Presentación

LJ GuerreroHola a todos. Me llamo Luis Javier Guerrero Misa. Soy Arqueólogo e investigo en la Sierra de Cádiz.

Me he animado a escribir en un Blog para dar a conocer mis trabajos en el mundo de la Arqueología, en el que llevo desde los 18 años (aunque con algún que otro paréntesis profesional). Espero poder compartir con todas aquellas personas interesadas en la Historia en general y en la Arqueología en particular, mi pasión por esta ciencia, sean o no profesionales de ella. Me gustaría que mis investigaciones, pero también mis dudas y mis problemas sobre la arqueología, lleguen al mayor número de personas. La Arqueología no tiene sentido si no se divulgan sus descubrimientos y no avanza si no existe publicación y discusión de las investigaciones de cada arqueólogo, de cada equipo de investigación. Creo firmemente en la difusión de nuestro trabajo, demasiado hermético, a veces, para la sociedad a la que estamos obligados a informar.

Por último, espero y confío que estas páginas sirvan para difundir el rico legado histórico y cultural de la comarca en la que vivo, la Sierra de Cádiz.

Juan Guerrero González… “In Memoriam”

En la madrugada del 12 de agosto de 2014, apenas unas horas después de cumplir 92 años, fallecía en Sevilla, Juan Guerrero González…mi padre.

Hombre luchador, tenaz, incansable, que hizo toda su vida “honor” a su apellido, no solo sacó adelante una familia de seis hijos, sino que fue un auténtico emprendedor, un brillante agente comercial que se ganó el respeto de empresarios, comerciantes y compañeros durante casi 50 años de profesión. Es más, sus profundas ideas democráticas, heredadas de su padre, le hicieron defender desde mediados de los años sesenta la maltratada profesión de agente comercial, siendo primero vocal, luego vicepresidente y finalmente presidente del Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Sevilla (1986-1990), donde participó activamente en la modernización de su profesión, incluso a nivel estatal. Durante su mandato se compró y rehabilitó la magnífica sede del colegio en la sevillana calle Orfila, que conserva artesonados y azulejos de principios del siglo XX, en un proceso difícil de negociación que mi padre lideró eficazmente y que le dio un recurso patrimonial de primera magnitud a los colegiados sevillanos. Le concedieron la primera medalla de oro al mérito colegial de los Agentes comerciales de Andalucía, así como otras distinciones.

Sólo una una cruel enfermedad, larga, silenciosa e implacable ha conseguido vencerlo…Ya está con mi madre y ambos en todos nosotros.

Fotografía de mi padre en la calle Monte Carmelo de Sevilla en 1980

Fotografía de mi padre en la calle Monte Carmelo de Sevilla en 1980

 

Si soy arqueólogo se lo debo en gran parte a mi padre. Él fue quien siempre me apoyó en los momentos duros, en los de duda, en los de crisis, a lo largo de toda mi vida. Siempre lo tuve como respaldo y a la vez como modelo. Yo podría haberme quedado a trabajar con él y mis hermanos, en la empresa de agentes comerciales que creó. De hecho, le ayudé en varias ferias comerciales en Valencia (en donde incluso nos cogió el nefasto 23 de Febrero de 1981 con el golpe de Milans del Bosch…), junto a mis hermanos, pero él prefería que yo estudiara, que acabara la “carrera” y me convirtiera en lo que siempre quise ser: arqueólogo.

De pequeño leía con avidez la biblioteca de mi padre, hombre culto y autodidacta que supo inculcarnos a todos el valor de los libros. Gracias a muchos de ellos fue naciendo en mí la idea de convertirme en historiador…en arqueólogo…en excavar en tierras lejanas, en Egipto, en Mesopotamia, en Pompeya…algo inusual para un niño de 12-13 años en la rancia España tardofranquista de principios de los setenta.

Cuando le dije en 1976 que iba a estudiar Historia, sé que le dí una gran alegría y cuando cinco años después terminé la licenciatura en la Universidad de Sevilla, me regaló un magnífico reloj SEIKO que aún conservo.

La práctica de la arqueología en Sevilla a finales de los años setenta y principios de los ochenta era muy difícil y se limitaba a las actuaciones del Museo Arqueológico Provincial, donde colaboraba y donde realmente me gradué en arqueología. Él asistía, satisfecho, a mis primeras excavaciones, a mis primeros hallazgos, mis primeras publicaciones que guardaba con orgullo. Me ayudó a comprarme mi primer coche para poder desplazarme a estas excavaciones, fuera de Sevilla, por entonces todas sin remuneración (como mucho una pequeña dieta para la gasolina y los bocadillos…), a él y a mi madre les encantaba ver mis diapositivas sobre ellas, preguntarme por lo que extraía de la tierra…tocar algunos de los materiales…

Sin embargo, también empezaron mis primeros problemas profesionales que coincidieron, además, con la aparición de mi diabetes, y las cosas empeoraron para mí aún más con la llegada de las transferencias a la Junta…

Mis padres en una comida de los agentes comerciales de Sevilla a finales de los setenta.

Mis padres en una comida de los agentes comerciales de Sevilla a finales de los setenta.

 

Aún conservo un “óscar de plástico dorado” que me regaló en la navidad de 1984 y al que él mismo puso eslogan “Al mejor arqueólogo. Diciembre de 1984. La Roda de Andalucía”. Fue la muestra de su incondicional apoyo, sabedor que aquella excavación en La Roda de Andalucía (una necrópolis y una iglesia rural paleocristianas) fue toda una odisea y una prueba “de fuego” a la que las personas que entonces dirigían la recién creada Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en Sevilla me sometieron. No bastaba que llevara desde 1977 colaborando con el Museo Arqueológico de Sevilla (es más aquello era un “hándicap” para mí… más que una ventaja), ni que hubiera trabajado ya en numerosas intervenciones arqueológicas, sino que me enviaron, en las peores condiciones posibles, en el peor mes para el ejercicio de la arqueología, con un contrato miserable (oficial de 1ª, ni siquiera licenciado…), sin dietas, sin materiales y sin ningún tipo de apoyo al pueblo más alejado de la capital…mientras otros, más “amigos” de la nueva dirección, se quedaban en Sevilla capital y en los pueblos más importantes (Carmona, Osuna, Écija)…donde, por cierto, alguno sigue 30 años después… está claro que yo no tuve tanto voltaje…

Solo el consuelo, el afecto y el apoyo de mi padre consiguió que no tirara la toalla, que encarara aquella situación y que siguiera luchando durante los siguientes años contra los obstáculos que aquellos “nuevos dirigentes” de la Arqueología oficial me pusieron, deseosos de que abandonara la profesión… evidentemente, no lo consiguieron…yo, como mi padre, como mi abuelo, como mis hermanos…me llamo “guerrero”…

El "oscar" que me regaló mi padre en las navidades de 1984 después de pasar la peor de mis experiencias arqueológicas...

El “oscar” que me regaló mi padre en las navidades de 1984 después de pasar la peor de mis experiencias arqueológicas…

He querido contar aquí solo una pequeña anécdota, pero significativa, de lo que mi Padre hizo por mí, pero son incontables las veces que he recurrido a él y muchas más las que, mirando en su ejemplo, he tomado decisiones importantes en mi vida y en mi profesión.

Sé que estaba orgulloso de mi, tan solo hace un par de meses le contaba al familiar de otro residente de donde estaba ingresado, ya fatalmente enfermo, que yo era un “famoso arqueólogo…¡el mejor de toda Andalucía!”… para él…lo era.

Solo puedo decirte bien alto..¡¡¡Gracias, Papá!!!

 

Actos vandálicos contra el Patrimonio Arqueológico de la ciudad romana de “Ocvri” (Ubrique)

En la mañana del día 14 de Junio de 2014 el equipo arqueológico que estamos desarrollando la intervención de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea de la ciudad íbero-romana de “Ocvri”, situada en el Salto de la Mora de Ubrique, nos hemos llevado la desagradable sorpresa de encontrarnos con varias estructuras arqueológicas de este importante yacimiento de la Sierra de Cádiz, pintados con un spray amarillo fosforescente. Igualmente se han cebado con nuestra excavación donde han desmontado todas nuestras tiranteces, hilos de cuadrícula, hincos y cintas de precaución. Algunos de los perfiles también han sufrido destrozos, aunque en éste último caso, de menor importancia.
Cómo es obvio, nuestro estupor ha ido en aumento a medida que hemos ido subiendo desde el Mausoleo, la estructura más afectada con pintadas en todas las caras visibles y en las jambas de la falsa puerta que hoy sirve de entrada, hasta el interior del yacimiento. Prácticamente todas las estructuras emergidas han sufrido daños. En la muralla se ha pintarraqueado la pequeña estructura del vano de entrada que estaba en proceso de documentación, mientras que en unos de los muros de la puerta se ha pintado una “N” al revés.

Fotografía del Mausoleo romano de "Ocvuri" donde se aprecian las pintadas.

Fotografía del Mausoleo romano de “Ocvuri” donde se aprecian las pintadas.

 

Vista del interior de la muralla con las pintadas sobre el lateral del vano de entrada.

Vista del interior de la muralla con las pintadas sobre el lateral del vano de entrada.

En la cisterna nº 1, ubicada al Este del recinto de entrada, se ha pintado sobre los muros posiblemente ibéricos la palabra “POL” y en el interior de la cisterna una marca que podría ser una “T”. En la llamada “Casa de Vegazo”, seguramente parte de uno de los templos de la ciudad romana y que domina por el sur el Foro, se ha dibujado un cuadrado a modo de ventana y en las termas se ha visto afectada la cisterna cubierta situada junto a ellas.

Pintada en la Cisterna nº 1

Pintada en la Cisterna nº 1

Los hechos se han puesto, oportunamente por parte del Ayuntamiento, en conocimiento de la Guardia Civil, que ha reconocido el yacimiento, comprobando “in situ” los destrozos y hemos quedado a la espera de que el SEPRONA se haga cargo del asunto.

Pintada en el interior de la Cisterna nº 1 sobre el "opus signinum".

Pintada en el interior de la Cisterna nº 1 sobre el “opus signinum”.

No es la primera vez que el yacimiento sufre actos vandálicos, hace años que se destruyeron todos los carteles informativos e interpretativos que allí pusimos a comienzos de este siglo con el programa “Arqueosierra”, pero si es la primera vez que lo hacen mientras estamos trabajando en el yacimiento. No solo nosotros, sino también un Taller de Empleo de turismo y jardinería dedicado al yacimiento. Y creo que este hecho no es casual…
En mis casi 35 años de arqueólogo, nunca me he sentido tan “vigilado”, tan “observado” e incluso tan “cuestionado” por personas que dicen defender el patrimonio, pero que, curiosamente, carecen de conocimientos profesionales o académicos sobre el mismo. Personas que han llegado incluso a dudar, en público y en privado, de mi capacidad como arqueólogo…no siendo ninguno arqueólogo, historiador, restaurador o de profesión cualificada relacionada con el Patrimonio. Esto no tendría para mí mayor importancia, sino fuera por lo que ha pasado hoy…
Parece que hay una especie de “Mano Negra” que no quiere que se recupere el yacimiento de “Ocvri”. Hay algunas personas interesadas en que este yacimiento no salga para adelante, que no se vuelva a poner en valor, que no se consolide, que no se restaure, que no se abra de nuevo al público, que no sea una fuente o recurso generador de cultura y de riqueza…

La pintada enmarcando una supuesta "ventana" en la llamada "Casa de Vegazo", construida sobre los restos de uno de los templos romanos.

La pintada enmarcando una supuesta “ventana” en la llamada “Casa de Vegazo”, construida sobre los restos de uno de los templos romanos.

Tengo este convencimiento y tengo que decir también que lo de esta mañana no me termina de sorprender del todo… A lo largo de estos tres meses de intervención, entre nosotros, el equipo de arqueólogos que lo estamos dando todo por este yacimiento, hemos comentado más de una vez el temor a que “algo” pasara cualquier día, a que llegáramos una mañana a la excavación y nos encontráramos con una desagradable sorpresa.

No deja de resultar significativo que haya pasado ahora, con la excavación muy avanzada, con dos fines de semana en el que el Ayuntamiento ha programado todo tipo de actos culturales y lúdicos en torno al yacimiento, entre los que se encuentran tres conferencias (una de ellas a mi cargo…), un taller de vestimentas romanas, un “convivium” (cena con alimentos y bebidas típicas romanas) en el Bar del yacimiento, una obra de teatro clásico en el Centro de Recepción, más el fin de semana final de junio con los actos de la Vª Bajada a “Ocvri” desde Benaocaz por la calzada romana, que incluye desfiles de centurias de legionarios romanos, mercados, actuaciones en la calle, etc… (el enlace a las actividades en la web de Ayuntamiento: http://ayuntamientoubrique.es/noticias/cultura-y-fiestas/1503-v-bajada-romana-a-ocuri.html ).

Cartel del triptico informativo sobre la Vª Bajada de "Ocvri", precisamente con el Mausoleo de fondo...(Foto: Ayuntamiento de Ubrique)

Cartel del triptico informativo sobre la Vª Bajada de “Ocvri”, precisamente con el Mausoleo de fondo…(Foto: Ayuntamiento de Ubrique)

No deja tampoco de ser significativo y yo soy testigo directo de primera mano pues estoy vinculado a este yacimiento desde 1987, que estos actos vandálicos se produzcan cuando hay un equipo de gobierno (sea del color que sea…) que, tras años de abandono por gobiernos municipales anteriores, se esté preocupando a conciencia y con una apuesta decidida por poner en valor de nuevo el yacimiento, invertir sobre él y ponerlo en uso cultural y turístico…incluso dejándose la piel en él si es preciso…

Pintada sobre el muro de cubierta de la Cisterna situada junto a las Termas de "Ocvri".

Pintada sobre el muro de cubierta de la Cisterna situada junto a las Termas de “Ocvri”.

Harto significativo todo, incluso el que las pintadas sean supuestamente “simbólicas” como ha dado a entender un medio de comunicación local y que supuestamente se hayan hecho sobre “paredes reconstruidas”…algo que no es cierto ni en la muralla, ni en la cisterna nº 1, ni en la “Casa de Vegazo”, ni en la cisterna junto a las termas…donde las piedras son originales. Este mismo medio (la Revista del Mediodía de la Sierra de Cádiz) es el que habla de “simbolismo”…Y nos preguntamos ¿Qué simbolismo puede haber en un acto de barbarie de tal magnitud?…¿Porqué se deduce esto de las pintadas?…¿Acaso no es obra de un descerebrado y estamos hablando de una mente “perversa”?…Muchas preguntas me surgen…muchas…demasiadas.
Quizás el autor de las fotos que aparecen en este medio (las nuestras son del co-director de nuestra excavación Jesús Román…) podría explicarnos porqué ha deducido que son “simbólicas”… Yo no lo veo…Claro que, quizás, antes debería explicar también ¿qué hacía antes de las 9 de la mañana en un yacimiento en obras al que está prohibido acceder sin autorización y debidamente señalizado?…¿A qué supuestos “trabajos de limpieza agrícola” que estaba “comprobando” se refiere este señor…(que sepamos solo se están realizando trabajos silvícolas, que no agrícolas, por parte del Taller de Empleo…) y ¿porqué se arroga el derecho de “comprobar” no sé qué cosas? Y, sobre todo, ¿quién le ha dado permiso para estas “comprobaciones”?…¿Tiene alguna facultad, profesión o mandamiento que le cualifique para “comprobar” el trabajo de los demás?…No sé, a lo mejor resulta que está por encima de la autoridad del director de este Taller de Empleo o incluso por encima del mismísimo Servicio Andaluz de Empleo que lo financia y controla…no lo sé…todo pudiera ser…lo que está claro es que me surgen muchas preguntas, muchas…demasiadas…

HIncos, tiranteces, cintas de precaución de la zona en excavación arrancados y tirados...

Hincos, tiranteces, cintas de precaución de la zona en excavación arrancados y tirados…

Al hilo de esto me viene a la cabeza, sin saber porqué, los varios casos de miembros de “retenes forestales” de apagafuegos que en este país han quemado montes para que así los contrataran de bomberos…algo que desgraciadamente ha aparecido ya muchas veces en los medios de comunicación…o también la de los bomberos “pirómanos”, que incendian lo que sea para poder lucirse en su sofocación, atraídos por la supuesta “belleza” del incendio…algo que también por desgracia, no es un mero oximorón, sino una cruda realidad…

Nuestra realidad es que hay alguien que no quiere que el yacimiento de “Ocvri” salga adelante…y a veces me avergüenzo de vivir en un país como el nuestro…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicada una página de Facebook con el “Diario de Excavaciones en Ocvri (Ubrique)”

Conscientes de su compromiso con la sociedad y con la necesaria información que ésta demanda en la actualidad en las tareas financiadas con fondos públicos, el equipo técnico de Oppidum, gestión Cultural y Arqueológica, compuesto por los arqueólogos Luis Javier Guerrero Misa y Jesús Román Román y el arquitecto técnico Manuel J. Castro Rodríguez, encargados de la dirección y ejecución de la actividad arqueológica de control de movimientos de tierras y apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea de la ciudad íbero-romana de “Ocvri” (Salto de la Mora, Ubrique, Cádiz), hemos decidido publicar una página en el medio de red social “Facebook” para informar de manera continuada de los progresos de dicha intervención arqueológica. Como hemos expresado en la introducción de ésta página. “Queremos que a través de esta página el público en general y los ubriqueños en particular sean patícipes, en primera fila, de nuestra intervención arqueológica de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea” de esta importante ciudad íbero-romana de la Sierra de Cádiz. Día a día daremos noticias del progreso de nuestra intervención y relataremos, sin emplear demasiados tecnicismos, los principales acontecimientos que se produzcan, anécdotas, problemas que surjan, etc… También daremos difusión a nuestros trabajos anteriores sobre las excavaciones y la puesta en valor de “Ocvri”.

Tareas de limpieza previa en la zona de la entrada de la Muralla Ciclópea de "Ocvri" (Ubrique, Cádiz), en los primeros días de abril de 2014 ( Foto: Oppidum, gestión cultural y arquelogica).

Tareas de limpieza previa en la zona de la entrada de la Muralla Ciclópea de “Ocvri” (Ubrique, Cádiz), en los primeros días de abril de 2014 ( Foto: Oppidum, gestión cultural y arquelogica).

En estos primeros días de abril de 2014, una vez iniciada oficialmente la intervención arqueológica, autorizada por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, hemos estado realizando amplias tareas de limpieza en todos los sectores de la muralla, tanto aquellos afectados por el derrumbe parcial ocurrido en mayo de 2012, como en el resto de los sectores, sobre todo zona del vano de entrada a la ciudad romana. La financiación de las obras corre a cargo, íntegramente, del Excmo. Ayuntamiento de Ubrique, que ha prestado una inestimable colaboración en la puesta en marcha de la obra. Asimismo, colabora con nosotros la arqueóloga ubriqueña María Campos y el Taller de Empleo “Ocvri” que dirige actualmente el arqueólogo Luis Iglesias.

El enlace público a nuestra nueva página de Facebook es la siguiente: https://www.facebook.com/pages/Diario-de-excavaciones-de-Ocvri-2014/1407995502809963

 

INICIADA LA INTERVENCIÓN ARQUEOLÓGICA DE APOYO A LA RESTAURACIÓN DE LA MURALLA CICLÓPEA DE “OCURI” (UBRIQUE, CÁDIZ)

El pasado día 7 de Abril, tras algunos meses de retraso por problemas presupuestarios, iniciamos la intervención arqueológica de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea de la ciudad romana de “Ocuri” (Ubrique, Cádiz). El proyecto, autorizado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y financiado íntegramente por el Ayuntamiento de Ubrique, es codirigido por quién esto escribe y el arqueólogo Jesús Román Román, ambos miembros de la Asociación “Papeles de Historia”.

La intervención consta de dos fases de actuación bien diferenciadas. En la primera, que acabamos de iniciar, se van a limpiar las vegetaciones y los derrubios caídos en los últimos años las zonas que se excavaron entre los años 2000 a 2003, reactivándose los antiguos perfiles y preparando todo el sector del interior de la muralla caída para su restauración. Una vez realizada la limpieza se desescombrará toda la zona derruida y se procederá a un meticuloso trabajo de numeración y documentación (en dibujo y fotografía) de las grandes piedras ciclópeas movidas por la vegetación intrusiva para proceder a su desmontaje ordenado. Tras esta operación se intentará eliminar las grandes raíces que han ocasionado el derrumbe y se instalará un sistema de drenaje de aguas para impedir el embolsamiento en las zonas interiores e impedir nuevos procesos erosivos.

Limpieza del perfil Oeste de la zona interior de la Muralla Ciclópea de "Ocuri" (Ubrique) en los primeros días de intervención (Foto: Luis Javier Guerrero).

Limpieza del perfil Oeste de la zona interior de la Muralla Ciclópea de “Ocuri” (Ubrique) en los primeros días de intervención (Foto: Luis Javier Guerrero).

En la segunda fase, que se ha adjudicado a una empresa constructora de la localidad de reconocida experiencia, se volverá a montar las grandes piedras ciclópeas en su lugar de origen y se trabarán para impedir su desplazamiento. Este proceso será el más complicado y difícil de la intervención pues el porte y peso de algunas piedras es impresionante. Al mismo tiempo, toda el área afectada en la zona noroccidental de la muralla, así como el vano de entrada, que aún conserva los arranques de las pilastras que flanqueaban la puerta y varios de los escalones originales, será consolidada y restaurada.

Como ya expusimos en este mismo blog, afortunadamente, los dibujos y fotografías que se tomaron en la excavación del año 2003 y las que se hicieron en 2004 para un primer malogrado proyecto de restauración que no consiguió finalmente suficiente financiación, nos van a permitir ahora su correcta restauración pues sabemos la ubicación exacta de cada una de las grandes piedras ciclópeas.
Por tanto, recordamos que el objetivo principal de esta intervención arqueológica de apoyo a la restauración de la Muralla Ciclópea de “Ocuri”, es conseguir la total estabilización de la estructura muraria, eliminando no solo los peligros derivados de la acción bioturbadora de las plantas intrusivas y del ganado circundante, sino eliminando además las posibles presiones físicas y mecánicas que los sedimentos acumulados en su trasdós han venido ocasionándole en los últimos siglos, tras su “taponamiento” intencionado en el siglo XVIII.

Su posterior consolidación debe ir pareja a un proceso de nueva “puesta en valor” para su posterior inclusión en las visitas turísticas guiadas, que el Ayuntamiento quiere potenciar a corto plazo, al ser un elemento estructural imprescindible que nos ha suministrado una importantísima y valiosa información sobre el devenir histórica de esta notable ciudad íbero-romana de la Sierra de Cádiz.

 

Conferencia sobre la aportación de la Arqueología al conocimiento de la Frontera Cristiano-Nazarí

Este próximo jueves, 16 de enero de 2014, participaré en II ciclo de conferencias que ha organizado la Asociación de Amigos del Archivo de Jerez (bajo el epígrafe “Caminando por la Historia. La frontera en las fuentes documentales”) con la conferencia que he titulado “Aportación arqueológica al conocimiento de la Frontera y la Repoblación de la Sierra de Cádiz: los casos de Benaocaz y Archite”. El acto se celebrará en el Salón que la ONCE tiene en Jerez, en la calle Gaitán, a las 20,00 horas.

A pesar de que hace ya algunos años que no intervengo arqueológicamente en Benaocaz, para mí fue todo un orgullo que este pasado verano el Ayuntamiento de esta preciosa villa de la Sierra de Cádiz me invitara a dar el “Pregón” de sus fiestas de verano. Fue una noche especial y muy entrañable para mí y quiero aprovechar para agradecer a su alcalde, Juan Mangana, y a su teniente de alcalde, Ana Belén García, los detalles que tuvieron conmigo. Benaocaz fue la razón por la que mi devenir profesional terminara por decantarse por la sierra gaditana. La primera vez que pisé tierras benaocaceñas fue en 1978, mientras aún era estudiante en la Facultad de Historia de Sevilla y ya colaboraba con el incipiente grupo de estudiantes y licenciados que el entonces conservador (y luego director) del Museo Arqueológico de Sevilla, Fernando Fernández, organizó para poder desarrollar una primaria “arqueología de urgencia”. En  esos años grupos espeleológicos de Sevilla (ETES) y Jerez (GIEX) habían comenzado a explorar las cavidades y simas de la sierra gaditana y en las de Benaocaz, se hallaron algunas con restos arqueológicos de época neolítica. Acompañé al ETES durante varios años en sus exploraciones en las denominadas “Simas de la Veredilla”  de Benaocaz (ver en este mismo blog mi entrada sobre este tema) y, junto con mi buen amigo Juan José Ventura, realizamos el control arqueológico de las mismas. Ambos aprendimos mucho de estas simas y pasamos momentos inolvidables y muy emocionantes cuando descubríamos salas repletas de restos neolíticos, pero también tuvimos momentos de bastante peligro en su interior, tanto que estuve a punto de perder la vida en una de ellas, la S-6.

Cuando acabé la carrera, mi catedrático de Arqueología, Don Manuel Pellicer, me sugirió que realizara la “Carta Arqueológica de Benaocaz”, dada mi vinculación al término, como memoria de licenciatura (las antiguas “tesinas”) y así durante más de dos años lo prospecté, ya con permiso de la recién creada Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (tras recibir las transferencias de competencias desde Madrid en 1984). Fruto de ello fue mi publicación sobre la Carta Arqueológica de Benaocaz y como consecuencia directa de ella mi primera intervención arqueológica en la sierra, en el despoblado de Archite, donde se pudo documentar parte de una vivienda, con un hogar, y de una calle empedrada. La cantidad de cerámicas, algunas casi completas, tanto nazaríes, como cristianas de primeros del siglo XVI, que pudimos recoger en los dos sondeos, nos permitió fechar esa parte del despoblado y nos sugirió hipótesis sobre las posibles causas de su abandono a mediados del siglo XVI.

Luego seguirían mis intervenciones en el Peñón Gordo, en la Tireta y, sobre todo, en el Barrio Alto (también llamado turísticamente “Barrio Nazarí”) de Benaocaz.

Vista de la entrada al Barrio Alto de Benaocaz desde el Este en el año 2000 (Foto: Luis Javier Guerrero)

Vista de la entrada al Barrio Alto de Benaocaz desde el Este en el año 2000 (Foto: Luis Javier Guerrero)

El Barrio Alto de Benaocaz estuvo a punto de ser prácticamente destruido en 1987. El Ayuntamiento había encargado a los Servicios Técnicos de la Diputación el planeamiento y ejecución de una carretera de circunvalación del pueblo para poder expandirse hacia su zona alta y comunicar los extremos del mismo por una vía rápida que descongestionara las estrechas calles del centro de la villa. Esta obra afectaba de lleno al antiguo barrio alto, por entonces totalmente despoblado, además de a un puente y una fuente (El Tejar). Las obras se iniciaron en agosto de 1987 y tras ser avisado por un vecino de Benaocaz, me personé en el lugar de las primeras demoliciones y, a base de interrumpir el trabajo de los maquinistas, conseguí que pararan. Tras conversaciones con el entonces alcalde, Carlos Ramírez Gago, que accedió a escuchar mis argumentos y tras discutir con el arquitecto enviado por Diputación, denuncié los hechos ante la Delegación Provincial de Cultura que paralizó oficialmente la obra. Se realizó una reunión entre Ayuntamiento, Diputación y Cultura y se acordó que se hicieran una serie de sondeos arqueológicos y de estudios paramentales de los restos del Barrio, que desafortunadamente no estaba incluido dentro del Conjunto Histórico-Artístico hecho unos años antes desde Madrid, para comprobar la antiguedad y valía del mismo. Como dato curioso comentaré que los servicios técnicos de la Diputación habían clasificado a la mayoría de los restos de viviendas de los siglos XVI al XVIII como “cochineras”, “huertos” o “basureros” (sic). Algunas de estas “cochineras” aún tenían pilastras en sus portadas e incluso una un claro resto de haber tenido un escudo nobiliario en su fachada…

Fue así, como tras casi seis meses de excavaciones en distintos lugares del barrio y de estudiar el tipo de construcciones e incluso del empedrado de sus calles pudimos demostrar que el barrio había sido una parte importante de la villa, que se había originado en época tardorromana, que había sido habitado en época nazarí y ampliado en época moderna, tras su repoblación con vecinos cristianos en el siglo XVI y hasta su despoblamiento a finales del siglo XIX o principios del XX. Un barrio que conservaba, empero, un trazado urbanístico bajomedieval, con empedrados originales y con viviendas que pudieron estar “fortificadas” para afrontar los duros momentos del asalto final cristiano y que, luego, albergó casas señoriales, algunas de gran porte, como el llamado “Casinejo”. Unos años después se consiguió ampliar la delimitación del conjunto histórico-artístico de modo que incluyera el barrio, paradójicamente el más antiguo de la población.

Aunque la obra de circunvalación quedó paralizada, nunca se terminó de hacer el proyecto de rehabilitación integral del barrio que, tras las excavaciones, propusimos, y no fue hasta el año 2000 cuando, ya integrados en el proyecto de la “Ruta Arqueológica de los Pueblos Blancos”, volvimos a actuar sobre el Barrio Alto, al que ya se llamaba “Nazarí”. Durante dos campañas se limpió, se consolidaron muros, se apuntalaron otros y ,sobre todo, se desescombró gran parte del barrio, con toneladas de basuras, enseres, chatarra, etc…eliminados de las antiguas viviendas. A la calle principal se la dotó de saneamiento y de cableado eléctrico en una obra que se hizo con un control arqueológico riguroso y exquisito del antiguo empedrado que era fotografiado, dibujado y numerado piedra a piedra antes de las acometidas y restituido a su lugar y posición originales tras la colocación de tuberías y cables. Igualmente se realizó la señalización del mismo y se instalaron carteles interpretativos de la historia y características principales del barrio y algunas casas significativas. Luego hubo un par de Talleres de Empleo que siguieron las labores de limpieza y consolidación de zonas en mal estado, pero desde el año 2006 el barrio ha quedado de nuevo paralizado y su estado a día de hoy es lamentable, aunque me consta que el actual Ayuntamiento trabaja para intentar que no quede en el olvido de las administraciones que pueden invertir en él. Aún no todo está perdido…

Evidentemente, todas estas actuaciones arqueológicas han aportado datos importantísimos y desconocidos hasta ahora de aspectos cotidianos y, a veces, no tan cotidianos de la vida en la Frontera y en la posterior Repoblación cristiana de la sierra y, sobre todo, han aportado nuevas perspectivas para la investigación de un período histórico que aún nos es muy desconocido. Aquí la Arqueología aún tiene mucho que decir, tanto por sí misma, como en tareas de apoyo a otras fuentes del conocimiento de nuestra Historia, como son las documentales y archivísticas. De todo esto, espero poder hablar en la conferencia del próximo jueves.

Cartel de la Conferencia organidaza por la Asociación de Amigos del Archivo de Jerez

Cartel de la Conferencia organidaza por la Asociación de Amigos del Archivo de Jerez

Como actividad paralela a la conferencia sobre Archite y Benaocaz, la Asociación, con el respaldo del Ayuntamiento de Benaocaz, organizará una visita guiada al pueblo el próximo sábado 18 de enero, donde podrá visitarse el Ayuntamiento, su rico y aún poco conocido Archivo, que se remonta a los inicios del siglo XVI, el Barrio Alto o Nazarí, el Museo Histórico y el Centro de Interpretación sobre el Barrio Alto y la vida en la frontera, en el que también tuve la oportunidad de participar en la elaboración de sus contenidos y que, lamentablemente, se encuentra cerrado al público.

Puede consultarse el itinerario y precios en la web de la Asociación: http://amigosarchivojerez.com/?p=1365

Los castillos medievales de la “Línea del Guadalete” (Jerez-Ronda, 1810-1812)

Muchas personas no saben que el estado ruinoso de muchos de los castillos, fortalezas y torres-vigías que conformaron durante los siglos XIII al XV la denominada “Frontera Castellano-Nazarí”, entre los reinos de Castilla y Granada, no se debe a la conquista de éste por los Reyes Católicos, sino a otro importante devenir histórico de diferente naturaleza.

Tras la caída de Ronda en mayo de 1485, todas las fortalezas que aún se encontraban en manos nazaríes se rindieron, quedando algunas en excelentes condiciones, por lo que durante los años siguientes muchas de ellas fueron reutilizadas, otras incluso fueron restauradas, por lo que estuvieron en funcionamiento durante bastante tiempo. A principios del siglo XIX aún había algunas que tenían guarniciones militares.

Sin embargo, cuando en enero de 1810 las tropas napoleónicas invadieron Andalucía y los restos del ejército español se refugiaron en la ciudad de Cádiz y ésta quedó sitiada, las antiguas fortalezas medievales, algunas con origen ibérico y/o romano, tomaron de nuevo un inesperado protagonismo. Así, viendo el mariscal Soult que la caída de Cádiz no iba ser fácil y estando amenazadas sus líneas logísticas y de comunicación entre Jerez, Sevilla y Málaga por los focos sublevados en la Serranía de Ronda y la Sierra de Cádiz (con extensión hacia el Campo de Gibraltar que estaba bajo influencia británica), se vio obligado a implantar una estrategia de control militar del territorio mucho más férrea, con la reutilización castral de las antiguas fortalezas medievales, surgiendo así lo que se denominó como la “Línea del Guadalete”. En ella ambos bandos se repartieron las fortalezas que se adaptaron a las nuevas armas de fuego (aspilleras y troneras) y de bombardeo (sobre todo con rampas para los cañones), se restauraron y se transformaron para sus nuevos cometidos. Incluso, como en algunos casos del lado francés, se construyeron nuevas fortificaciones, torres o murallas como en Ronda, Arcos, Bornos o Villamartín que se incorporaron a la línea de defensa y control. Por tanto, la mayoría de ellas fueron usados no solo como puntos de control territorial y afianzamiento y protección de las líneas de comunicación (vitales para los franceses que temían permanentemente ser “embolsados” por la retaguardia) y de logística, sino también como centros de mando, de acuartelamiento y de almacenamiento de la impedimenta y de las provisiones.

Mapa de los reconocimientos de los ingenieros franceses sobre la "Línea del Guadalete" (Cartoteca del Ejército, Madrid).

Mapa de los reconocimientos de los ingenieros franceses sobre la “Línea del Guadalete” (Cartoteca del Ejército, Madrid).

Esta “Línea del Guadalete” coincide geoespacialmente con el límite más occidental de la antigua frontera entre la Corona de Castilla y el Reino Nazarí de Granada. Y no es casualidad ya que la línea recorre gran parte del curso de este río, marcando en su margen izquierdo una serie de terrazas sobre la campiña alta, tanto de Jerez como de Sevilla, que fue denominada como “La Banda Morisca”, mientras que parte de su margen derecho está delimitado por las sierras calizas del relieve penibético en nuestra comarca, así que realmente es una frontera geográfica que divide zonas bien caracterizadas una de otra. Una frontera que algunos han clasificado como de tipo “cadena”, en donde había no solo fortalezas a ambos lados, sino torres vigías de comunicación visual entre ellas y plazas fuertes tras ellas que aseguraban la administración de hombres y recursos, Jerez, Sevilla o Morón en el lado castellano y Ronda y Antequera en el caso granadino.

En general la defensa del emplazamiento se basaba en una mezcla de dos elementos claves, el relieve orográfico y la poliorcética aplicada a éste, conformándose un binomio defensivo entre la orografía natural y las murallas que hacían inexpugnable las villas o pueblos y las fortalezas. Aunque todo no fueron aspectos bélicos en la vida cotidiana de la frontera, ya que también tenían funciones de intercambio comercial lícito, como los llamados puertos secos, donde se podía comerciar entre cristianos y musulmanes.

Una zona, nuestra comarca, que ha sido “frontera” muchas veces, no solo en la Edad Media, sino incluso antes, entre visigodos y bizantinos, entre “conventus iuridicus” romanos, entre zonas de influencia fenicio-púnicas y célticas, y, muy posiblemente, en la Prehistoria Reciente. La orografía, el relieve y hasta los tipos de suelos diferencian muy bien esta marcada línea geográfica.

Vista del Castillo de Fatetar (Espera, Cádiz) con su inmensa torre del Homenaje (Foto: Manuel J. Castro).

Vista del Castillo de Fatetar (Espera, Cádiz) con su inmensa torre del Homenaje (Foto: Manuel J. Castro).

Durante los años de ocupación y guerra contra los franceses, esta frontera volvió a renacer, siendo un elemento imprescindible tanto a nivel estratégico como táctico en las acciones militares entre 1810 y 1812 para ambas partes en conflicto. Trescientos años después de haber quedado inutilizada durante la fase inicial de la Guerra de Granada, la antigua frontera cristiano-nazarí volvió a reinstaurarse, adaptándose a los nuevos retos militares de una convulsa época que terminó cambiando el destino de España como nación independiente y destruyendo, total o parcialmente, a muchos de estos castillos.

Restos de la torre-vigía francesa de "El Bujedillo" en las cercanías de Bornos, Cádiz). (Foto: Luis Javier Guerrero).
Restos de la torre-vigía francesa de “El Bujedillo” en las cercanías de Bornos, Cádiz. (Foto: Luis Javier Guerrero).

Como ya dimos cuenta en este mismo blog, mientras los compañeros de la Asociación “Papeles de Historia” realizábamos nuestras investigaciones sobre la Guerra de la Independencia en la Sierra de Cádiz, que desembocaron en la publicación de nuestro libro “Estudios sobre la Guerra de la Independencia Española en la Sierra de Cádiz” (Consejería de Gobernación y Justicia. Junta de Andalucía. Córdoba, 2012), Manuel Castro Rodríguez y quién esto escribe elaboramos un capítulo sobre la reutilización de estos castillos medievales y su importante contribución al desarrollo militar de la contienda. Un año después, decidimos, ampliar ese capítulo con nuevas aportaciones, ilustraciones, cartografías y documentos del Archivo Histórico Nacional y enviarlo al XXXVI Premio “Manuel Corchado” sobre investigación histórico-arqueológica en arquitectura militar, que la prestigiosa Asociación de Amigos de los Castillos de España convoca anualmente.

Tuvimos de esta forma la oportunidad de ganar esta edición  con el trabajo que titulamos “La línea del Guadalete: los castillos castellano-nazaríes de la sierra de Cádiz durante la Guerra de la Independencia”, premio del que también dimos cuenta en este blog. En el premio estaba incluido la publicación del trabajo de investigación en la revista oficial de esta asociación de ámbito nacional.

Hace un par de meses he recibido un ejemplar de la revista “Castillos de España” (numero doble 171-172. Madrid, 2013), en el que viene publicado este trabajo. En él, se describen, de forma pormenorizada, cada uno de los castillos que se vieron involucrados en la contienda, su estado de conservación y las reparaciones que tanto tropas francesas como españolas, ejecutaron para reforzar sus líneas de defensa.

Portada del nº 171-72 de la Revista "Castillos de España", donde aparece nuestro artículo sobre la "Línea del Guadalete".

Portada del nº 171-72 de la Revista “Castillos de España”, donde aparece nuestro artículo sobre la “Línea del Guadalete”.

Como esta revista es difícil de encontrar, salvo si se es asociado, hemos decidido escanear el artículo y publicarlo aquí en formato pdf. Quiero pedir disculpas, no obstante, ante la mala calidad del pdf producido y a la escasa calidad de las ilustraciones que ya estaban con poco contraste en el original.

Por último expresa nuestro sincero agradecimiento a la Junta Directiva de la Asociación de Amigos de los Castillos por esta publicación y por todas las atenciones que tuvieron con nosotros el año pasado. Por si alguien le interesa, aquí está su web, donde tienen una importantísima base de datos con cerca de 10.000 castillos, fortalezas, torres y murallas de toda la península (http://www.castillosasociacion.es/).

La descarga del artículo aquí: La linea del Guadalete

El rey José I Bonaparte volverá a El Bosque (Cádiz) este fin de semana

Este fin de semana, del 22 al 24 de Noviembre, la localidad de El Bosque (Cádiz) volverá a recrear los hechos históricos que hace 200 años la convirtieron en municipio independiente de las Cuatro Villas de la Sierra de Cádiz. Por cuarto año consecutivo, la Asociación Histórico Cultural “Villa de El Bosque”, con la participación del Ayuntamiento bosqueño y de diversas empresas de este pueblo blanco, escenificará durante tres días diversas representaciones del levantamiento y posterior represión de los franceses sobre los habitantes de aquella pequeña localidad en febrero de 1810. Asaltada, ocupada y retomada varias veces durante casi dos años, El Bosque se convertiría en municipio independiente por un decreto de la Regencia, aún sitiada en Cádiz, como premio a su esfuerzo de resistencia al invasor.

Históricamente parece incuestionable que este pequeño pueblo fue el primero en levantarse en armas contra los franceses en Andalucía, que había sido invadida el mes anterior con un descalabro de las tropas españolas que tuvieron que retirarse hasta Cádiz, donde serían sitiadas durante más de dos años. La ocupación de la Sierra de Cádiz y la Serranía de Ronda fue siempre muy difícil para las tropas napoleónicas y de hecho los franceses tuvieron que rodearla, más que ocuparla, a través de una línea de puntos fuertes, castillos medievales reutilizados y puntos de control que se denominó la “Línea del Guadalete”, entre Jerez de la Frontera y Ronda, su plaza fuerte en la serranía. Durante dos años las “partidas españolas”, compuestas por antiguos soldados españoles “dispersos” y “guerrilleros” (que luego serían militarizados), mantuvieron en jaque a un importante número de tropas invasoras. De hecho,  la Regencia establecida en Cádiz imulsó, abasteció y dirigió las operaciones militares en la sierra para así “aliviar” el férreo cerco de la capital gaditana. Personalmente creo que sin el levantamiento de la sierra y su sacrificio durante esos dos aciagos años, posiblemente Cádiz hubiera caído, con lo que la guerra hubiera tenido un desarrollo muy diferente…

Si alguien quiere saber más sobre la Guerra de la Independencia en la Sierra de Cádiz, le sugiero que se descargue nuestro libro sobre la misma que hace dos años nos publicó la Consejería de Gobernación y Justicia en este enlace de este mismo blog : http://oppidumgestionarqueologica.wordpress.com/2012/03/02/nuestro-libro-sobre-la-guerra-de-la-independencia-en-la-sierra-de-cadiz-en-descarga-gratuita/

Este año la novedad consiste en la representación del paso del rey José I Bonaparte por la villa de El Bosque, hecho que ocurrió en la noche del 27 al 28 de febrero de 1810, tan solo 14 días después de la emboscada de los bosqueños a los franceses y de la brutal represión de éstos sobre la población al día siguiente. Debido a ello, la villa estaba casi desierta y el rey y su comitiva pasaron la noche en ella, para posteriormente dirigirse a Zahara de la Sierra. Igualmente, como ocurrió en la representación del año pasado, actuará el guerrillero Andrés Ortíz de Zarate alias “El Pastor”, un controvertido personaje de la época que fue uno de los pilares de la insurreción serrana. Además, aparte de los desfiles de las tropas napoleónicas y de los “guerrilleros” españoles, con “El Pastor” a la cabeza, habrá otras representaciones sobre vida cotidiana de la época, representación de la jura de la Constitución de 1812 (la famosa “Pepa”), bailes y danza del “fuego”, una representación de los “Desastres de la Guerra” (inspirada en los aguafuertes de Goya), mercadillo, concierto con el “Himno del Centenario”, etc…

Cartel de la IVª Recreación Histórica de la Villa de El Bosque con la llegada del rey José I.

Cartel de la IVª Recreación Histórica de la Villa de El Bosque con la llegada del rey José I.

La recreación se iniciará este viernes 22 de noviembre de 2013 con la presentación oficial de la misma por parte de la Alcaldesa Dª Inmaculada Gil López y el presidente de la A.H.C. Villa de El Bosque, D. Antonio Domínguez Durán. El pregón lo dará el ex-párroco de El Bosque,  D. Graciano Catalán Bono, incansable luchador por los derechos de los trabajadores. Será precedido por una recreación infantil y el desfile de las tropas francesas. Para aquellos que os interese conocer parte de nuestra historia, ver cómo lo celebra un pueblo de la sierra gaditana, acogedor como pocos, disfrutar de estos días de fiesta y degustar su impresionante gastronomía, os invitamos a que visitéis este fin de semana esta pueblo blanco, entrada del Parque Natural de la Sierra de Grazalema. Aquí tenéis el programa oficial. ¡Os esperamos!…

Frontal del Tríptico de la IVª Recreación Histórica Villa de ElBosque

Frontal del Tríptico de la IVª Recreación Histórica Villa de ElBosque

Trasera del Tríptico de la IVª Recreación Histórica Villa de ElBosque

Trasera del Tríptico de la IVª Recreación Histórica Villa de ElBosque