

Uno de los objetivos de esta asociación es, precisamente, el fomento y difusión del conocimiento de la vida, costumbres y cultura romanas en nuestro ámbito geográfico inmediato y para ello dispone de dos grupos de trabajo diferenciados, uno de ámbito histórico general y otro exclusivamente castrense encarnado por la centuria de la Legio X “Equestris”, de época tardorepublicána (la original fue constituida por Julio César en el 61 a.C.) y que fue el origen de la asociación. La Legio X lleva siete años organizando y realizando la Bajada Romana por la calzada desde Benaocaz a Ubrique (siempre en un fin de semana de finales de junio) que cada año se supera con mayor participación y con un mayor número de actividades culturales y lúdicas.

Precisamente, la recuperación de la antigua calzada, de origen romano, es otro de los objetivos primordiales de la asociación, un legado histórico y patrimonial de primer orden que en los últimos decenios ha sufrido constantes destrozos. Para ello se va a organizar para Junio la VIII Bajada Romana que se va  a acompañar de nuevo con actos culturales, conferencias y jornadas de actividades recreacionistas romanas de las que ya iremos dando cuenta.

Cartel VI Bajada Romana

Cartel de la VI Bajada de la calzada Benaocaz- Ubrique (2015)

El trabajo de reconstrucción histórica que se realiza, previa documentación y con asesoramiento de especialistas, se ve plasmado en la creación de indumentaria, tanto civil como militar,  utensilios, armas, enseñas, objetos cotidianos como cerámicas, adornos, elementos suntuarios, etc…que paulatinamente se van incorporando a las representaciones, todo ello como hemos dicho con una finalidad fundamentalmente didáctica, pedagógica y divulgativa.

Además de los legionarios de época republicana y el grupo de íberos recién incorporados, la asociación cuenta con varias matronas patricias (Constancia y Flavia), una pequeña domina niña (Tulia), una esclava (Marcia), la sacerdotisa Postumia y varios ciudadanos ocuritanos.

Ocuritanas

Un grupo de “ocuritanas” (sacerdotisa, matrona, esclava y pequeña domina) abandonan juntas el foro y nos enseñan su indumentaria (Foto: Luis Rodríguez “Elalemán”).

Desde el sábado 14 de enero de 2017 y tras acuerdo con la Concejalía de Cultura, Festejos y Turismo del Ayuntamiento de Ubrique, el segundo sábado de cada mes, los miembros de la Asociación Romanos de Ubrique apoyan y dinamizan las visitas guiadas a la Ciudad Romana de Ocuri, que tanta atención de público llevan teniendo desde la reapertura del yacimiento arqueológico a finales de 2014 tal y como dimos cuenta desde este blog.

Grupo en entrada

El grupo recreacionista que participó el 11 de marzo de 2017 en la reaparición de Postumia Honorata en la ciudad romana de Ocuri

Desde aquí no solo felicitar tanto a la Asociación Romanos de Ubrique como al Ayuntamiento de Ubrique por esta importante iniciativa, que a buen seguro redundará en la calidad de la difusión histórica del rico legado romano de nuestra sierra, sino que constituye, para mí, un motivo de satisfacción personal por el hecho de que el trabajo que, junto con muchos otros compañeros y compañeras, hemos realizado, desde hace más de 20 años, para recuperar y poner en valor este yacimiento romano se vea, hoy día, recompensado…Gracias, de verdad, a todos los que lo hacéis posible…éste era nuestro objetivo…que Ocuri  ¡volviera, al fin, a estar viva!.

Anuncios